"Cumbre" de Ayuntamientos: Sorpresa por la prohibición. 
 Martín Villa viajará mañana al País Vasco     
 
 Diario 16.    13/01/1977.  Página: 2. Páginas: 1. Párrafos: 14. 

"Cumbre" de Ayuntamientos: Sorpresa por la prohibición

Martín Villa viajará mañana al País Vasco

MADRID, 13 (D16).

La decision de Martín Villa de prohibir la "cumbre" de Ayuntamientos vascos convocada para el domingo en el pueblo navarro de Echarri Aranaz, anunciada esta madrugada, ha provocado estupor y sorpresa en medios políticos vascos, ya que horas antes se daba como segura su autorización.

El secretario del Ayuntamiento de Echarri Aranaz informó esta mañana a D16 que se había enterado de la prohibición por los periódicos y que se esperaba una inmediata reunión del Ayuntamiento.

Esta convocatoria, en la que los Ayuntamientos de las cuatro provincias vascas pensaban pedir al Rey amnistía, la restauración foral y la cooficialidad del euskera, fue uno de los temas tratados por el representante vasco en la "comisión de los nueve", Julio Jáuregui (PNV), en su visita, el martes, a Presidencia del Gobierno.

Alteraciones orden público

Pero en una dura nota transmitida esta madrugada a la una y diez por el Ministerio de Información, el Ministerio de la Gobernación prohibe la concentración de Echarri Aranaz por incumplimiento de requisitos administrativos y por entender que existen "riesgos evidentes de graves alteraciones de orden público".

Cincuenta y cinco Ayuntamientos de Guipúzcoa, Vizcaya, Álava y Navarra, entre ellos Pamplona, habían anunciado ya ayer su intención de asistir a la reunión de Echarri Aranaz, localidad de 5.000 habitantes, situada en el límite de las provincias navarra y alavesa. Se esperaba también la asistencia de miles de personas al acto, que se preparaba como una gran convocatoria nacional vasca.

La nota oficial de Gobernación afirma que no se había pedido la autorización preceptiva y que la adhesión a la reunión de organizaciones politicas, grupos y personas «de diversa significación, desnaturaliza y desvirtúa claramente el sentido inicial de la convocatoria".

La autoridad gubernativa se refiere en su nota a "la pretensión inequívoca de organizar una concentración multitudinaria" y a la falta de local con capacidad suficiente en Echarri Aranaz para celebrarla.

La nota oficial concluye con la consabida advertencia de que él Gobierno Civil de Navarra "adoptara todas las medidas necesarias para impedir su celebración y prevenir y, en su caso, reprimir cualquier alteración del orden público".

Para "compensar" esta prohibición, Martín Villa viajará mañana al País Vasco para, por separado, entrevistarse en Pamplona con los alcaldes de Navarra, y en Vitoria con los de las otras tres provincias vascas, "Para tratar de las materias suscitadas y de cualesquiera otras que puedan plantearse, así como exponer los criterios del Gobierno respecto a los problemas específicos que puedan afectar a dichas provincias".

Legalización "ikurriña"

En medios políticos de Madrid se hablaba ayer tarde de la inmediata legalización de la "ikurriña", bandera vasca, hasta ahora semitplerada, y de decisiones positivas del Gobierno en el Consejo de Ministros de hoy

en relación con el País Vasco.

Diversos partidos y entidades vascas habían manifestado su apoyo y adhesión al acto de Echarri Aranaz. El Partido Nacionalista Vasco (PNV) lanzó un llamamiento convocando a sus afiliados y simpatizantes a Echarri, al igual que la comisión gestora pro amnistía de Euskadi.

El día 11 por la tarde, según manifestaban en el Ayuntamiento de la pequeña localidad navarra, el presidente del Gobierno, Adolfo Suárez, autorizaba la reunión, y ayer, día 12, el ministro Martín Villa anunciaba su asistencia, según los concejales de Echarri, organizadores del acto.

En el Ayuntamiento de Vergara (Guipúzcoa), a las nueve y media de la mañana, no se habían enterado de la prohibición.

Su alcalde, José Luis Elcoro, una de las cabezas del movimiento democrático municipal en Euskadi (el verano pasado se celebró en esta localidad una concentración de 60 Ayuntamientos vascos y 10.000 personas), había declarado ayer a D16 que de la esperada visita de Martín Villa al acto de Echarri esperaba "la inmediata autorización de la "ikurriña" la cooficialidad del euskera y alguna buena impresión sobre la amnistía".

 

< Volver