Mientras se confirman las candidaturas de Cavero y Lamo. 
 Calvo-Sotelo no ha decidido aún la amplitud del reajuste ministerial     
 
 ABC.    29/11/1981.  Página: 6. Páginas: 1. Párrafos: 12. 

6/ABC

NACIONAL

Mientras se confirman las candidaturas de Cavero y Lamo

Calvo-Sotelo no ha decidido aún la amplitud del reajuste ministerial

MADRID.

De acuerdo con todos los indicios, la crisis interna de Unión de Centro Democrático quedará

prácticamente cerrada en los primeros días de la semana próxima con la elección de Iñigo Cavero como

nuevo secretarlo general del partido y de Jaime Lamo de Espinosa como portavoz del Grupo

parlamentario Centrista en el Congreso. Sin embargo, el presidente del Gobierno, señor Calvo-Sotelo, no

ha dejado traslucir sus intenciones sobre la amplitud de la crisis gubernamental, que forzosamente deberá

cubrir las vacantes de Cavero y Lamo.

El hasta ahora ministro de Cultura, Iñigo Cavero, declaró en la madrugada de ayer que «hay noticias que

a veces son algo más que rumores» cuando fue preguntado en el Congreso por su candidatura a secretario

general de UCD. Por su parte, el ministro de Agricultura, Jaime Lamo, manifestó que el presidente Calvo-

Sotelo le había comunicado su candidatura a portavoz del Grupo Centrista.

Según fuentes de la «plataforma moderada» y del sector martinvillista, Calvo-Sotelo comunicó a los dos

ministros citados su deseo de presentarles como candidatos a esos cargos durante los debates

presupuestarios. Ahora, como ya es sabido, sólo falta que se reúnan el Consejo Político de UCD y el

grupo parlamentario, convocados, respectivamente, para mañana y pasado.

REUNIÓN DEL CONSEJO POLÍTICO.

En el Consejo Político se espera que el orden del día tenga como punto único la elección del secretario

general. No se abordará, por el contrario, la elección de los cuatro miembros del Comité Ejecutivo que

faltan por cubrir, tras la salida de Fernández Ordóñez, Carmela García Moreno y Luis González Seara,

que han abandonado UCD, y de Adolfo Suárez, quien ya ha formalizado su dimisión como miembro de la

Ejecutiva. Por otra parte, es posible que se estudie la celebración del Congreso extraordinario del partido

en et País Vasco.

Por lo que se refiere a la renovación de los cargos directivos en el Grupo parlamentario Centrista, fuentes

del mismo han señalado que de momento sólo se procederá a la elección de Jaime Lamo de Espinosa, en

sustitución de Miguel Herrero. El diputado Bravo de Laguna ha preparado un informe sobre esta cuestión,

pero parece que de momento no se renovarán los cargos en el Consejo de dirección, en el que se registra

un equilibrio entre martinvillistas, suaristas y moderados.

REAJUSTE DEL GABINETE.

Lo que no está tan claro, como señalábamos al principio, es la amplitud del reajuste ministerial. Ayer se

estimaba en círculos centristas que la crisis «será corta» y dejará para los primeras meses del año próximo

una renovación total. Ese Gobierno —totalmente nuevo— sería el que afrontaría las elecciones generales.

Sobre este último punto, de nuevo han surgido especulaciones sobre su adelantamiento, aunque es una

sospecha fundamentada más en las dificultades por las que atraviesa el partido centrista que por datos

procedentes de Calvo´-Sotelo. Uno de los motivos que hacen especular a algunos diputados centristas —

consultados por Europa Press— del adelanto en la convocatoria de elecciones es el posible nombramiento

de un subdirector general de Asuntos Electorales.

Los mismos medios de UCD consideran que si la crisis es corta Calvo-Sotelo se limitará a cubrir los

Ministerios de Cultura, Agricultura, Trabajo, Sanidad y Segundad Social con un probable desdoblamiento

de éste) y de Relaciones con las Cortes Al mismo tiempo, ayer también se insistía en la creación de dos

Vicepresidencias, una para Asuntos Políticos y la otra para temas económicos.

En este ambiente han comenzado a aparecer las listas de aquellas personas que se barajan para ocupar

estos puestos, aunque la última palabra la tiene, como es natural, el presidente del Gobierno, pese a que

algunas de ellas tienen prácticamente asegurado su cargo.

Con este Gobierno —insisten las mismas fuentes—, Calvo-Sotelo quiere llegar al final de la celebración

del juicio contra los implicados en tos sucesos del 23 de febrero, para, una vez superada esta etapa,

proceder a designar un Gobierno en el que podrían integrarse importantes personalidades independientes.

PETICIÓN DE LOS SENADORES.

Con estos precedentes, el señor Calvo-Sotelo daría a conocer el nuevo Gobierno el próximo miércoles,

aunque éste es el punto menos perfilado de la operación renovadora de UCD. De todas formas, fuentes

solventes señalaban ayer que el Gobierno se podría reunir en Consejo de Ministros el próximo viernes, 4

de diciembre, toda vez que en su reunión celebrada en el Congreso quedaron algunos temas de carácter

económico pendientes de aprobación.

Mientras tanto, un grupo de senadores centristas ha dirigido un escrito a Leopoldo Calvo-Sotelo en el que

solicitan el cumplimiento de los estatutos del partido de forma que se proceda a la convocatoria de

elecciones en el Grupo parlamentario de UCD en el Senado. Como ya es sabido, la renovación de

portavoz del grupo, tanto en el Congreso como en el Senado, debe hacerse durante el presente período de

sesiones. No obstante, los estatutos de UCD son más claros en lo referente al grupo del Congreso que el

del Senado. En esta última Cámara algunos senadores estiman que no es preceptiva la celebración en el

actual período de sesiones. En el Senado los miembros de la «plataforma moderada» no están de acuerdo

con la permanencia de Francisco Villodres como portavoz del grupo. El señor Villodres cuenta con el

apoyo de socialdemócratas y suaristas, fundamentalmente.

ACTIVIDAD SOCIALDEMOCRATA.

Por otra parte, los socialdemócratas que han abandonado UCD quieren celebrar su primer Congreso

constituyente en los próximos meses. Un diputado socialdemócrata ha llegado a dar incluso la fecha del

día 9 de enero, mientras que otro miembro del grupo ha señalado que es muy improbable esa fecha, a la

vista del calendario de actividades que existe para esos días. En opinión de los socialdemócratas

escindidos, el Congreso tendría que celebrarse a la vista de la inminencia o no de la convocatoria de

elecciones generales. «Por eso en estos momentos no tenemos planteada en serio la fecha de celebración»,

ha manifestado a Europa Press el mismo portavoz

 

< Volver