Por pedir amnistía. 
 Continúa la represión en el País Vasco     
 
 Diario 16.    04/01/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 7. 

Martes 4-enero 77/DIARIO 16

Por pedir amnistía

Continúa la represión en el País Vasco

BILBAO, 4 (D16).

La Guardia Civil de Bermeo cargo ayer contra un millar de vecinos de aquella localidad, que se oponían al desalojo de 15 jóvenes huelguistas de hambre, que permanecían encerrados en la iglesia de San Francisco desde el pasado sábado, en demanda de amnistía total para los presos políticos.

Poco después de las nueve y veinticinco de la noche, una pareja de la Guardia Civil se presentó a las puertas del templo, conminando a los huelguistas a que, por orden gubernativa, abandonasen su postura.

Después de un plazo de inedia hora, durante el cual cerca de un millar de personas se había concentrado a las puertas del templo, la Guardia Civil, que había recibido considerables refuerzos, obligó a los huelguistas a abandonar el recinto de la iglesia.

Humo y balas de goma

Los vecinos, con una pancarta en la que se pedia amnistía y que habían utilizado los huelguistas, iniciaron entonces una manifestación por algunas de las calles de la localidad, pero, al poco tiempo, la Guardia Civil cargó sobre ellos, lanzando botes de humo y disparando balas de goma.

Durante más de una hora se produjeron carreras, enfrentamientos y golpes, mientras eran desalojados los establecimientos públicos y golpeados los grupos de vecinos que deambulaban por las calles. Varias personas han resultado contusionadas, pero, al parecer, no se practicaron detenciones.

Herido de consideración

Durante la Jornada de ayer ingresó en el Hospital Civil del. Generalísimo, de Bilbao, el Joven de catorce años Javier Ariño, vecino de Algorta (Vizcaya), que resultó herido durante la manifestación pro amnistía qus tuvo lugar en aquella localidad vizcaína después de un partido de homenaje a Iríbar entre dos equipos de veteranos del Athletic y de la Real Sociedad.

Mas de 3.000 personas protagonizaron una manifestación qué fue disuelta con disparos de balas de goma y botes de humo por la Guardia Civil.

El Joven Ariño recibió dos impactos con balas de goma en pleno rostro que le provocaron heridas de cierta consideración de las que fue asistido en primera instancia en la misma localidad de Algorta.

 

< Volver