Tribunales. 
 Primera sentencia a favor de trabajadores despedidos por huelga ilegal     
 
 Ya.    26/06/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

Primera sentencia a favor de trabaja-dores despedidos por huelga ilegal

La Magistratura de Trabajo número 5 de las de Madrid ha fallado la primera sentencia, al menos en esta capital, favorable a trabajadores despedidos, en base a la nueva regulación de la huelga establecida en el decreto del pasado 1 de marzo.

Los trabajadores despedidos, pertenecientes a la empresa Japaint, Sociedad Anónima, participaron el 15 de abril, junto con otros compañeros de la plantilla, en una asamblea celebrada en los comedores de la fábrica. Comenzada la rumión se personó en la misma el director técnico de la factoría, que instó a los participantes a que depusieran su actitud y se reintegraran a sus puestos de trabajo, lo que éstos no hicieron hasta casi dos horas después, sin que en ningún momento se produjesen alteraciones de orden público y sin que conste que alguno de los trabajadores despedidos hubiese tomado parte activa en la asamblea. Cursadas las correspondientes cartas de despido, los trabajadores acudieron a la Magistratura de Trabajo, dirigidos por el letrado don Jesús Cañedo.

Entiende el magistrado en su sentencia la improcedencia de los despidos, ya que no puede considerarse-huelga ilegal el abandono del trabajo para participar en una reunión en la que se discuten problemas laborales pues, aun sin estar autorizada, tiene otras características y diferentes procedimientos, por lo que la conducta de los trabajadores debe tipificarse como un abandono voluntario del puesto de trabajo. Señala igualmente que aunque se considerase la reunión como huelga ilegal, para que la participación en la misma sea justa causa de despido ha de tratarse de una participación activa, habiéndose probado que ninguno de los despedidos tuvo una actuación destacada.

Finalmente se declara probado que la empresa no hacía constar las horas extraordinarias en las nóminas, por lo que había sido denunciada por los trabajadores, lo que tal vez pudiera explicar el rigor da la empresa al sancionar con despido a unos trabajadores por el mero hecho de haber estado reunidos durante dos horas, cuando a otros también participantes en la reunión se les impuso una simple sanción.

 

< Volver