Declaraciones de Jiménez de Parga a los medios informativos. 
 Desmontar los privilegios     
 
 Pueblo.    08/08/1977.  Página: 7. Páginas: 1. Párrafos: 12. 

"DESMONTAR LOS PRIVILEGIOS"

Declaraciones de Jiménez de Parga a los medios informativos

«Es la vía del Gobierno para la liberación política y social, que excluye el continuismo y la revolución»

«Soy consciente de que el otoño será difícil»

«Sin embargo, confío en la moderación del hombre medio y en la responsabilidad de las centrales sindicales y del Partido Socialista Obrero Español»

«No estoy a la izquierda del Gobierno, pero soy ministro de Trabajo»

MADRID. (Cifra.) — «El presidente me ha respaldado. El presidente sabe que a la izquierda de UCD hay una gran Darte del país a la que atender. No es que yo esté a la izquierda de otros miembros del Gobierno, niño que soy el ministro de Trabajo», ha manifestado Manuel Jiménez de Parga a los representantes de los medios informativos en el curso de un almuerzo celebrado ayer.

«El Gobierno —añadió— pretende demostrar que se puede intentar la consecución de la justicia social desde una posición no marxista, y que se puede salir de una dictadora no sólo por las vías del continuismo o la revolución, sino por la liberación política y social, que exige, desmontar los privilegios.» Después de señalar que esto no es bolchevismo ni autogestión, sino normalidad democrática y aplicación por igual de la ley a todos los ciudadanos, el ministro señaló cómo había hecho ver a los empresarios que «no hay otra posibilidad de gobierno a la derecha de nosotros.»

Queremos —dijo— crear una convivencia pacífica entre todos los españoles y buscar el entendimiento con otros grupos. Hubiéramos podido, y era lo fácil, inclinarnos hacia AP, con lo que hubiésemos montado un Gobierno derechista, pero nuestro propósito es el de asegurar una herencia- de democrática y no podíamos olvidar a la mitad del país. El voto del 15 de junio —puntualizó— ha sido un voto moderado, en uno y otro sentido, y el Gobierno quiere servir a todos esa moderación,

A la pregunta de si teme un otoño caliente de reivindicaciones, Jiménez de Parga señaló que espera, en efecto, un otoño difícil y es consciente de que va a ser así, pero agregó que confía en el buen sentido y en la moderación del hombre medió y del trabajador español, así como en la responsabilidad de las centrales sindicales y del Partido Socialista Obrero Español. «Hoy —dijo—, los políticos y sindicalistas españoles, sea cual sea su postura, se tratan y cambian puntos de vista con naturalidad, y esto ya es un logro.»

Preguntado sobre las características negociadoras de cada una de las grandes centrales sindícales, manifestó que UGT se presenta con la fuerza del respaldo del PSOE, la Unión Sindical Obrera como puramente sindical y apartidista y Comisiones Obreras como fuerza sindical que también cuenta con un respaldo en las Cortes; señaló que en todas ellas tiene excelentes amigos y antiguos defendidos por él como letrado, y que acaso sea Nicolás Redondo, líder de UGT, uno de los negociadores más firmes en la

defensa de quienes representa, pero que en todo caso se le hacen más llevaderas diez horas de negociación con los sindicalistas que una hora con algunos empresarios.

«El problema — concretó— es procurar un punto de equilibrio en los convenios, para que ni se cree desempleo por el planteamiento de crisis empresariales ni tampoco reducción de la capacidad adquisitiva de los trabajadores.»

Las centrales sindicales — añadió— no se reducen, ni mucho menos, a las tres citadas, pero en cuanto a la CNT, expresó su impresión de que no parece desear el diálogo con el Poder. Y sobre la fuerza de cada una de ellas, dijo que la respuesta la darán las futuras elecciones sindicales, cuya fecha no concretó, aunque es deseo de los sindicalistas celebrarlas en el otoño, deseo que no parecen compartir los empresarios.

De cara a un futuro de integración en la CEE. el ministró manifestó la necesidad de emprender una tarea de información para que sepan todos, incluidos los empresarios, cómo son 1 a s empresas europeas. «O nos adaptamos a Europa —dijo— o tendremos dificultades». Y en este sentido puntualizó que ahora, con la reforma fiscal y el reconocimiento de la defraudación fiscal como delito, espera que este cambio necesario comience a producirse, empezando por la transparencia de los balances.

Tuvo el señor Jiménez de Parga un elogio al comportamiento´ de los militares, que han sabido aceptar las situaciones de incompatibilidad con una disciplina digna de todo elogio, y expresó su deseo

de que este ejemplo sea imitado por todos. Tuvo también una expresa referencia a la labor realizada por el teniente general Gutiérrez Mellado, vicepresidente primero para Asuntos de la Defensa.

Finalmente, hizo referencia a la necesidad de una serie de medidas sociales, provisionales en unos casos y otras que serán remitidas a las Cortes. «Ahora mismo —señale—no hay realmente un derecho efectivo de reunión en las empresas, y es necesario». Insistió en que es propósito del Gobierno, y por tanto del departamento de Trabajo, hacer como dijo el presidente, y que lo que es normal en la calle sea normal con arreglo a norma, porque no es buena la tolerancia.» En este sentido, el subsecretario, Jerónimo Arozamena y Sierra, señaló que es preciso de modo inmediato que los locales de la antigua Organización Sindical puedan utilizarlos las centrales para sus reuniones, si bien sobre el destino final de los locales, hoy de titularidad pública estatal, se decida con posterioridad. De todos modos — añadió— no podemos ignorar la necesidad de infraestructura de las centrales sindicales, que tienen, naturalmente, dificultades financieras.

Al almuerzo asistieron, con el ministro y subsecretario, los directores generales del departamento.

 

< Volver