Autor: García Candau, Julián. 
   Mañana, día decisivo para las huelgas asturianas  :   
 Parece que el conflicto no quedará completamente resuelto. 
 Ya.    11/01/1970.  Página: 10. Páginas: 1. Párrafos: 12. 

YA —Pág. 10

INFORMACION

11-1-70

MAÑANA, DÍA DECISIVO para las huelgas asturianas

PARECE QUE El CONFLICTO NO QUEDARA COMPLETAMENTE RESUELTO

Casi confidencialmente nos cuentan las razones o pretextos que no han sido presentados en ninguna parte.

Son cada día más numerosos ios trabajadores politizados.

OVIEDO, 10. (Crónica por teléfono de nuestro enviado especial, Julián García Candan.)

Ya hemos llegado a] límite. Después de la jornada de hoy, cuando un solo pozo de Hunosa, el

"Olloniego", está funcionando con cierta normalidad, puede decirse que en esta empresa se ha llegado al

paro casi absoluto. De los 3.570 hombres que han entrado a trabajar, si descontamos lo- dei citado pozo,

solamente se han incorporado 210 picadores, los que forman parte de las brigadas de entretenimiento y

conservación, que son los únicos que no hacen huelga nunca, porque el abandono de este servicio puede

suponer el cierre de la mina. Como en "Solvay", se ha producido también un fuerte abstencionismo. En

"La Camocha" se ha Ido al paro total, como en "Eskar". En lo que respecta a la empresa privada,

solamente Figue-redo sigue todavía en funcionamiento.

El pasado 8 de noviembre entrevisté al ministro de Industria, señor López de Letona. Entonces e) recién

nombrado titular de esta cartera, al hacer mención al problema de] carbón, me dijo lo siguiente:

"Justamente por la importancia social del carbón es por lo que yo entiendo que hay que dedicarle una

especialíslma atención. En todos los aspectos en los que se Juegan Intereses de hombres se requiere

siempre !a máxima atención. El carbón tiene solución difícil a escala mundial. Ocurre en casi todos los

países y todera tienen que buscar solucione? adecuadas a sus circunstancias. Yo únicamente deseo ahora

dejar patente mi preocupación por el sector carbón y prometer que voy a dedicar el mayor tiempo posible

a tratar de encontrar ias soluciones más satisfactorias."

PROBLEMAS

El carbón era entonces, cuando hablamos, un problema económico. El carbón español es poco rentable y

no siempre de una gran calidad, y desde 1959 se observa un claro estancamiento en la producción.

Resulta que el precio del carbón español es caro en comparación con el de importación, y la proporción

del coquizable es pequeña, aunque ya hoy se comienzan a utilizar medios técnicos capaces de poder

contar para la siderurgia con un producto más aceptable. El problema económico subsiste, y en estos

instantes, cuando se juegan intereses de hombres, como dijo el señor ministro, ee requiere la máxima

atención. Atención máxima va a merecer esta huelga si el lunes no comienza a remitir. Atención máxima

esta teniendo en Oviedo todo el problema por parte de las autoridades.

En el Gobierno Civil se celebran hasta dos reuniones diarlas, a las que asisten los delega. dos de

sindicatos y trabajo. T atención máxima ha debido de tener el asunto en Madrid, cuando aquí «e rumorea

la posibilidad de míe sea nombrado un delegado del Gobierno si la cuestión empeora. lo que se cuece

entre quienes tienen la responsabilidad aparece algo confuso. Da la. impresión de que no existe

unanimidad de criterios. Los que sí parecen estar de acuerdo en algunas cosas son los mineros, ya que si

existen discrepancias entre ios huelguistas por iiliación, o por afición a ciertas filiaciones, todos parecen

empeñados en dos cosas: en considerar como demasiado dura la nota sindical de días pasados y no

aceptar tampoco la mano que les tendió el gobernador. Es decir, existe acuerdo para no estar de acuerdo

con nada.

LOS DE "OLLONIEGO"

El caso más cur oso de este conflicto es, sin duda, el del pozo "Olloniego", donde la mayoría de la

plantilla no ha hecho caso al maíz. Persona bien informada me ha dicho que los hombres de esta

explotación se han negado a secundar a sus compañeros porque entre ellos no existen verdaderos líderes,

ya que los que les mandaron algunas consignas no les causan ninguna simpatía. Los de "Olloniego", qus

parecen Inclinados hacia un socialismo moderado, no han querido saber nada con los que en algún

panfleto ha presumido de maoístas.

Con todo sigilo, ha habido quien rae ha contado la base fundamental de las peticiones de los parados.

Parece que muchos afirman que al elaborar el reglamento de régimen interno de Hunosa no se ha tenido

en cuenta para nada a los obreros. Estos insisten en que reclaman una mensualidad completa en pagas

extraordinarias y que las peticiones de los ayudantes mineros han quedado ein atender. Puestos a pedir,

los mineros piden, al menos algunos, que la Seguridad Social eea mejorada para todos. Puestos a pedir,

piden algunas cosas más meramente políticas, como asambleas libres y derechos de asociación. Parece

que a medida que van pasando los días los que han permanecido en silencio comienzan a hablar un poco

claro. Loa más extremistas consideran poco menos que de derechas a Santiago Carrillo. Se han unido

muchos hombres para ir al paro, pero entre las organizaciones clandestinas no existe la mínima unión.

De unos a otrog se insultan, y comienzo a sospechar que aunque el lunes ee vuelva al trabajo esta tensión

no va a desaparecer. Si t r a d iclonalmente los mineros han sido loe huelguistas del país, y muchas veces

con razón, y últimamente han batido todos los récords cercanos, tengo la impresión de que se avecina una

etapa mucho mee movida. Son cada día más loa hambres politizados.

Esta huelga, fríamente observada, presenta unos matices realmente curiosos. Aunque en ésta se consiga

solucionar lo de las pagas extraordinarias, resultará que para conseguir 2.000 pesetas más al año, la

mayoría habrá perdido cantidades mucho más sustanciales. Un picador, concretamente, puede haber

perdido ya unas 5.000 pesetas. Sólo pensando que no es por el huevo, sino por el fuero, tiene una

explicación el conflicto.

Según se ha podido detectar hoy, existe cierta predisposición para la vuelta al tajo en la zona de Langreo,

pero en Mieres sigue existiendo desdén hacia el arreglo pacífico.

Por lo que respecta a "La Camocha", según señalé ayer, después de! plante de la tarde no ha habido forma

de arreglar la cuestión de la paga. Repito que se negaron a entrar en la mina por no haber recibido los

libramientos que debían haber confeccionado los administrativos, qua también estuvieron en huelga y por

esta razón no pudieron realizarlos. Una fórmula propuesta esta mañana ha sido la de percibir dinero, el

que necesitasen, a condición de realizar después la correcta liquidación. No ha existido acuerdo y el paro

ha sido total. Es de presumir que esta actitud no facilitará en nada la labor de la comisión, que ha d´e tratar

el nuevo convenio colectivo, en el que estos obreros aspiran a equiparar sus sueldos con los de sus

compañero- de Hunosa.

Quienes hayan provocado esta situación es posible que no se hayan dado cuenta exacta de las

repercusiones que puede tener. Es probable que los mineros obtengan algún beneficio, que no será

mucho, puesto que sus pagas extraordinarias no pueden alcanzar cotas Importantes. Importante para ellos

es el salario, que ciertamente es muy superior al de la mayoría de los españoles, sin que yo quiera decir

con esto ni que no lo merecen ni que no lo suden, porque entre otras cosas éste es un oficio en el que

constantemente hay que lidiar con la muerte. A lo que quiero referirme es a esa posible subida del precio

del acero, que puede encontrar su catapulta en esta huelga.

 

< Volver