El P.C.E., casa por casa  :   
 Durante su campaña electoral en Madrid serán visitadas 500.000 viviendas. 
 Pueblo.    25/04/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 10. 

EL P. C. E., CASA POR CASA

- Durante su campaña electoral en Madrid serán visitadas 500.000 viviendas

-

Durante el pasado fin de semana, el Partido Comunista de España realizó dos actos de gran importancia:

en Valladolid, el sábado. Santiago Carrillo intervino en el primer mitin legal después de cuarenta años;

ayer, domingo, concluyó la IV Conferencia de la Organización de Madrid.

La IV Conferencia de la Organización de Madrid del Partido Comunista de España ha tenido como tema

principal las eleciones, así como la campaña a desarrollar.

En el orden del día estaba prevista la elección del nuevo comité provincial (fue reelegido el antiguo, más

trece nuevos miembros) y el estudio y discusión de ponencias relativas a organización, movimiento

obrero y campaña electoral. Según ha podido saber Cifra, el Partido Comunista de España realizará en

Madrid una campaña electoral en la que sus militantes visitarán, una a una, aproximadamente quinientas

mil viviendas, con una incidencia directa estimada sobre dos millones de personas.

En lo concerniente a la campaña en la calle, el Partido Comunista de España se verá obligado a prescindir

prácticamente de las vallas publicitarias, ya que, según fuentes del partido, las agencias tienen ya

contratados sus espacios con Alianza Popular, el Centro Democrático, la Democracia Cristiana y el

Partido Socialista Obrero Español, principalmente.

Por ello, la imposibilidad de acceder a las vallas se suplirá con una propaganda masiva a base de carteles,

que militantes del partido pegarán por todas partes. Buena parte de éstos llevarán la imagen de Carrillo,

que es quien encabeza la lista de candidatos del P.C.E. al Congreso por la provincia de Madrid.

Asistieron al acto de Madrid cuatrocientos diecinueve delegados, en representación de los

aproximadamente dieciocho mil militantes con que cuenta el P. C. E. en Madrid. Esta cantidad significa

que la capital de España es la provincia (exceptuada Barcelona) donde el P. C. E. tiene un mayor número

de afiliados.

• VALLADOLID: «HAY QUE PEINAR LA PROVINCIA».—Ante más de nueve mil personas se

celebró en la tarde del pasado sábado el primer mitin legal del Partido Comunista de España tras la guerra

civil —según nos informa F. Cantalapiedra—. El acto, que tuvo lugar en el Pabellón Polideportivo Huerta

del Rey, de la capital del Pisuerga, contó con la intervención del secretario general d e 1 partido, Santiago

Carrillo, y, entre otros, de Julián Ariza, de Comisiones Obreras —que encabeza las listas del P.C.E. al

Congreso por Valladolid—, y Anselmo Hoyos, del Comité Ejecutivo.

El mitin, precedido de gran expectación, reunió a varias cadenas de televisión de Bélgica, Alemania y

Estados Unidos. El señor Carrillo comenzó su alocución saludando a «esto Castilla de los comuneros, la

Castilla de los hombres que se levantaron contra la Monarquía extranjera» para hacer que «fuera un

baluarte de la democracia. En otro momento de su charla se refirió a la persecución sufrida por los

militantes ded P. C. E., añadiendo que «a pesar de todo, en nuestro pecho no hay odio ni espíritu de

revancha, porque los comunistas estamos dispuestos a que en este país nunca jamás vuelva a haber otra

guerra civíl».

También a lo largo de su discurso dijo: «Si hemos dado el paso de asumir junto a nuestra bandera del

Partido Comunista de España la que hoy es bandera nacional, los que silban esta decisión quizá olvidan

que bajo la bandera tricolor de la República fue reprimida la revolución de mil novecientos treinta y

cuatro."

Terminó su intervención dando vivas a Castilla, a España, a Ja libertad y a la democracia, al socialismo y

al Partido Comunista

• PROBLEMAS CON LAS ™ BANDERAS.—A lo largo del mitin, las trescientas personas que

componían los servicios de orden del P.C.E. tuvieron que resolver algunos problemas sobre la marcha, tal

como obligar a retirar una bandera republicana exhibida dentro del pabellón. Hubo, a la entrada, pequeños

forcejeos, destinados a impedir que se introdujera una ikurriña. hasta que por fin se dieron órdenes de

admitir todas las banderas de «España y sus nacionalidades, excepto la republicana". Asimismo, durante

la intervención del secretario general del P. C. E., un grupo de militantes de la Liga Comunista

Revolucionaria abandonaron voluntariamente el recinto, en señal de disconformidad con las palabras de

Santiago Carrillo.

Finalizado el mitin, el señor Carrillo se entrevistó con los representantes de los medios informativos

presentes, españoles y extranjeros. Sobre la aceptación por parte del P. C. E. de la bandera nacional y

sobre las críticas que esta decisión había levantado entre algunos militantes, Carrillo con testó que, «en

general, salvo excepciones, el partido ha dado muestras de una gran madurez. Fue mucho más difícil

hacer comprender la política de reconciliación nacional o la de amistad con los cristianos, que lo está

siendo hoy hacer comprender la necesidad de asumir la bandera del Estado español". Al hablar sobre las

reacciones del Ejército a raíz de la legalización del partido, Carrillo dijo que, en su opinión, había habido

un intento de «explotar los sentimientos de una parte del Ejército"; pero que la situación estaba superada

«Incluso —añadió— aquellos que se habían dejado emocionar por los argumentos anticomunistas, en el

futuro terminarán comprendiendo que el P.C.E. es un factor de estabilidad democrática indispensable en

este país.»

 

< Volver