Autor: Bloom, Ricardo. 
   Más sobre relaciones laborales     
 
 Arriba.    19/08/1977.  Página: 6. Páginas: 1. Párrafos: 4. 

MAS SOBRE RELACIONES LABORALES

Señor director:

Respeto profundamente la opinión de don Manuel Ramos Gámez (ARRIBA, 18-VIII-77) contra mis tesis formuladas en mi reciente artículo «Relaciones laborales nuevas», publicado el día anterior. No puedo hacer lo mismo con la forma, que me parece descortés —por decirlo de una manera suave— al presentar como mías, incluso entrecomilladas, frases que yo no he escrito. Para muestra vaya un botón. Según el señor Ramos mi tesis es, y entrecomilla: «Todo para y por CC.OO. y ÜGT; nada contra ellos», cosa que nunca dije, antes bien escribía de «CC.OO., UGT y las demás centrales con potencialidad específica».

En otros artículos me he referido precisamente a USO y CNT; lamento no ver otras, por el momento, con peso real, pero eso no es cosa mía, sino de los trabajadores en con. junto que se afilian mayoritariamente a estas centrales y no a otras. Si en efecto se consolida ese «gran movimiento sindical libre» que vislumbra el señor Ramos —y fuera de verdad un movimiento de bases trabajadoras sin proteccionismos equívocos—, me merecerá todos los respetos.

Por lo demás, poco quiero añadir. Si defender la coordinación de las auténticas centrales sindicales piensa el señor Ramos que es «verticalismo» habrá que acusar de «verticalistas» a Camacho, Redondo y Zufiaur. ¡Vamos, hombre! El verticalismo es otra cosa bien distinta, que no tiene nada que ver coa el sindicalismo: meter en el mismo saco a empresarios y trabajadores (que todos pueden ser, en efecto, trabajadores, pero desde luego no son trabajadores de las mismas clases).

En cuanto a calificar de «fraude» y «expolio», mi tímida propuesta de que se entregue patrimonio sindical a las nuevas centrales, ya parece excesivo. ¿A quién entonces? El Estado no puede apropiárselo por las buenas, ya que equivaldría a haber gravado todos estos años a los trabajadores con un impuesto suplementario y de envergadura. Así que a ver, déme el señor Ramos otra solución.

Por último, aprovecho para concretar de una vez mi opinión al respecto: CC.OO., UGT, USO y CNT me parecen, por el momento, los interlocutores reales que ofrece el mundo del trabajo y, desde luego, con gran predominio de las dos primeras. Reconocer las realidades no equivale, necesariamente, a expresar simpatías que el señor Ramos me presupone.

Atentamente,

Ricardo Blom

 

< Volver