Autor: Mota, Jesús. 
 La economía y sus protagonistas. 
 "Que el único que especule con el suelo sea el estado"  :   
 "Hay que comprar terrenos rústicos antes de calificarlos, y no al revés", dice el subsecretario de planificación y Medio Ambiente, don Eduardo Merigó. 
 Ya.    14/12/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 11. 

LA ECONOMÍA Y SUS PROTAGONISTAS

"QUE EL ÚNICO QUE ESPECULE CON El SUELO SEA EL ESTADO"

"Hoy que comprar terrenos rústicos antes de calificarlos, y no al revés", dice el subsecretario de

Planificación y Medio Ambiente, don Eduardo Merigó

El suelo, su especulación y su disponibilidad son temas recurrentes en una sociedad abusivamente urbana.

De cualquier forma, en el pacto de la Moncloa se pergeñaron medidas que hay que instrumentalizar. A

ello hay que añadir las peticiones as promotores y constructores para que se califique más suelo para que

continúe la cabalgada de urbanización. De todo ello hemos hablado con don Eduardo Merigó,

subsecretario de Planificación Territorial y Medio Ambiente y economista por más señas.

—¿A qué ritmo se está llevando la legislación sobre el suelo prevista .en el pacto de la Moncloa?

—.Muy rápidamente. Tenga en cuenta que la filosofía implícita en el pacto no era muy diferente de la

nuestra, lo que facilita mucho las cosas. Yo creo que para el primer trimestre de 1978 ya podrán ver la luz

algunos decretos. De todas formas procuramos no improvisar, porque en este caso improvisar sería una

barbaridad. En principio tengo que decir que la labor es muy compleja, porque el objetivo contenido en el

pacto es que el precio del suelo calificado o urbanizable se aproxime a la suma del costo del suelo rústico

más el valor de la infraestructura. En otras palabras, terminar con la especulación, No somos enemigos

de] beneficio empresarial, claro, pero no debe ser especulativo.

—¿Qué estrategia van a seguir para eliminar la especulación?

—Pues, en cuanto a los solares urbanos, intentarnos adecuar medidas fiscales para acelerar su puesta en

venta. En cuanto a los terrenos exteriores, nos parejee que, por el momento, bastaría con agilitar trámites

de venta y edificación, complementadas estas medidas con otras que pueden ir incluso hasta la

expropiación. Nuestro punto de vista es que el único que debe especular es, el Estado. Esta acción

especulativa debe tender a ampliar zonas urbanízables por el procedimiento de que el sector público haga

compras masivas de suelo rústico para calificarlo después como urbanizable. Un error que se cometió

antaño fue calificar antes de comprar, con lo que los precios eran inasequibles.

—Si se quiere seguir una política masiva de urbanización hay que suponer que existirá aigún freno de

orden patrimonial o artístico.

—Evidentemente, En este sentido se haría precisa una modificación de la ley de Arrendamientos

Urbanos, para que fuese más rentable mantener casas antiguas.

—En cuanto a las expropiaciones, no parece una vía muy despelada por el momento.

—Estamos en el mismo caso que en la cuestión anterior También hay que modificar la normativa legal

respecto a las expropiaciones para acelerar el proceso de disponibilidad de suelo. Y una cosa que me

parece muy importante es que las juntas que aplican los precios vayan en consonancia con la política

global descrita.

—Recientemente, en un congreso de la vivienda, los promotores y constructores afirmaron Que había que

disponer de más suelo urbanizarle.

—En su momento ya contestamos a ese tenia. Nuestra postura es que la calificación indiscriminada del

suelo no es la respuesta porque se califica y luego pasa que no se vende. Vamos a calificar suelo, sí, pero

para planes muy concretas y para condíciones muy determinadas. Como verá, el contenido de nuestros

objetivos es a la vez socialista, en tanto que pretendemos terminar con las plusvalías especulativas y

liberal, ya que queremos ampliar la oferta de suelo.

Jesús MOTA

 

< Volver