Autor: Roldán, Adolfo. 
 Atacado ayer en Bilbao. 
 El empleado de Magefesa, en grave estado  :   
 Recibió cuatro balazos a quemarropa mientras se encontraba en la parada del autobús Algorta-Bilbao. 
 Ya.    12/01/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

12-1-77

ATACADO AYER EN BILBAO

El empleado de Magefesa, en grave estado

RECIBIÓ CUATRO BALAZOS A QUEMARROPA MIENTRAS SE ENCONTRABA EN LA PARADA DE AUTOBÚS ALGORTA-BÍLBAO

BILBAO, ll. (Por teléfono, de nuestro corresponsal, Adolfo Roldan.)

A las siete horas de la mañana de ayer, un hombre, don Gonzalo Santos Turriente Urquiola, de treinta y seis años de edad, cayó al suelo herido de gravedad al ser alcanzado por cuatro Impactos de ítala disparados por dos o tres jóvenes, cuya identidad se desconoce. El hecho se produjo en la parada del autobús Algorta-Bilbao de Las Arenas-Guecho, Junto al puente colgante.

Los hechos se produjeron asi: a las siete menos diez horas de la mañana, el vecino de Algorta don Gonzalo Santos Turriente Urquiola, con domicilio en la calle Comporte, número 23, segundo Izquierda, tomó un autobús que le dejó en Las Arenas, donde debía tomar un autocar que le llevaría a la empresa Magefesa, donde trabaja como encargado de seguridad e higiene del trabajo. Unos minutos después, a las siete de la mañana, mientras don Gonzalo Santos Turriente esperaba al autocar leyendo un periódico, un Seat 600 se detuvo frente a él, bajando del mismo dos o tres jóvenes que empuñaban una pistola.

Inmediatamente después efectuaron varios disparos contra don Gonzalo, prácticamente a bocajarro, y montaron en el vehículo y se dieron a la fuga, sin que pudieran ser identificados.

El estupor que siguió a estos hechos fue enorme, ya que en el lugar del suceso se encontraban numerosos trabajadores que se dirigían hacia el puente colgante para pasar a la margen izquierda, así como otras personas que esperaban el autobús de Bilbao. Rápidamente el herido fue trasladado en una ambulancia del Ayuntamiento de Guecho al Hospital Civil, donde fue intervenido en el quirófano. El herido presentaba un fuerte "shock" a causa de la enorme pérdida de sangre que había sufrido. Al parecer, casi de cinco litros.

La operación duró siete horas, siendo trasladado a continuación al departamento de reanimación. Según un parte facultativo del servicio médico, el herido habia recibido cuatro impactos de bala. Dos de ellos en el hemiabdomen derecho, con orificio de salida en dorso de tórax. Un tercer impacto de bala lo recibió en el tercio superior del muslo derecho, con orificio de salida en el glúteo izquierdo. Y el cuarto Impacto de bala en el tercer dedo de la mano. A consecuencia de esas heridas sufrió estallido de la mitad del lóbulo-derecho del hígado. Tres perforaciones de estómago, una´ perforación en sedal del duodeno, tres heridas en el duodeno, otras tres en el intestino delgado obligando a recepción de unos quince centímetros de intestino. Y finalmente tres perforaciones internas, que pudieron ser suturadas.

En el lugar de los hechos la Policía Municipal recogió tres casquillos del calibre 9 milímetros corto. El estado de don Gonzalo Santos Turrientes continuaba siendo de. gravedad en las últimas horas de anoche.

 

< Volver