Autor: Fernández-Rúa Plasencia, José María . 
 El ministro de Agricultura, en el Senado. 
 Hay que evitar el continuo deterioro en la paridad de rentas del sector  :   
 Martínez Genique. 
 ABC.    25/01/1978.  Página: 8. Páginas: 1. Párrafos: 18. 

MIÉRCOLES, 25 DE E N E R O DE 1978. PAG. 8

EL MINISTRO DE AGRICULTURA, EN EL SENADO

HAY QUE EVITAR EL CONTINUO DETERIORO EN LA PARIDAD DE RENTAS DEL SECTOR

(Martínez Genique)

Madrid. (De nuestro redactor en las Cortes, J. M. F.-R.) «El sector agrario no tiene suficientes

mecanismos de defensa que le posibilite para un desarrollo ordenado», dijo ayer ante la Comisión de

Agricultura y Pesca del Senado don José Enrique Martínez de Genique, ministro de Agricultura.

El ministro se refirió, en su amplia intervención, a la política de precios, estructuras y reforma agraria,

empresa e investigación agraria, protección al medio ambiente, culturización y formación profesional,

reforma administrativa e integración en la Comunidad Económica Europea.

ACTUACIONES.—El ministro de Agricultura hizo, entre otras, las siguientes afirmaciones:

• Administración, partidos políticos, parlamentarios y ciudadanos, hemos admitido una

corresponsabilidad en las consecuencias que dichas limitaciones entrañan como única forma viable de

conseguir una reestructuración económica general sobre la que poder asentar firmemente el nuevo

régimen político.

• Es objetivo prioritario del Ministerio de Agricultura evitar que continúe produciéndose un deterioro en

la paridad de rentas del sector.

POLÍTICA DE PRECIOS.—La prioridad concedida a los precios agrarios puede comprobarse por el

simple hecho de que la relativa conflictividad que surge del sector está centrada en su mayor parte en las

materias de precios y subvenciones. Y este hecho es una trampa económica y social.

• Es preciso defender un precio justo, pero a medio plazo la empresa agraria no podrá subsistir si no

salva su estructura positiva y si no incorpora a sus rentas parte del valor añadido en los procesos de co-

mercialización e industrialización de sus productos.

• Defendemos el criterio de que es preferible favorecer la contención de costes frente a un

incremento de los precios.

DESARROLLO INTEGRAL. — El Iryda concentrará sus esfuerzos en el desarrollo integral de

determinadas zonas, reduciendo su ámbito de actuación y concentrando sus esfuerzos para conseguir una

rápida puesta en rentabilidad de zonas concretas.

• Las inversiones del Iryda en nuevos regadíos se ajustará a los criterios indicados y se elevarán a 9.495

millones de pesetas en 1978.

• Los diversos objetivos para mejorar la infraestructura del mundo rural serán abordados en la medida

de sus posibilidades y de conformidad con sus dotaciones presupuestarias con unas inversiones del orden

de 10.500 millones de pesetas.

REFORMA AGRARIA.—Considero positivo y oportuno plantear la reforma a través de leyes

potenciales, que pueden dedicar una atención especial a todos y cada uno de los problemas, lo cual no

prejuzga la profundidad de las soluciones.

• En los Acuerdos de la Moncloa nos hemos comprometido a remitir a estas Cortes dos leyes de gran

significación dentro del marco institucional de la agricultura: una ley de Reforma y Desarrollo Agraria y

una nueva ley de Arrendamientos Rústicos.

• Durante el año en curso el Ministerio de Agricultura dedicará 1.326 millones al plan de fomento y

ordenación de las producciones ganaderas y 930 millones de pesetas al plan de defensa sanitario de

la ganadería.

EMPRESA AGRARIA.—La rentabilidad de la agricultura y la mejora del medio rural necesitan una

política decidida encaminada a la transformación y mejora de la productividad de la empresa agraria. Ello

exige un apoyo a la modernización y conservación de las explotaciones de carácter familiar.

MEDIO AMBIENTE.—En cuanto a los programas de protección del medio ambiente, con una dotación

de 1.024 millones de pesetas, tienen por objetivo la realización de un conjunto de obras destinadas a

evitar el deterioro producido por la erosión y otros accidentes sobre el medio físico.

INTEGRACIÓN EN LA C. E. E.—Será necesario reordenar las funciones, competencias y medios de

gestión del Forppa con criterios similares a los imperantes en entidades de carácter paralelo en los

principales países de la C. E. E.

CONCLUSIONES.—El Ministerio de Agricultura pretende tres objetivos: concienciar al sector agrario

de la necesidad de conseguir una sólida estructura político-profesional, facilitar el que asuma criterios

empresariales modernos y lograr una mejora de la calidad de vida del medio rural.

 

< Volver