Bilbao: Agitado pleno municipal. 
 Que el Gobierno decida sobre la "ikurriña"     
 
 Diario 16.    04/02/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 16. 

Bilbao: Agitado pleno municipal

Que el Gobierno decida sobre la «ikurriña»

BILBAO, 4 (D16).

Una moción presentada ayer 1 Pleno municipal de Bilbao por su alcalde, José Luis Berasategui, y aprobada por 18 de los 19 conejales asistentes, devuelve al Gobierno la toma de lecisión sobre la utilización oficial de la "ikurriña" ;n los actos de la Corporación bilbaína.

"Creemos en Justicia —dijo el alcalde— que la decisión de adoptar oficialmente la "ikurriña" será válida cuando esté respaldada por la mayoría de los ciudadanos. Y, en este sentido, debe ser el Ministerio de Gobernación o el propio Gobierno si es preciso, quien dicte las disposiciones concordantes para que, a través de una consulta popular, se conozca el criterio mayoritario que ha de prevalecer y que será, estamos seguros, respetado por todos."

De esta forma, el Ayuntamiento bilbaíno, que se reunió a mediodia de ayer para decidir sobre el tema de la "ikurriña", tras haber soportado en los últimos días la fuerte presión ejercida sobre él por parte de la opinión pública de la provincia, devolvía el tema a Madrid para su decisión.

El alcalde planteó el problema como un caso complicado dado que "es difícil encontrar un consenso casi general. De aquí que cualquier decisión que se tomara al respecto tendría partidarios y detractores",

"Es triste —añadió— que, cuando se desea una mayor autonomía para nuestras corporaciones, la que se nos otorga lo sea para que queden patentes los criterios más dispares. Es triste también que cuando se desea aunar voluntades, se quiebren estas intenciones con el planteamiento, poco meditado, que motiva consecuencias divisionarias."

Sin embargo, la proposición del alcalde fue rebatida por el concejal, de origen gallego, Antonio Otero Ramos, que destacando la escasa representatividad de la actual Corporación, se mostró partidario de que se tomara la decisión allí mismo.

Manifestaciones contrapuestas

La Corporación decidió en favor de la ponencia del alcalde, momento en el que casi un centenar de personas que ocupaban los pasillos y algunos grupos que se encontraban en el salón, a los que se podía advertir con pegatinas de la "ikurriña" adheridas a su ropa, volvieron la espalda a la Corporación para dirigirse después, en número de 200, a las escalinatas interiores del Ayuntamiento, donde desplegaron cinco "ikurriñas" y una pancarta en la que se reclamaban fueros, amnistía y dimisión de la Corporación y del propio alcalde.

Más tarde, ante las escalinatas del edificio, y en plena calle, se mantuvieron durante algún tiempo en la misma actitud hasta disolverse, sin que se produjeran incidentes.

Mientras tanto, unas cincuenta personas, que llevaban pegatinas con los colores de la bandera española y que habían ocupado media ira antes del comienzo del Pleno los lugares destinados al público en el salón de sesiones, se mantuvieron en sus asientos hasta la finalización del mismo.

Una mujer componente de este grupo, y que se identificó como integrante de la Sección Femenina y Jefe del Departamento de la Mujer de la Organización Sindical, señaló que no querían banderas que puedan separar, sino unificadoras, e indicó que un pliego avalado con 50.000 firmas, pidiendo que no se oficialice el uso de la "ikurriña", había sido entregado a la primera autoridad municipal.

Algunos componentes de los grupos que defendían la oficialización cíe la "ikurriña" pidieron la comprobación de las firmas y la realización de un referéndum popular para conocer definitivamente los deseos del pueblo bilbaíno.

Amnistía, fueros y euskera

Sobre la amnistía, otro de los temas previstos en el orden del día del Pleno, el alcalde de Bilbao dijo: "La amistad es olvido y perdón, pero no impunidad ni licencia para la venganza."

Al referirse a los fueros pidió la inmediata entrada ea vigor del régimen especial para las provincias de Vizcaya y Guipúzcoa; regular la composición de las Juntas generales de cada provincia, mediante una consulta que garantice el reflejo del sentir popular y, mientras tanto, la creación de comisiones mixtas que estudien fórmulas descentralizadoras hasta que se constituyan las Juntas.

El alcalde sigue

José Luis Berasategui, en una rueda de Prensa, Indicó que este plebiscito popular rebasaría las atribuciones de la Corporación, pues supondría un montaje muy similar al que se hizo en Bilbao para el referéndum. "Por ello —dijo el alcalde—, pensamos que debe ser el Gobierno quien dicte las normas por las que se debería regir la consulta popular."

Posteriormente, el alcalde confirmó que le habían presentado un escrito con 50.000 firmas de ciudadanos de Bilbao que se oponen a la autorización de la "ikurriña", y señaló que en favor de la bandera bicrucífera sólo ha recibido la petición de algunas asociaciones familiares y la de otro grupo que se ha identificado como pertenecinte al Partido Nacionalista Vasco

(PNV).

 

< Volver