Vascongadas. Pide el Comité Ejecutivo Sindical de Vizcaya. 
 Urgente restauración foral  :   
 Y que el Rey la refrende con su presencia y en la forma tradicional. 
 Pueblo.    05/02/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 10. 

Pide el Comité Ejecutivo Sindical de Vizcaya

URGENTE RESTAURACIÓN FORAL

Y que el Rey la refrende con su presencia y en la forma tradicional

BILBAO. (PUEBLO, de nuestra Delegación.)

El Comité Ejecutivo del Consejo Sindical Provincial de Vizcaya se reunió en sesión extraordinaria y sometió a consideración una moción sobre la restauración feral en Vizcaya, que fue aprobada por unanimidad. Dicha moción pone de relieve que el Comité es consciente de los problemas de todo orden que en el contexto general vascongado se manifiestan, con una virulencia hasta el momento presente desconocida, que ha llamado la atención del Gobierno, quien, por su parte, ha expresado sus deseos de dar satisfacción a necesidades y aspiraciones.

Entre los problemas planteados señalan: la crisis económica, paro, escasez de viviendas económicas, absentimiento laboral, falta de centros de enseñanza, falta de infraestructura adecuada a nuestras necesidades industriales y demográficas, contaminación, escasez de espacios verdes, especulación del suelo, etc.

No puede por menos que considerar con carácter primordial —agrega más adelante en el comunicado—, por entender que es la base para una armónica convivencia, de la que pueda partir la solución de otros problemas acuciantes, el tratar de solucionar de una vez, y cuanto antes mejor, el problema político centrado en unas instituciones ancestrales hoy existentes y en una descentralización que el propio Gobierno estima necesaria en un orden general de reconocimiento de las peculiaridades regionales e históricas, como lo demuestra el decreto de 7 de noviembre de 1975, por el que se crea una comisión para el estudio del régimen especial administrativo para las provincias de Guipúzcoa y Vizcaya que, sin perjuicio de la unidad nacional y de gobierno, y teniendo en cuenta las tradicionales características distintivas de las Diputaciones Provinciales de Guipúzcoa y Vizcaya, dé satisfacción a las peculiaridades de estas provincias y que, a juzgar por las declaraciones de las diferentes tendencias políticas del país, lleva en el ámbito nacional el consenso general de la nación. En este orden de cosas, esta descentralización hay que considerarla como medio eficaz para preservar y consolidar la unidad de nuestra nacionalidad.

• REITERADAS PETICIONES.

Afirma el Comité Ejecutivo que la situación política actual, dentro de la faceta que es objeto de estas reflexiones, no es producto de hechos o disposiciones relativamente recientes y pasa a ser un amplio estudio del proceso histórico de más de un siglo que tiene su origen en las tendencias centralistas del liberalismo del siglo XIX hasta la completa extinción del sistema foral para, finalmente, proclamar que en todo tiempo las provincias vascongadas hicieron oír su voz de protesta por las limitaciones que se venían produciendo en su régimen foral anotando reiteradamente las veces que se dirigieron a tos poderes públicos reclamando la restauración de ese régimen del que siempre se hizo caso omiso.

Ante todo ello, el Comité Ejecutivo Sindical de Vizcaya proclama que: «Teniendo en cuenta el generalizado estado de opinión y el proyecto de descentralización que el Gobierno de la nación ha hecho presentes, considera que nada más indicado para Vizcaya que el aplicar a estos proyectos sus normas e instituciones ancestrales, que tan eficientes le fueron en un pasado, sin buscar nuevas fórmulas que no responderían ni serían adecuadas para ella. Igualmente entiende que es de urgente necesidad adoptar las medidas necesarias para esta restauración foral, que, a no dudar, ha de llevar a un aplacamiento de las inquietudes que en el orden político hoy se manifiestan y que, en definitiva, ha de redundar en la convivencia de todos los españoles, dentro de las peculiaridades propias de cada, región o comarca, dentro de nuestra unidad nacional.

Por todo ello, el Comité estima que, en lo que a la provincia de Vizcaya respecta, se adopten las siguientes medidas:

• Que se deroguen todas las disposiciones legales modificativas del Estado y régimen de derecho privativo en que vivió siempre el Señorío de Vizcaya.

• Constitución inmediata de las Juntas Generales del Señorío de Vizcaya.

• Ordenación del régimen foral a nuestra época, teniendo en cuenta el cambio de los tiempos, el aumento de población y las hondas transformaciones del progreso material, técnico, industrial y social, debiendo ser las Juntas Generales del Señorío quienes convengan con el Gobierno de la nación estos extremos.

• Que se eleve respetuoso ruego a S. M. el Rey para que, siguiendo la tradición de los monarcas españoles y señores de Vizcaya, refrende con su presencia y en la forma acostumbrada esta restauración foral.

 

< Volver