Rafael Calvo Ortega: El cambio estaba previsto hace tiempo. 
 No pertenezco a ninguna tendencia dentro del partido     
 
 Diario 16.    12/05/1980.  Página: 3. Páginas: 1. Párrafos: 10. 

Rafael Calvo Ortega: El cambio estaba previsto hace tiempo

No pertenezco a ninguna tendencia dentro del partido

Madrid — En su primera rueda de prensa como secretario general de UCD, Calvo Ortega señaló que no

pertenece a ninguna tendencia dentro del partido y que la existencia de éstas se ha magnificado desde el

exterior.

El ex ministro de Trabajo afirmó que el cambio en la secretaría general estaba previsto desde hace tiempo

y que su antecesor había expresado repetidas veces su deseo de dimitir y dedicarse a las tareas de

Gobierno.

Precisó Calvo Ortega que el proceso de formación de todo partido es lento y que «es imposible construir

un partido en tres años. Mi labor es dar impulso a lo que ya ha conseguido mi antecesor, que ha sido un

secretario general excepcional».

Acerca de si se habían abordado en la reunión los temas del próximo congreso del partido y el debate en

el Congreso a celebrar el día 20, afirmó que este último se había mencionado de pasada y que el congreso

de UCD, previsto para finales de octubre, es posible que se retrase unas dos semanas a consecuencia de

las necesarias y anteriores asambleas provinciales del partido.

En cuanto a la política a seguir para recuperar UCD el terreno perdido en Andalucía, Cataluña y el País

Vasco, el nuevo secretario general afirmó que no creía en esa pérdida, que en todo caso era a corto plazo,

y que la «política autonómica de UCD se va a definir clara y expresamente sobre Galicia y Andalucía», o

para remachar que «a medio y largo plazo nos será rentable la política de responsabilidad que estamos

llevando».

Como tareas a desarrollar desde su cargo, Calvo Ortega señaló su deseo de un mayor contacto con los

militantes y que si bien el cargo es técnico, «en ningún momento declinaré la labor ideológica que me

corresponde, ya que me creo un secretario general pleno. No voy a ser un ejecutivo».

Según Calvo Ortega el número de militantes de UCD está creciendo rápidamente, con varios miles de

solicitudes en los meses de marzo y abril de este año y que ello conlleva, una serie de preocupaciones por

las relaciones más estrechas con la base, así como por ejemplo el tema autonómico.

Al preguntarle por la aceptación de Suárez dentro del partido y una posible dimisión del presidente

manifestó que «Suárez fue elegido unánimemente en nuestro congreso y hoy se ha demostrado una

amplísima aceptación en el consejo político a su persona».

En cuanto a su catalogación como un hombre de Suárez y de la «empresa», Calvo Ortega afirmó que era

hombre del presidente en cuanto miembro del partido.

«Pertenezco a UCD y no conozco otro colectivo. Hoy en el consejo político todos los grupos han estado a

favor de la unidad.»

 

< Volver