Autor: Santos, Félix. 
   Obrero sevillano juzgado por el Tribunal de Orden Público     
 
 Ya.    01/07/1967.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

TRIBUNALES

Obrero sevillano juzgado por el Tribunal de Orden Público

En la mañana de ayer fue juzgado por el Tribunal de Orden l´úWíoo el vicepresidente de la Sección Social

del Sindicato del Metal de Sevilla, Eduardo Saborido Galán, a quien acusa el fiscal de pertenecer a la

Comisión Obrera del Metal de Sevilla, en calidad de dirigente, por lo que solicitó que se impongan al

procesado seis meses de arresto mayor, como responsable de un delito del artículo 172, cuarto en relación

con el número primero del 175 del Código Penal.

Alego el fiscal, en su extenso y detallado informe acusatorio, que si las comisiones obreras no son una

organización, no tienen estatutos ni están reglamentadas, sino que se trata más bien de un movimiento,

existe, sin embargo, un hecho jurídico-penal que determina su antijuridicidad y tipicidad, y es que

constituyen un hecho asociativo, cuyos fines y voluntad co-lectiva determinan la existencia de ¡a

asociación. Se trata, afirmó, de «na colectividad de personas integradas en este ente abstracto y superior

sin haber cumplido para ello los requisitos exigidos por la ley. Estamos, añadió el representante de la ley,

ante un delito formal.

Finalmente mantuvo que los términos "fundadores, directores y presidentes de asociaciones" del artículo

175, primero, del Código Penal, no deben Interpretarse en sentido gramatical, sino en un sentido lógico y

sistemático. La labor desarrollada por el procesado excede de la de simple asociado y debe enmarcarse en

los preceptos mencionados, por lo que debe ser condenado como responsable de un delito de asociación

ilícita.

INTERPRETACIÓN EXTENSIVA DE LOS PRECEPTOS Defendió al acusado el abogado sevillano

don Adolfo Cuéllar Con-treras, que afirmó que no es posible encuadrar la conducto del encartado en los

preceptos del Código Penal en que lo hace el fiscal, ya que ello supone realizar una interpretación

extensiva de los mismos, lo que está en contradicción con los principios tradicionales de nuestro derecho

punitivo, mantenidos hasta la reciente reforma del Código Penal. No consta, señaló, que el procesado,

elegido representativamente por sus compañeros de trabajo para el cargo sindical que ocupa, sea dirigente

de las Comisiones Obreras; en consecuencia, pidió su libre absolución.

El encartado fue elegido en las elecciones sindicales del pasado otoño vicipresidente de la Sección Social

del Sindicato del Metal de Sevilla. Al ser procesado a finales de enero fue suspendido del cargo por la

Delegación Provincial de Sindicatos pn tanto recaiga sentencia firme.

Félix SANTOS

 

< Volver