Elecciones 1977. Según la Prensa extranjera. 
 Discrepancias entre los comunistas españoles  :   
 La Pasionaria no parece partidaria del «eurocomunismo» de Carrillo. 
 Arriba.    24/05/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 7. 

Según la Prensa extranjera

DISCREPANCIAS ENTRE LOS COMUNISTAS ESPAÑOLES

La Pasionaria no parece partidaria del «eurocomunismo» de Carrillo

MADRID. (Resumen de Efe.)— Al dar cuenta de la actuación de Dolores Ibarruri en Bilbao el pasado

domingo, el corresponsal del periódico «The New York Times», informa también de ciertas discrepancias

entre los líderes del Partido Comunista de España.

«Ha habido insistentes rumores —dice el corresponsal del diarlo neoyorkino en España, James

Markhan—, de que Santiago Carrillo, que gobierna de hecho dicho partido, va a tratar de mantener a La

Pasionaria fuera de las candilejas nacionales para evitar acusaciones de que los comunistas españoles son,

en realidad, stalinistas enmascarados."

Hablando del discurso de Dolores Ibarruri en Bilbao, el corresponsal norteamericano cita el pasaje en que

la oradora prometió hablar del socialismo en Europa Oriental, de los «logros de aquellos países que están

dando una nueva cara a Europa».

Una bomba de relojería

Por su parte, el londinense «The Guardian» dice que La Pasionaria utilizó su primera alocución en España

desde la guerra civil para colocar una bomba de relojería bajo la moderada direción del Partido

Comunista Español.

Según el diario liberal, con un discurso de sólo cinco minutos Dolores Ibarruri dejó su posición clara:

elogió al bloque soviético y no se refirió ni una sola vez al «eurocomunismo» adoptado por el secretario

general del Partido Comunista Español, Santiago Carrillo.

«The Daily Telegraph» (conservador) observa que las repetidas referencias de La Pasionaria a la «gran

Unión Soviética» no fueron bien recibidas por parte de su audiencia.

«The Times» (independiente) anota que el regreso de Dolores Ibarruri con los puntos de vista

prosoviéticos que expresó en su alocución, causa una situación embarazosa potencialmente para Santiago

Carrillo.

 

< Volver