Sestao: continúa la violencia     
 
 Pueblo.    12/01/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 13. 

SESTAO: CONTINUA LA VIOLENCIA

Ayer, tras el funeral del joven fallecido el domingo, se registraron nuevos enfrentamientos con la Policía, creándose un ambiente de pánico

La Fuerza Pública intervino contra los manifestantes, quienes llegaron a lanzarle piedras y formar barricadas

BILBAO. (PUEBLO, de nuestra Delegación.)

La jornada de ayer, en medio de un ambiente tenso y prácticamente de huelga general en muchos sectores, vio renacer nuevamente la violencia en las calles sestaotarras, que a últimas horas de la noche daban la impresión de escenario de una batalla campal. Desde las seis de la tarde se comenzó a congregar una gran multitud de personas en la plaza de España de Sestao.

calificada por los vecinos de esta localidad como una de las mayores que se recuerdan. A las seis y media, cuando llegaron a la niazo la familia y los andantes del funeral, la muchedumbre ocupaba por completo no sólo la plaza, sino las calles adyacentes, siendo difícil calcular el número exacto de personas congregadas y Que podrían situarse entre las quince y veinte mil almas.

El altar estaba situado en e) quiosco de la plaza, encontrándose en él la familia del joven Juan Manuel Iglesias, fallecido el pasado domingo por insuficiencia cardiaca, cuando huía de la Policía, que intentaba dispersar una manifestación. En la barandilla y columnas del quiosco pendían numerosas coronas con cintas firmadas por partidos políticos, organizaciones sindicales y asociaciones.

Celebró la misa y pronunció la homilía el párroco de Nuestra Señora de Begoña de Sestao, parroquia en la que estaba previsto celebrar el funeral. Durante la misa, y cuando el párroco hacía alusión a que no se apreciaba violencia en el cuerpo del joven Juan Manuel Iglesias, interrumpió el padre de la víctima, negando esta aseveración, si bien el sacerdote hizo hincapié en que sí existía responsabilidad por la muerte del joven, ya que la violencia física directa no es la única forma en que se puede causar la muerte, y que el pánico puede ser también motivo.

Por último, y tras celebrar el oficio, pronuncio unas palabras el padre de Juan Manuel Iglesias, despedidas con una ovación por parte de los asistentes.

Tomado el féretro en hombros, la multitud se encaminó tras él al lugar donde murió el joven, y luego a) cementerio, mientras se entonaban canciones en euskera y se gritaban «goras» a Euskadi. Se portaban banderas carlistas, una bandera republicana y varias «ikurriñas». El mismo féretro con los restos mortales del joven iba envuelto en otra «ikurriña», tal y como aprobó el padre del fallecido, mientras la multitud, excitada, gritaba que no le olvidarían.

Dada la proximidad del cementerio, la gente se dirigió nuevamente a la plaza de España, una vez depositado el féretro, donde iba a intervenir y pronunciar alocuciones la comisión pro amnistía de Sestao (recordemos que los trágicos incidentes de que venimos informando tuvieron como causa una reunión pública pro amnistía total, pero la reunión fue disuelta por las brigadas especiales y la Guardia Civil. A partir de este momento se vuelve en las calles sestaotarras a la violencia de la víspera, con lanzamiento de botes de humo y balas de goma por parte de la Policía e intentos de formar barricadas, lanzamiento de piedras e insultos por parte de los manifestantes. Los habitantes de Sestao se refugiaron en sus casas, cerrando incluso las ventanas, y la ciudad por la noche aparecía desierta, salvo el registro de choques esporádicos, gritos y e! impacto de algún proyectil de goma, en un ambiente que puede calificarse de panico.

En la Ciudad Sanitaria Enrique Sotomayor de Cruces, y como consecuencia de los enfrentamientos habidos entre las fuerzas de orden público y los manifestantes, ingresaron nuevamente heridos, entre los que se encuentra un joven y una niña de escasa edad, sin que hasta estos momentos se nos haya podido facilitar la identificación dé ambos.

Esta mañana recibieron cristiana sepultura en el cementerio municipal de Sestao. los restos mortales de Juan Manuel Iglesias Sánchez. Asistieron sus padres, algunos familiares y un reducido grupo de amigos. El féretro estaba cubierto por unas veinte coronas de flores, que fueron donadas por diversas asociaciones de familias grupos políticos y sindicales y trabajadores de varias empresas.

no obstante, si en el día laboral del lunes se estimaba que el número de parados ascendía a unos 35000, es seguro que este número aumentó al cesar en el trabajo otros productores de empresas pequeñas, medianas e incluso algunas de las l1amadas grandes, para calcular que el paro de ayer, martes, alcanzaría a los 45.000 trabajadores.

ESTA MAÑANA, NORMALIDAD

Esta mañana, según el Servicio de Información Sindical cesaron por completo los paros laborales que se produjeron ayer y anteayer, motivados por la muerte en Sestao del joven Juan Manuel Iglesias, fallecido el pasado domingo a causa de una insuficiencia cardiovascular cuando se alejaba de una manifestación pro amnistía celebrada en dicha localidad vizcaína.

En cuanto a otros conflictos, cabe indicar que en Tarabusi, S. A., Echeyarría y Pesqueros de Ondárroa persiste la anormalidad. En Tarabusi, cuyo conflicto cumple los cincuenta y seis días, se han presentado tres demandas de despido improcedentes ante la Magistratura de Trabajo y se espera que sean presentadas más por los 975 despedidos de los 1.300 que componen su plantilla.

Por lo que se refiere a Echevarría, constituido él personal en asamblea permanente, parece ser que la situacion ha experimentado alguna distención, al haberse reunido hoy representantes de los trabajadores y de la empresa, tratando de llegar a una solución satisfactoria.

El problema de los pescadores de Ondárroa continúa estacionario.

 

< Volver