Cavero y Álvarez de Miranda, en los "desayunos del Ritz". 
 No hay operación democristiana contra Suárez     
 
 Diario 16.     Páginas: 1. Párrafos: 10. 

Cavero y Alvarez de Miranda, en los «desayunos del Ritz»

No hay operación democristiana contra Suárez.

Madrid Miro Cavero y Fernando Alvarez de Miranda afirmaron ayer, en «los desayunos del, Ritz», que ni

se han planteado ni nadie les ha pedido participar en ninguna operación contra el presidente Suárez y que

la Democracia Cristiana no tiene ninguna estrategia para ocupar puestos de poder.

Es de resaltar que tanto José Luis Alvarez como Osear Alzaga declinaron la invitación a los desayunos,

porque, según dijeron, no son democristianos.

Confrontación

Para Fernando Alvarez de Miranda, aunque el liderazgo de" Suárez no será removido, es necesario que

haya una confrontación de líderes en el próximo congreso; porque «la unidad de mando tiene

connotaciones que no quiero ni recordar y por eso, en UCD, deben plantearse diversas alterna: tivas a

Suárez».

La opinión de Iñigo Cavero es diferente: «En un partido de organización presidencialista, no se puede

cuestionar el liderazgo de Suárez, porque debilitaría al partido y, por tanto, al Gobierno.»

Más adelante Iñigo Cavero señaló que el único hombre capaz de enfrentarse a Suárez es el propio Suárez,

mientras que Fernando

Alvarez de Miranda señaló que es preciso que exista una alternativa de poder a Suárez, al menos una

expectativa de alternativa.

Tanto Cavero como Alvarez de Miranda rechazaron tener contactos con el presidente del Congreso,

Landelino Lavilla, para presentarle como alternativa al presidente Suárez, y negaron cualquier tipo de

operación en torno al presidente del Congreso.

Asimismo, los dos políticos coincidieron en afirmar que «el problema de UCD no es Suárez, sino

convencer al país de que la solución que da UCD es la adecuada y que cualquier otro partido lo haría

peor».

En otro momento dijeron que los democristianos de UCD no están organizados como grupo o tendencias,

que se reúnen a cenar de vez en cuando, más por viejas amistades que por objetivos políticos y que no

tienen calculada la fuerza democristiana ante el próximo congreso.

«Hay unas cuantas .ponencias presentadas por los democristianos añadieron con una coherencia para

democratizar el partido, y consecuentemente limitar los poderes del presidente, pero somos conscientes de

que nuestras tesis no van a triunfar.»

De todas formas, Alvare.de Miranda considera que es necesario que la política de alianzas sea aprobada

por el consejo político y que debe haber una mayor transparencia en la política del partido, que tiene que

tener vida propia y servir de correa de transmisión entre la sociedad y el poder y no ser un partido, UCD,

que se dedica sólo al poder, olvidándose de los problemas de la calle.

 

< Volver