Autor: Jiménez Gómez, Margarita. 
 Madrid, plaza universal. 
 El Área aprueba dos planes generales sin participación pública     
 
 Ya.    15/12/1977.  Página: 18. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

MADRID, PLAZA UNIVERSAL

El Área aprueba dos planes perales sin psrticipacion publica

COPLACO, con inusitada precipitación, ha aprobado inicialmente dos planes generales de municipios

encuadrados dentro de] término del Área Metropolitana de Madrid. Es decir, que la aprobación de estos

planes lleva implícita la modificación del plan general, ese que tiene encargo de revistar por el Gobierno,

desde abril de 1976, que ha sufrido tres retrasos en sus fechas de terminación y que sufre un nuevo

retraso, ya sin fecha límite. Ketraso éste, pese a la urgencia que para dicha revisión aconsejaba el Consejo

de Estado y reivindicaba el Colegio de Arquitectos, para que los ayuntamientos democráticos alcancen

esa revisión.

EL tema estaba bien claro, o, al menos, de forma bien clara quedó expuesto por la comisión técnica del

Área en la primera rueda de prensa del nuevo equipo, Antes de la revisión era necesario contar con

´ayuntamientos democráticos y era necesario hacer caso al artículo cuarto de la ley del Suelo en lo relativo

a la participación en las tareas áe ordenación. Sin embargo en te. última comisión delegada del Área se

decidió ¡a aprobación inicial de estos dos planes generales: Brúñete y Villanueva de la Cañada.

Se da la circunstancia de que, por necesidades de agua y basado sólo en cálculos técnicos—es decir, sin

tener en cuenta los propios deseos de la población—, te han fijado techos de población iguales para estos

municipios de 12.000 habitantes, en razón a que de momento únicamente podría abastecer con los

doscientos litros de agua por segundo, de caudal existente, a 35.000 habitantes, agua y habitantes que se

han repartido con «1 Municipio de Villanueva del Pardillo, que tiene el plan general definitivamente

aprobado con anterioridad, sólo pendiente de establecer los condicionantes del agua.

EN ¡a tramitación y aprobación inicial de estos dos planee, el Área se basa, o al menos

así se dijo en la rueda de prensa, en tes peticiones del Ayuntamiento, en la posibilidad de presentar

alegaciones en el período de información pública, pero se ha pasado por alto la participación ciudadana

que marca el artículo cuarto de la ley del Suelo, y que tanto esgrimen los nuevos integrantes de este

órgano colegiado.

En la pasada rueda de prensa del Área se .planteó, por parte de los informadores—claro está— cuál era la

urgencia para esta precipitación en la aprobación inicial de estos planes sin contar con vecinos, partidos

políticos, asociaciones, órganos colegiados, y se plantearon dos conjeturas: que estos municipios no

interesan desde el punto de vista electoral, da_da su escasa población, unos mil quinientos habitantes

entre los dos, mucho más escasa a la hora de tener en cuenta el número de votantes; o que existan unos

intereses particulares de promoción o resguardo de terrenos. A decir verdad, e1 tema fue discutido, pero

no contestiado.

CREO que los partidos poiíticos, los parlamentarios deseosos de centrar problemas, no sólo deberían

dedicarse a 1 o • grandes núcleos de población, como pueden ser Torrejón, Alcalá de Henares, Móstoles,

Leganés, Getafe o ta ordenanza cuarta, sino también a estos • pequeños municipios que, por sus escasos

recursos, por su Incluso hasta Ignorancia de los temas, pueden llegar a tomar una actitud de Inhibición

que a la larga I e 8 puede perjudicar y sólo beneficiar a tercero». Situaciones las suya que, aun cuando

resulten temas de míenos Humatividad—que Igual después se convierten en llamativos—, deben tener tan

en cuenta como las quejas de un núcleo de gran población, si lo que buscamos es ayudar, solucionar y no

sólo votos.

Margarita JIMÉNEZ

 

< Volver