Programa electoral del PCE. 
 "El voto democrático, garantía de estabilidad y convivencia"     
 
 Ya.    14/05/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

14V77

Programa electoral del PCE

"El voto democrático, garantía de estabilidad y convivencia"

Medidas sociales para el campo • Por un código de los derechos de los trabajadores

"Aunque las elecciones no van a ser presididas por un Gobierno provisional de amplio consenso nacional

y democrático, como habíamos propugnado, que hubiese garantizado plenamente la limpieza del proceso

electoral, el PCE se presenta a las elecciones con la voluntad decidida de convertirlas en un paso hacia la

democracia auténtica y libre para los pueblos de España", dice el programa electoral del PCE, que ha sido

hecho público.

El PCE propone un primer objetivo: poner fin a la inseguridad y acabar con el temor de los españoles a

votar con arreglo a su opinión, sea ésta cual sea; convencerles de que votar por. la democracia contribuirá

a abrir un largo período de tranquilidad y seguridad para todos los españoles. El voto democrático es

garantía de la estabilidad y convivencia pacifica de los españoles en el futuro, es el voto a favor de los

partidos y hombres que han defendido la libertad, dando testimonio de ello con palabras y hechos.

E1 programa electoral del Partido Comunista de España tiene, entre otros, los siguientes puntos.

• Reiterar su voluntad de cooperar con todas las fuerzas dispuestas a ello, a elaborar una Constitución

que garantice: el libre juego democrático a todos; la supremacía del Parlamento, y de los órganos

elegidos por sufragio universal; completa independencia del poder judicial; los derechos

humanos en su más completa integridad; autonomía para las nacionalidades y la plena democratización

de la vida municipal.

• Logro de la confianza del conjunto de fuerzas sociales en un plan de saneamiento económico y

en nuevas formas de desarrollo democrático. Para afrontar la crisis económica, los trabajadores

deben ocupar el espacio que les corresponde en los órganos del poder político.

• Por un plan de saneamiento de la economía´ y nuevas formas de desarrollo económico

democrático propone una política de responsabilidad nacional, que distribuya los cargas sobre el conjunto

de la sociedad y fundamentalmente sobre los sectores de mayores rentas. Este plan conducirá a la

modernización y adecuado aprovechamiento de los recursos agrícolas, ganaderos y energéticos. Tendría

que apoyarse en una reforma fiscal; reforma y control de la Seguridad" Social; control democrático de la

utilización de recursos financieros de que dispone la Banca privada y las Cajas de Ahorro; utilización

democrática del Instituto Nacional de la Vivienda y de Urbanismo y en el saneamiento del Instituto

Nacional de Industria.

• Medidas sociales para el campo, comenzando por la plena libertad de organización de agricultores y

ganaderas para la defensa de sus intereses y su participación en los organismos agrarios; establecer

precios remuneradores al productor; equiparación de las prestaciones de la Seguridad Soc i a 1

agraria con las del régimen general; una política de defensa y apoyo a la pequeña y mediana

propiedad agraria; una reforma agraria que redistribuya la propiedad de la tierra, expropiando los

grandes latifundios, en caso de explotación por debajo de los niveles racionales; proceder a la

reforma de la ley de Arrendamientos; estimular los medios de cooperativismo y la agricultura de grupo;

seguro contra heladas, pedrisco y otras calamidades agrícolas; potenciar el crédito agrícola y

mejora de la vivienda rural.

• Considera necesario la promulgación de un código de derechos de los trabajadores, que les

garantice el empleo, o en su defecto un seguro de paro; la libertad sindical y el derecho de huelga.

 

< Volver