Autor: Serrano, María Isabel. 
   Madrid: Las soluciones han de ser anteriores al conflicto  :   
 Declaraciones a "Ya" del nuevo subgobernador civil de la provincia. 
 Ya.    14/12/1977.  Página: 20. Páginas: 1. Párrafos: 25. 

Madrid: Las soluciones han de ser anteriores al conflicto

La participación ciudadana es positiva siempre que no llegue a desbordarse No hay que esperar a que el

ciudadano tenga los mismos problemas que el día anterior Ha faltado planificación adecuada y se deben

evitar desmanes en el futuro

DECLARACIONES A "YA" DEL NUEVO SUBGOBERNADOR CIVIL DE LA PROVINCIA

"No vengo para ostentar un cargo, sino para cumplir un encargo: buscar con empeño las soluciones que

necesita Madrid y su provincia." Con estas palabras tan bien sonantes iniciábamos ayer—13 y martes—

nuestra charla con el primer subgobernador civil en la historia madrileña. Luis Sánchez-Harguinday es un

hombre dedicado a la medicina, a la cardiología clínica concretamente. Pero hace poco más de cuarenta y

ocho horas ha tomado posesión de un cargo político, al parecer, de suma responsabilidad.

—Como es lógico, todavía estoy tomando tierra—nos dice—. Por no tener, aún no tengo despacho

asignado.

Y es cierto, ya que para nuestro primer cambio de impresiones tuvimos que "instalarnos" en la primera

sala que encontramos vacía.

—El Gobierno Civil de la provincia se encuentra desfasado. Los problemas se han incrementado y, por

tanto, la capacidad de resolución ha quedado bastante menguada. Ello aconsejó el nombramiento de

subgobernadores, y lo digo en plural porque en principio iban a ser dos. El Consejo de Ministros sólo me

ha nombrado a mí y los criterios sobre esta decisión los desconozco.

—¿Sabe ya cuáles van a ser sus competencias especificas?

—Aún no; pero, a grandes ras gos, creo que me encargaré de coordinar las acciones de las distintas

delegaciones provinciales y los distintos departamentos ministeriales, según sea el carácter del problema a

resolver. Mi deseo es estudiar a fondo toda la problemática de Madrid capital y de Madrid provincia y

mantener contactos continuos y directos con los delegados provinciales. No me gustaría que ello se

interpretara como contactos a nivel de despachos oficiales, ya que por mi profesión estoy acostumbrado a

salir de él y mantener diálogos con los más directamente afectados.

El tiempo es oro

—Esto está muy bien y responde a los nuevos criterio* democráticos. Pero ¿no cree que en algún

momento la situación llegue a desbordarse y en estos y otros despachos oficiales se pierda un tiempo

precioso, que podría aprovecharse para solucionar realmente muchos problemas? ¿Aligo parecido al

"ungüento amarillo"?

—Hay que tener presente que el Gobierno Civil representa a la Administración en la provincia. Admitiré

diálogos y soluciones justa», pero considero que loa conflictos gratuitos no se deben producir, porque no

hay que dar lugar a ellos. Las soluciones han de ponerse mucho antes del conflicto.

—¿Qué opina de la participación ciudadana?

—Repito que estoy dispuesto contar con ella, porque me parece positiva siempre que no llegue a

desbordarse. No tengo un despacho oficial, sino un lugar de trabajo en beneficio de las personas de esta

provincia. Pero el tiempo es oro y hay que saber aprovecharlo. Paralelamente a nuestro esfuerzo

esperamos una justa respuesta de los ciudadanos.

El nuevo subgobernador civil piensa solicitar a los delegados provinciales un amplio "dossier" —según

cada materia—donde figure una tabla real y objetiva de loe problemas actuales en Madrid. No quiere

pecar de ligereza a la hora de tomar resoluciones y nos cuenta:

—No he tenido, hasta ahora, ni ocasión ni motivo para conocer ,a fondo la situación de Madrid. Sé lo

mismo que cualquier ciudadano preocupado lo más mínimo por lo que ocurre en la ciudad donde habita, y

ello gracias a los medios informativos. Debido a mi profesión conozco algo mas las deficiencias

sanitarias.

Un hombre de UCD

—Si le parece, y como consecuencia del puesto Que va a ocupar de ahora en adelante, sería conveniente

que nos diera su opinión sobre otros problemas que necesitan del trabajo y la dedicación de un

subgobernador.

—Sólo puedo decir que en materia de educación existen, demasiados defectos y que se ha de hacer un

examen exhaustivo de los puestos escolares en esta provincia. En cuanto a transportes colectivos,

entiendo que se deben afrontar a nivel general, pues no podemos consentir que un mismo problema afecte

cada día a las mismas personas. No hay que esperar a que el ciudadano tenga las mismas dificultades del

día anterior, los misinos atascos y la misma falta de vías de comunicación adecuadas.

—¿Cuál es, para usted, el partido político que más méritos está haciendo para las próximas elecciones

municipales?

—Unión de Centro Democrático está salvando la situación de forma satisfactoria. Esto es lina opinión

particular. Usted ya sabe que, sin estar afiliado a ninguno, me identifico con la política del Gobierno. No

obstante, respeto las demás posturas, porque en este juego político todas son válidas.

Madrid y la centralización

—¿Se prevé una reestructuración del actual Gobierno Civil?

—En ello está ahora el propio gobernador, a fin de agilizar las estructuras de este organismo. Es sólo

competencia del señor Rosón y creo que lo quiere tener zanjado en los días que quedan de este año.

—¿Puede darse el caso de que el subgobernador llegue a ser algo así como el número uno de las

relaciones públicas del gobernador?

—No lo creo, y si hubiera jurado mi cargo con la más mínima duda al respecto. No soy un hombre que

dice sí a todo. De, esa forma, no estaría aquí ni una hora más.

—¿Está usted de acuerdo con que Madrid ha sido víctima de la centralización?

—La capital no ha sido la única víctima. No podemos olvidarnos de´ unos dieciséis municipios c"n serios

problemas. La provincia entera necesita especial dedicación porque la debida planificación no se ha hecho

a tiempo y hay que tratar de evitar más desmanes en el futuro.

Antes de conversar con el nuevo subgobernador, éste había asistido a una reunión presidida por el señor

Rosón, a la que habían asistido los alcaldes del partido judicial de Alcalá de Henares.. De seguro que los

muchos y variados problemas de este sector ya los tenía el señor Sánchez-Harguinday sobre su mesa. Co-

menzaba el trabajo

María Isabel SERRANO

 

< Volver