Autor: Pujol, Aurelio. 
 Uno de los sancionados fue Julian Ariza Rico. 
 Recurso de cinco condenados por una reunion en Orcasitas     
 
 Madrid.    22/04/1969.  Páginas: 1. Párrafos: 9. 

TRIBUNALES, POR AURELIO PUJOL

UNO DE LOS SANCIONAOS FUE JULIÁN ARIZA RICO

RECURSO DE CINCO CONDENADOS POR UNA REUNIÓN EN ORCASITAS

Tres recursos de casación interesantes, ante la Sala 2a del Tribunal Supremo. Los tres, procedentes d«

Orden Público.

En el primero declaró este Tribunal probado, en la sentencia que dictó en su momento, que el 21 de abril

de 1967, a las ocho de la tarde, tuvo lagar en un local o almacén del Patronato Juan XXIII, de la barriada

madrileña de Or-casitas, una reunión convocada por personas ahora no identificadas, a la que asistieron

más de 500 personas.

Su objeto principal—seguía Orden Público—era dar a conocer un estudio de las Bases de la Ley Sindical,

confeccionado por las llamadas Comisiones Obreras, que fue aprobado por la casi totalidad de los

asistentes, muchos de los cuales estamparon su firma, autorizando el documento.

Continuaba la resolución: se abordaron otro* temas laborales y se invitó a los asistentes a acudir a ana

manifestación que se preparaba para el 1 de maro siguiente, por las principales rías madrileñas.

Para la reunión no existia la oportuna autorización de las autoridades gubernativas, se decía también.

Agregaba el relato: Julián Ariza Rico—con diversos ¡rucios ya celebrados y alguna condena Judicial,

Manuel Traba Garrido, Luis Boyo Muñoz, Juan Bautista Goicoechea Portucho y Trinidad Garcia Vidales

(los cuatro primeros sin antecedentes penales), a sabiendas de lo ilegal de la reunión, asistieron a ella,

tomaron la palabra y se dirigieron a los reunidos en diversos momentos del acto, que duró más de dos

horas.

Trinidad fue condenado en 1944 por delito contra la seguridad del Estado.

El fallo impuso a cada uno de los cinco procesados, en concepto de autores de un delito de reunión no

pacifica, cuatro meses de arresto mayor.

Y ahora, según digo, recurso. La defensa de Ariza, por tres motivos, uno quebrantamiento de forma; dos

infracción legal. La de Traba, tres, todos ellos por también supuesta infracción de Ley y la de Goicoechea,

patrocinado por el letrado don Jaime Cortezo, por dos motivos, ambos por infracción legal.

 

< Volver