Ya. 
 Desbandada y purga en UCD     
 
 El País.    05/11/1981.  Páginas: 1. Párrafos: 2. 

Ya

Desbandada y purga en UCD

(...) El partido, a poco más de un año de las elecciones, queda tocado y desconcertado. Puede ser el

principio de la clarificación si, además, se acomete la tarea —inmediata por necesaria y urgente— de

dotarlo de un aparato serio y con autoridad, capaz de recomponer las fuerzas y de unirlas en el esfuerzo

común de crear una imagen de grupo que sabe lo que quiere y que está dispuesto a gobernar con decisión

el tiempo que le resta en el Gobierno, poniendo por delante los intereses de España a los intereses de

partido. Contra los pesimistas, la realidad es que UCD, con todos los resortes del poder en la mano y una

decidida voluntad de rectificar los errores cometidos, puede presentarse brillantemente a las próximas

elecciones. Es evidente que ahora mismo su papel está por los suelos, pero creemos que las virtualidades

qué lo hicieron partido triunfante y gobernante siguen intactas, entre otras razones porque el electorado

que lo apoyó está ahí, a la expectativa. Las derrotas parciales que ha sufrido —varias y dolorosas— han

sido más de castigo por la inoperancia que de rechazo de un programa que sociológicamente sintoniza

con la sociedad española.

Por eso decimos que desbandada y purga, seguramente necesarias, pueden ser el principio de la

recomposición del partido, (...) Madrid. 4 de noviembre.

 

< Volver