Autor: M. J.. 
 Garrigues, informado por los informadores. 
 Los problemas de Madrid, en dos horas y media  :   
 Se pidió información y acción para algunas infracciones que tiene reparación, y acción ministerial sobre viviendas desocupadas. El ministro ha prometido en enero mantener una reunión para dar su información.. 
 Ya.    15/12/1977.  Página: 18. Páginas: 1. Párrafos: 11. 

Garrigues, Informado por los informadores

LOS PROBLEMAS DE MADRID, EN DOS HORAS Y MEDIA

Se pidió información y acción pura algunas infracciones que tiene reparación, y acción ministerial sobre

viviendas desocupadas El ministro ha prometido en enero mantener una reunión para dar su información

El ministro de Obras Pública» y Urbanismo, señor Garrigues, convocó una rueda de prensa con los

informadores locales. Dos horas y inedia de reunión, pero la verdadera noticia yo diría es que el ministro

no dijo ni una palabra. Sólo al final, totalmente al final, dijo que en enero se celebraría una reunión en la

que hablaría él, y también una aclaración previa, que no llevaba temas preparados, como tampoco los

llevaban los colaboradores que compartieron con él el monólogo de los informadores.

En la calle, algún comentarlo y algún interrogante. Frío como un inglós. ¿Es así un liberal? ¿Trataba de

documentarse? i Realmente es posible que no estuviera enterado de los temas que se planteaban? ¿Tal vez

sea. que sabe escuchar? La realidad es que su mutismo sólo fue roto en algunas ocasiones para pedir más

explicación sobre algunos tenias; estuvo correcto, resultó acogedor, pero no dijo nada.

Informe al ministro

En el monólogo de les informadores se plantearon temas variopintos, pues no faltó incluso la nota de

humor de quien preguntó si el ministro se había leído la ordenanza cuarta, a lo que no contestó—bueno,

ya hemos dicho que no contestó a nada—, o quien cuando se discutía lo bueno o malo deü Ayuntamiento

en sacarla apuntillara que de no haber estado por medio la ordenanza el ministro Garrigues hubiera tenido

un tema menos para hacer su publicidad.

Pero, junto a lo anecdótico, se plantearon temas serios y yo diría que en mitad del mutismo ministerial

escuchó con voluntad y reflexión más de vina "verdad" de las muchas que se "soltaron" ayer, y hasta me

atrevería a aventurar que ante temas allí expuestos decidió mantener la callada por respuesta y meditar

durante un mes esas respuestas.

Hubo una pregunta Inicial: ¿Qué tal está el país", y también una respuesta muy uniforme al declarar que

mal, paralizado tras la democracia y sin llegar a resoluciones definitivas, a soluciones de problemas

pendientes, que pueden llegar al pueblo a retraerse en unas próximas elecciones.

Se expusieron tres temas muy contundentes para Madrid, como son el Metro—aunque éste no cae ya

dentro del departamento ministerial del señor Garrigues—, y se tachó como despilfarro el que hubiera tres

mil millones de pesetas procedentes de los españoles ."enterrados" en túneles del Metro que no están en

servicio. El plan de saneamiento integral retenido cuando los madrileños, cuanto más al Sur más

contaminada tienen el agua, más contaminada padecen las cloacas y más contaminadas llegan a Toledo,

cuando hay obligación de sanear las aguas antes de salir de un municipio. El tema está pendiente de una

resolución del Consejo de Ministros. Viviendas, pro. telemático tema en que se expusieron los puntos de

vista sobre el chabolismo, las viviendas insuficientes y esas viviendas vacías—en algunos casos ocupadas

por asaltantes, lo que está mal, como también está mal que el . Ministerio no se haya ocupado de rescatar

esas viviendas vacías—. Hubo un recuerdo grato para Ramón Andrada, único director general que se

decidió a hacer la relación de estos pisos, incluso de darla a la luz pública, pero que su cese no le dio

tiempo a ello.

Usurpar competencia a los Ayuntamientos

También se puso de manifiesto la competencia que se quita a los Ayuntamientos por parte del Área. La

competencia que se resta, sobre todo, al Ayuntamiento de Madrid, por parte de los distintos órganos

ministeriales.

Be hizo hincapié sobre la necesidad de Informar por parte d;e la Administración sobre realidades que

están ahí en el suelo de Madrid, en el suelo de cualquier municipio de la provincia. En unos casos, con la

información «e puede llevar a cabo el reconocimiento de que la situación es irreparable; en otros, con la

información se puede acompañar también la decisión de reparar esos incumplimientos de la ley, de los

planes o de las ordenanzas, como puede ser el tema Mirasierra, como puede ser hacer realmente el parque

que el plan general fijaba en Moratalaz, como sería conocer el pago real de multas impuestas por

infracción urbanística, como podría ser la compra de terrenos para zonas verdes por parte de quienes se

olvidaron de esta reserva, pese a venir así en el plan general.

También se habló de competencia, pues resulta centralista y también un trato de favor, que los vecinos de

Madrid tengan derecho a ser recibidos continuamente por el ministro y no asi los de barrios de otras

ciudades, restando de esta forma competencia al delegado provincia); si bien es verdad que los vecinos

saltan de uno a otro despacho porque ni el delegado provincial, ni el director general ni lo» propios

subsecretarios tienen competencia para resolver lo* problemas que se plantean y tomar decisiones,

teniendo siempre que pasar los compromisos al ministro.

Otro tema que ge tocó en te conversación fue el de las elecciones. Retraso de elecciones, otra vez el globo

sonda, o sin globo ni sonda, de las comisiones gestoras y, por supuesto, la imposibilidad de que un alcalde

de brea o cinco meses ee entere de lo que es el Ayuntamiento de Madrid, ni le dejen vecinos y partidos,

pese a tener apoyo del Gobierno, a hacer una hermosa campaña electoral. Se discutió ai realmente los

partidos de Izquierda, además de líderes en los barrios, tienen un grupo homogéneo partidario, se Mego a

la conclusión de que no, pero que menos posibilidades tenía UCD, que bien poco se ha ocupado del tema

de los barrios.

La verdad, que tal vez haya que ser muy inglés para no decir en todo este monólogo ni una palabra de

compromiso ni una palabra de postura. Esperemos que en enero el ministro Garriguea hable y dé

respuesta a lo planteado ayer en esta reunión de sus colabore dores con los informadores.

M. J.

 

< Volver