Alta tensión en el País Vasco. 
 Joven muerto accidentalmente en una manifestación de amnistía     
 
 Diario 16.    10/01/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 25. 

Lunes 10-enero 77/D1ARIO16

Alta tensión en el País Vasco

Joven muerto accidentalmente en una manifestación pro amnistía

BILBAO, 10 (D16).

La muerte del muchacho de quince años. Juan Manuel Iglesias Sánchez, estüIcSnte de maestría industrial, como consecuencia, ü parecer, de un ataque cardiaco, a raíz de una nanifestación celebrada ayer domingo en Sestao, ia conmocionado a todo el País Vasco.

Juan Iglesias murió repentinamente después de huir, de tres guardias civiles que habían desalojado un establecimiento de billares donde se hallaba Jugando la victima. Su cuerpo apareció en un patio sin heridas ni signo alguno externo de violencia.

Según todos los indicios, no existió ningún tipo de acción policial directa, salvo la persecución, que provocase la muerte del Joven, pero algunos grupos políticos han involucrado a la Guardia Civil como responsable indirecta de su muerte.

La manifestación de Sestao ha sido una más de las desarrolladas este fin de semana con motivo de la amnistía. Portugalete, Basauri, Lequeitio y Sestao han sido los escenarios máa importantes de los enfrentamientos entre las Fuerzas de Orden Público y los manifestantes.

Encerrona, manifestación y un muerto

A la una y media de la larde del domingo más de 5.000 personas protagonizaron una manifestacion en

Sestao, localidad situada en plena zona industrial de la margen izquierda de 1a ría bilbaína y a 12 kilómetros de Bilbao, pidiendo "amnistía.

Cuatro "ikurriñas", una bandera roja y otra republicana abrían la marcha de los manifestantes, que recorrieron las principales callea de la localidad hasta desembocar en la plaza de España

Una vez en la plaza de España, los manifestantes se concentraron ante el quiosco desde donde se leyeron los manifiestos pro amnistía.

En el momento en que se ibau a leer estos manifiestos en euzkera hicieron aero de presencia fuerzas antidisturbios de la Policía Armada que posteriormente, serían auxiliadas por las brigadas especiales de la Guardia Civil.

Una verdadera batalla campal comenzó a desarrollarse entre manifestantes y policías. Loa primeros, hostigaban con aritos de "asesinos", levantando barricadas y cruzando vehículos a Ja Fuerza Pública, mientras ésta, intentaba disolver los grupos disparando balas de goma y botes de humo.

Huyo asustado

Uua vez disuelto el grupo más numeroso, la Fuerza Pública comenzó a, desalojar los establecimientoa públicos próximos al lugar de la concentración. Los bares fueron cerrados, incluso los locales con juegos de billares y futbolines, cuya clietiteía apenas rebasa los dieciséis años.

En uno de estos lugares, enfrente del Centro Gallego íle Sestao, se encontraba el joven de quince años Juan Uaiiucl Iglesias Sánchez, que perderla la vida como consecuencia del shock. traumático que se produjo en una caída, cuando huía de la Policía.

Al parecer, según testigos presenciales, en el momento de entrar las brigadas especiales de la Guardia Civil en el local donde ae encontraba Jugando, el Joven muerto huyó precipitadamente, adentrándose en un portal de la calle Villar y Villate. de Sestao. entre los bares Lagún Artea y Combo.

Juan Manuel intentó huir saltando a un patio anejo al inmueble.

Es posible que con el golpe de la caída se produjese un derrama cerebral, que, según los médicos, pudo ser la causa inmediata de su muerte.

En la residencia de la, Seguridad Social de Cruces, donde fue trasladado, apenas pudieron hacer nada por él, según pudo saber en el servicio de urgencias

D16: "Todavía tenia vida pero muy débil. No se pudo hacer nada." A las tres y cuarto de la tarde, los médicos firmaban el parte de defunción.

Según una de las vecinas de Juan Manuel Iglesias Sánchez, que acompañó a sus padres a la residencia sanitaria dé Cruces y reconoció el cadáver en el depósito, el cuerpo sin vida del muchacho "estaba intacto, no tenía ninguna marca que señalara la existencia de golpe alguno". declararía a D16.

Lo único que esta vecina pudo notar fue la señal de una punción en el cuello, que, al parecer, fue realizada por los médicos que atendieron a Juan Manuel Iglesias Sánchez al ingresar éste en la residencia da la Seguridad Social.

Al parecer, Juan Manuel Iglesias Sánchez estuvo hace algún tiempo sometido a, tratamiento médico por padecer una dolencia que no le permitía realizar esfuerzos violentos, tal como declaró su madre a D16:

"No podía correr mucho, porque podía sufrir un síncope, como ya habla ocurrido en más de una ocasión. Hoy precisamente había venido, creo que de la manifestación, a las dos y media de la tarde, y volvió a salir para pasar un rato en la sala de billares hasta que la comida estuviera lista. Fue entonces cuando se produjo el desalojo y, en consecuencia, la muerte."

Juan Manuel Iglesias Sánchez era el único hijo de un matrimonio, originario de la provincia de Huelva, que desde hace ocho años se encontraba en el Pala Vasco.

Su padre, del mismo nombre que el muchacho muerto, trabaja en la empresa Babcock Wilcox, y, según sus propias declaraciones, simpatiza con Comisiones Obreras.

Respuesta política

La Permanenta de las Comisiones Obreras de Euzkadi ha hecho público un comunicado, en el que denuncian "el comportamiento de las Fuerzas del Orden. No son 1os apaleamientos ni los tiros la respuesta que corresponde a un pueblo, a una clase trabajadora, que exige las libertades democráticas, que exige la libertad de los presos políticos y la readmisión de los despedidos, sino ¡a satisfacción inmediata de estas justas exigencias con las que nos sentimos identificados".

En la tarde de ayer, diversas organizaciones políticas y sindicales colocaron numerosos carteles en todo Sestao para notificar la muerte de Juan Manuel Iglesias y llamar a la poblacion a todo tipo de movilizaciones para mostrar su repulsa por la muerte del muchacho.

Al mismo tiempo, el Molimiento Comunista de Euzkadi hacía público un comunicado, en el que, tras denunciar la postura del Gobierno Suárez, "haciendo oídos sordos ante el clamor del pueblo vasco, exigiendo amnistía total", se reafirmaba en "la exigencia de desaparición de la Guardia Civil y de todas las Policías políticas de Euzkadi".

Anoche, una asamblea de unas 400 personas reunida en la iglesia de Santa María, convocó para las siete y media de la tarde de hoy una asamblea del pueblo en la plaza de Sestao. Medio millar de personas se manifestaron, por las calles de la localidad, mientras tos establecimientos públicos cerraban paulatinamente sus puertas en señal de duelo.

Ante el Ayuntamiento, los manifestantes profirieron gritos de "vosotros, fascistas, sois los terroristas".

 

< Volver