Autor: Pérez Montes, Ezequiel. 
 Información Laboral.. 
 La Coruña: Trabajadores de hostelería, encerrados y en huelga de hambre     
 
 Ya.    26/08/1977.  Página: 14. Páginas: 1. Párrafos: 5. 

La Coruña: Trabajadores de hostelería, encerrados y en huelga de hambre

LA CORUÑA. (De nuestro corresponsal, Ezequiel Pérez Montes.)

Desde los nueve de la noche de ayer, grupos de trabajadores ds hostelería de La Coruña, en su mayor parte despedidos, comenzaron a llegar a la Iglesia del barrio de Las Flores piara, constituirse en asamblea permanente. Los trabajadores acudieron provistos de mantas y beluoa de comida, previendo que el encierro podría durar toda la noche, como así fue. La patronal ha ofrecido a los despedidos una indemnización, que consiste en un mes de salario, y de esa cifra no quieren apearse. Los trabajadores, sin embargo, piden dos meses de salario por cada año de antigüedad. En el momento de redactar esta crónica, diez de la nuche, los trabajadores continúan en asamblea permanente, si bien se espera que en las primeras horas de la madrugada o últimas de esta misma, noche se tenga una solución en un sentido o en otro.

Por su parte, un grupo Integrado por unos diez camareros de El Ferrol se ha encerrado a últimas horas de la tarde de hoy en el edificio de la Domus Ecclesiae. situada en la zona de Cánido. El encierro de los camareros, que también se declaran en huelga de hambre Indefinida] está, motivado, según portavoces de los afectados, por el Incumplimiento del pacto por parte de los empresarios en el reciente conflicto de hostelería.

Alegan los camareros en huelga que se han violado las regla» del pacto, tales como las d« readmisión, de todas las despedidas si estos superaban a diez, cuando «n otras ciudades de la provincia, como La Coruña y Santiago, superaban la cifra

Según los mismos portavoces aunque la postura de encerrarse y la huelga de hambre se adoptan en solidaridad con La Coruña y Santiago, se considera que los camareros de El Ferrol no los han marginado y se basan para ello en que muchos de ellos han perdido los derechos contraídos ante el patrón, nuevo contrato de tres meses y división de horario, así como sufrir, humillaciones.

En principio, los encerrados eran diez, si bien se creía que «1 número se iría incrementando a medida que transcurriese la noche, hasta rebasar posiblemente los treinta, uno todas las tardes, en los locales de AISS, entre cuatrocientos y quinientos, abarrotaron tí salón de actos de la antigua Delegación Provincial de Sindicatos y otros muchos tuvieron que quedarse íuera a la espera de noticias. "Dos pancartas podían ver»» a espaldas de la presidencia con loe signos de la UGT y un eslogan estimulando la solidaridad hotelera. Montó, como es costumbre un servicio de orden en la sala y en los accesos pidiendo » cuantos querían participar en te reunión, así como a los propio* periodistas, eu identificación, Un miembro del comité de huelga in-dicó que algunos están recibiendo las primeras cartas de. despido.

Los trabajadores abogaron por el mantenimiento de la unidad para que la huelga no se venga abajo. Hubo quien se mostró partidario de terminar el paro cuanto antes y pidió un paréntesis da dos días para negociar, y ei no daba resultado podría volverse a la inactividad. El secretario general de la UGT manifestó a loa reunidos que todo seguía igual en el planteamiento del conflicto y que los representantes de los pa-pronoe habían manifestado que harían lo Imposible para influir en »u lucha.

Para mañana, viernes, sobre las cinco y media d« la tarde, se prevé la celebración de una asamblea de patronos y trabajadores para tratar de obtener resultados efectivos. Existe la impresión de que la distensión comienza a advertirse en el conflicto, y &1 curso de las próxima» horas puede ser decisivo para encontrar una «elación a ta huelga planteada.

 

< Volver