Autor: Cabellos, Carmelo . 
   La Moncloa se inventa la "guerra de las listas"     
 
 Diario 16.    26/01/1981.  Páginas: 1. Párrafos: 16. 

La Moncloa se inventa la «guerra de las listas»

Los aparatos paralelos de la Moncloa, que controla el cuñado de Suárez, Aurelio Delgado, han entrado

directamente en la «guerra de las listas» cara al congreso de UCD y en apoyo del «sector oficialista». La

política del globo sonda ya está en marcha, a la vez que los dirigentes centristas hacen méritos para nos

ser «tachados» en te elección final de Palma. Abril salta de nuevo al rumor como posible secretario

general.

Carmelo CABELLOS

Madrid — La «guerra de las listas» y la ampliación de la polémica inicial hacia la estrategia a seguir con

el partido del Gobierno en los próximos dos años, junto al aumento de zancadillas, intoxicaciones,

aparatos paralelos, constituyen los elementos del calentamiento final del congreso de UCD, que se abre el

jueves en Palma de Mallorca.

El pasado viernes, una vez sedimentada la propuesta de listas abiertas hecha por Suárez, tras el acuerdo

previo con sus «barones» de apoyo, saltó á la luz pública la primera «lista», el primer boceto de

predilectos y escogidos del presidente.

El valor político do estas listas es el juego de los ausentes. En la difundida, causó sorpresa la ausencia del

actual secretario general de UCD, Rafael Calvo Ortega, lo que no se debió a un olvido voluntario de

Suárez, sino a la modestia del propio Calvo Ortega, quien era precisamente el autor :de la lista, cuyo

objetivo era, simplemente, el de ser una primera aportación.

Sin embargo, lo más sorprendente es precisamente la difusión de las listas —habrá más los próximos

días— desde el aparato paralelo de la Moncloa. Este aparato paralelo aparece siempre bajo fórmulas, más

o menos, sofisticadas. La última venia bajo la rúbrica de «equipo de psicólogos» y expertos electorales.

Los «críticos» se manifestaron molestos los días pasados, porque Fernando Abril había criticado la

existencia de la oficina montada por los «críticos», a lo que éstos replican con la existencia de estos

montajes de la Presidencia del Gobierno —que dependen del secretario particular de Suárez, Aurelio

Delgado-, que están apoyando las posiciones «oficialistas».

Secretario, Abril

La política de globo sonda que supone el lanzamiento de listas y nombres para algunos cargos tiene,

como primer efecto, poner nerviosos a los .que no aparecen en ellas. Sirve para disuadir a quienes podrían

pasarse al bando contrario.

Dentro de estas sondas está también la noticia de que Fernando Abril Martorell, ex vicepresidente del

Gobierno, podría ser el nuevo secretario general elegido en el congreso de Palma. Esta candidatura queda

reservada al posible nivel de deterioro que pueda acusar Rafael Calvo Ortega, al que se le presupone un

cierto nivel de contestación en la convención centrista.

Personas próximas al ex vicepresidente declaraban a Europa Press que Calvo Ortega «no es el hombre

idóneo, a pesar de sus innegables cualidades y esfuerzos de integración. Hace falta un hombre con

autoridad suficiente como para poner en marcha la estructura del partido y lograr que funcione otra vez».

Lo cierto es que Fernando Abril, tras las recientes derrotas sufridas en la UCD valenciana, está dispuesto

a hacerse su campaña. Para hoy, y sorprendentemente, ha convocado una reunión extraordinaria del

consejo político valenciano. La convocatoria ha sido contestada por destacados dirigentes valencianos,

quienes han anunciado que hoy no acudirán a la reunión.

Los discrepantes de Abril anunciaron ayer que esta convocatoria conculcaba todas las normas estatuarias,

a la vez que presumían que el objetivo de la reunión será «provocar las clásicas adhesiones

inquebrantables.

Entre los firmante de la nota se encuentra Emilio Attard, el liberal Muñoz Peirats, el socialdemócrata

Aguirre, el democristiano Ruíz Monrabal y el «joven turco» Pin Arboledas.

Lista de apoyo

El sistema de listas abiertas, al abrir una contienda personal por encima incluso de las adhesiones

incondicionales, hace que los dirigentes busquen los votos y aumente estos días la movilización de los

líderes centristas.

Si este procedimiento da resultado, no se descarta la posibilidad de presentar, junto a la lista oficial

encabezada por Suárez, otra lista de apoyo del «sector oficialista», con el objetivo de aumentar la oferta

de nombres para restar votos a la que presumiblemente presente el «sector crítico», encabezada por

Landelino Lavilla. En esta previsión, según fuentes de crédito, la lista de apoyo estaría encabezada por el

ministro adjunto Pío Cabanillas.

Junto al maremágnum de las listas, la principal batalla ha estado centrada en las enmiendas a la ponencia

de estrategia política. Se han presentado un total de seis a la totalidad. Todas ellas, de alguna manera,

comulgan con las ideas del «sector crítico». En un principio, los «críticos» pensaban apoyar la presentada

por Gabriel Cisneros, que incluso cita párrafos textuales de la reciente conferencia de Herrero de Miñón.

Sin embargo, el texto-base de los «críticos» será el presentado por Herrero de Miñón. Un tercero es el

presentado por Manuel Fraile; el cuarto es del vicepresidente del Congreso de los Diputados, Modesto.

Fraile; el quinto de Dolores Villas, de Palencia, y el sexto del socialdemócrata — escindido del bloque de

Fernández Ordóñez— Francisco Soler Valero.

 

< Volver