Seis horas duró la reunión del consejo político. 
 Calvo Ortega, secretario general de UCD por 107 votos y 32 en blanco     
 
 Diario 16.    12/05/1980.  Página: 3. Páginas: 1. Párrafos: 22. 

Diario 16/12-mayo-80

Seis horas duro la reunión del consejo político

Calvo Ortega, secretario general de UCD por 107 votos y 32 en blanco

Seis horas duró la reunión del consejo político de UCD, en la que se eligió nuevo secretario general del

partido a Rafael Calvo Ortega. El ex ministro de Trabajo obtuvo 107 votos a favor, con 32 votos en

blanco, una abstención y un voto nulo, lo que arroja un 22,7 por 100 de oposición, tal y como él mismo

reconoció, a su candidatura.

En la reunión se trataron otros temas, especialmente él de las autonomías, y la intervención del presidente

Suárez fue acogida con pocos y tibios aplausos.

Madrid — Rafael Calvo Ortega es desde ayer nuevo secretario general de UCD, tras la reunión de seis

horas que mantuvo el consejo político del partido gubernamental en un hotel madrileño´

El candidato presidencial obtuvo en la votación 107 votos a favor, 32 en blanco, una abstención y uno

nulo. En la posterior rueda de prensa, Calvo Ortega afirmó que le «preocupaba la idea de ser elegido por

unanimidad» y que le satisfacía los votos en blanco, ya que «demostraban el grado de democracia interna

del partido».

Aseguró a los periodistas el nuevo secretario general de´ UCD que no había mantenido contactos previos

con ningún miembro del consejo político y que los «treinta y dos votos en blanco significan que treinta y

dos compañeros de UCD no están de acuerdo con el nuevo secretario general», para afirmar a

continuación que si conociera sus nombres le gustaría hablar con ellos.

Suárez madrugador

La reunión del consejo político de UCD comenzó a las doce de la mañana. Minutos antes llegó al hotel

donde se celebró el acto el presidente Suárez y desde las once y media permanecía en su interior Rafael

Calvo Ortega.

Los más rezagados fueron el ex ministro de Hacienda y miembro de la comisión permanente, el

socialdemócrata Fernández Ordoñez, que llegó a las doce y media, y el democristiano Fernando Álvarez

de Miranda, cinco minutos más tarde. La razón dada por los dos de su retraso fue los problemas

circulatorios ocasionados por el final de la Vuelta Ciclista a España.

En el orden del día figuraba un único punto: elección del nuevo secretario general del partido, que

estatutariamente tiene que ser presentado por el presidente, previa dimisión del anterior, en este caso

Rafael Arias-Salgado.

Intervino en primer lugar el presidente Suárez, que a lo largo de media hora trazó un panorama de la

situación del país y del partido. Fueron pocos y tibios los aplausos que recibió.

A continuación tomó la palabra el secretario general saliente, Rafael Arias-Salgado, que centró su

intervención en la evolución de UCD durante su gestión, para terminar pidiendo el voto de los presentes

para el candidato Calvo Ortega.

Después, y saltándose el orden de la reunión, fue el propio Suárez quien propuso que se abriera un turno

de intervenciones, antes de proceder a la votación. Esto hizo que la reunión se prolongara y que sobre las

dos y media de la tarde se hiciese un descanso para comer.

A esa hora, Arias-Salgado celebró una rueda de prensa en la que explicó la marcha de la reunión y

contestó a varias preguntas sobre el futuro del partido, las tendencias existentes dentro del mismo y su

opinión sobre su sucesor, el ex ministro de Trabajo.

Votación por la tarde

El consejo político se volvió a reunir pasadas las tres y media de la tarde y continuaron las intervenciones

de miembros del mismo, que se alargaron unos sesenta minutos. A las cuatro y media se procedió a votar

la propuesta de Calvo Ortega como secretario general y tras el resultado, el ex ministro de Trabajo se

dirigió al consejo para agradecer . al presidente, a la comisión permanente y al consejo político su

nombramiento.

Señaló que había pedido al presidente Suárez y a la comisión permanente que meditasen su candidatura,

que el cargo le llenaba de satisfacción y que su deseo era que «tanto en la propuesta como en la elección,

se actuase con la mayor libertad y se pensase en un militante con experiencia en el partido, espíritu de

sacrificio, capacidad de integración y con una gran dosis de ilusión».

Calvo Ortega se refirió después que la labor en una secretaría general hay que juzgarlo no sólo en razón

de los resultados, «sino también por los medios y las circunstancias en que se ha actuado», y tras hablar

de la crisis económica, la inercia de problemas heredados y el rechazo de la demagogia juzgó muy

positiva la labor "del anterior secretario general, Arias-Salgado.

Unidad basada en la democracia

Se refirió después a la unidad del partido, por la vía de la reflexión común y de la ilusión colectiva y la

definió como «un concepto más hondo, más complejo, más rico y más fecundo que la unidad basada en la

cancelación de los orígenes y la evolución de cada uno de nosotros».

«Origen y evolución —añadió—, perfectamente legítimos, y que desde el momento en que se acepta

el marco estatutario que aprobamos en nuestro primer congreso y el juego de la democracia interna, se

convierten en un precioso instrumento para enriquecer nuestro colectivo».

Calo Ortega termino su intervención ante el consejo político de UCD manifestando su voluntad de

trabajar al máximo por el partido y «con la vista puesta en aquellos millones de españoles que estuvieron

a nuestro lado en el 77 y en el 79, de ios que somos deudores, y que pueden tener la seguridad absoluta de

que no les defraudaremos».

Cerró el acto el presidente del Gobierno, que calificó el debate como enormemente positivo y se refirió a

la utilidad y fruto de las reuniones del consejo político y demás órganos directivos del partido.

Nueva reunión este mes

Se acordó, asimismo, que en este mes se celebrará una nueva reunión del consejo, en la que el nuevo

secretario general expondrá las líneas de acción, así como los posibles cambios en la secretaría general, la

situación del partido y un balance tras los últimos acontecimientos políticos del país.

A las siete de la tarde se dio por concluida la reunión y Rafael Calvo Ortega se reunió con los periodistas

en una rueda de prensa.

De los ciento cincuenta y cuatro miembros del consejo no asistieron a la reunión de ayer trece de ellos,

entre los que se encuentran Joaquín Garrigues, Osear Alzaga, Carlos Sentís y Marcelino Oreja, este

último en viaje oficial con los Reyes.

 

< Volver