Autor: Soriano, Manuel. 
 En la palestra: Pío Cabanillas. 
 "Hay críticos y críticos"     
 
 Diario 16.    09/02/1981.  Páginas: 1. Párrafos: 11. 

EN LA PALESTRA

Pío Cabanillas: «Hay críticos y críticos»

Fue uno de los «barones» de UCD y ahora ha sido el presidente de la comisión de estatutos, la más

discutida de las comisiones, en la que se han centrado todas las polémicas. En su despacho de Madrid Pío

Cabanillas Intento poner acuerdo a «críticos» y «oficialistas», y las negociaciones han seguido durante

estos tres días en Palma, a nivel más informal, de pasillos.

El espectáculo que se está dando en los pasillos del congreso, en que se ofrecen cargos y puestos en la

lista ejecutiva, no parece de lo más edificante...

Yo estaba en la comisión, pero me describieron el -espectáculo y sinceramente, no parecía nada

reconfortante.

¿Cree que es justa la oferta que se la hecho finalmente al sector «critico», con sólo cinco puestos como

máximo en la ejecutiva?

Yo soy uno de los convencidos de que hay críticos en distinto grado de intensidad. En sentido gráfico, en

la posición de critico se llega muchas veces en UCD. Hablando en términos gallegos, es una posición en

la que nadie es forastero. Pero eso no significa que todos sean críticos, ni mucho menos.

Aparentemente, UCD sale rota de este congreso. Hay quien anuncia incluso ya la formación de futuros

partidos desgajados de UCD.

Yo diría que el grado de coherencia en UCD es, por las características del partido, menor que en otros

partidos monolíticos o con una ideología muy definida. Se está siempre en un nivel no muy alto de

integración, pero eso es también su defensa, porque la gama de oferta política es. muy amplia y la

independencia personal también.

¿No cree, entonces, en la ruptura?

No, no pienso en ella, Quizá influye también que no lo deseo.

¿De alguna forma no hay una cierta irresponsabilidad en esa dimisión de Suárez. dimisión no

suficientemente explicada y que ha disgregado aún más al partido?

No creo que eso sea cierto. Hay actos que son en sí mismos inequívocos y me parece un poco pueril que

tengan que ser explicados como una lección didáctica.

 

< Volver