No hubo avenencia en el acto de conciliación de panadería     
 
 Ya.    29/06/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

No hubo avenencia en el acto de conciliación de panadería

«La actitud empresarial es una baza política para subir el precio del pan» (don Gerardo Martínez) • La Dirección General de Trabajo dictará el laudo correspondiente en el plazo de cinco días

Al no llegarse a un acuerdo entre los empresarios y los trabajadores del sector de panadería» en el acto de conciliación celebrado ayer en la Dirección General de Trabajo, este organismo dictará el laudo correspondiente en el plazo de cinco días. La parte económica que negociaba el convenio nacional de panaderías retiró las ofertas garantizadas en reuniones anteriores, tales como el 35 por 100 de incremento sobre el salario basé, salario real durante las vacaciones, un kilo de pan por trabajador enfermo o accidentado y un aumento a discutir con loa trabajadores de las categorías complementarlas: mayordomos, repartidores, vendedores, etc., aparte del aumento general.

En la reunión de ayer mañana, que duró dos horas aproximadamente y que estuvo presidida por el director genera1 de Trabajo, don José Morales Abad, los empresarios retiraron las ofertas y decidieron someterse a. la de la norma de obligado cumplimiento. En la citada reunión, el presidente de la comisión deliberadora no permitió que estuviera presente ningún miembro de las centrales sindicales, en contra de lo que se había dicho días anteriores, ni tampoco la prensa.

"La actitud empresarial puede responder a un intento de jugar a una baza política de cara a una subida del pan", manifestó don Gerardo Martínez Armero, presidente de la UTT de panaderías, "Si se hubiera firmado el convenio—continuó el señor Armero—no hubieran tenido fuerza moral ante la Administración para la próxima subida. Así, como las subidas salariales vienen impuestas por la autoridad laboral, los empresarios tendrán buenos argumentos para establecer dicha subida."

Por su parte, don Fulgencio Conesa Castillo, presidente provincial de la UTT del sector, subrayó que hasta que no se conozcan los términos (ie] laudo no se tomará medida alguna. "De todas las maneras—continuó el señor Conesa—, cada provincia tomará los acuerdos que crea convenientes, ya que algunas tienen convenios favorables y otras no."

Los trabajadores esperan, pues, hasta el próximo sábado para tomar decisiones en el asunto, una vez conocido el contenido del laudo. Sin embargo, en las provincias más afectadas, que no tienen convenios provinciales, parece que existe un malestar por el resultado de las negociaciones y podrían declararse en huelga, como es el caso de Asturias. En Madrid—según declaraciones de un representante de Ja UGT— no dudarían en llevar una huelga de celo, fabricando exclusivamente lo que dicta la ley, con lo cual la mitad de los madrileños se encontrarían sin pan. Don Agapito Recio, presidente de la Federación de Panaderías de la UGT, resaltó la falta de consideración que han tenido con las centrales sindicales, que ni siquiera les han dejado formar parte en la elaboración del convenio. "Pero es posible—continuó el señor Recio—que a partir del día 1 de julio tengamos ya posibilidad Jurídica de negociar."

Las deliberaciones en torno al convenio colectivo nacional de panaderías quedaron rotas el pasado 6 de junio, y el día 22 los trabajadores presentaron el conflicto colectivo. Todo se llevó a cabo como consecuencia de un escrito de la UGT del 12 de septiembre pasado en el que se pedían unos puntos similares a los de la UGT y la no reestructuración de la industria, que supondría el que se quedaran en la calle la mitad de los trabajadores, es decir, unos 25.000.

 

< Volver