Autor: González Álvarez, Valentín. 
 Congreso extraordinario confederal de USO. 
 "Un triunfo de la clase trabajadora"  :   
 (La fusión con UGT). 
 Pueblo.    28/11/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 18. 

CONGRESO EXTRAORDINARIO CONFEDERAL DE USO UN TRIUNFO DE LA CLASE TRABAJADORA

la fusión con UGT)

La Unión Sindical Obrera dejará, de existir como tal sindicato

£ La nueva Unión General de Trabajadores resultará fortalecida tras esta operación y contará con dos millones y medid de afiliados

0 La operación fue aprobada por 197.224 votos a favor, 329 en contra, 1.242 abstenciones y 4.613 votos nulos

MADRID. (PUEBLO, por Valentín GONZÁLEZ.)

«Ha triunfado la revolución de los sargentos», con estas palabras se saludaron ayer dos miembros de USO tras producirse la votación tras la cual la citada organización sindical se integraba en la Unión General de Trabajadores. «Porque este paso —nos comentaría luego nao de los Interesados— no es fruto del interés de los altos directivos de la Unión Sindical Obrera, sino de les mandos intermedios. Nosotros fuimos los primeros en abrir el camino que hoy culmina,» Y a decir verdad, henos de reconocerlo, porque basta con volver la vista atrás -unos meses, pocos, porque no son necesarios muchos, para encontrarnos con declaraciones del hoy secretario generad de USO, señor Zufiaur, en las que arremetía contra UGT y hacia poco menos que inviable la unión que ayer se llevó a efecto, o al menos se aprobó, «para crear un gran grupo sindical socialista de dos millones y medio de afiliados»

Algo más de 800 delegados, representan tes de 521 federaciones locales de la* 1.300 inivitadas, se dieron cita ayer en la antigua sede de la Organización Sindical Provincial de la avenida de América para ratificar la integración de USO en UGT Es-te congreso confederal extraordinario fue el espaldarazo definitivo para tal integración, que espera ser real tras el congreso general de UGT antes de las próximas Navidades.

Aun. que durante algunas de las intervenciones se re-cordó el grupo ¡ separado sidentes y los reunidos actuaron en todo .momento como si ellos solos fuesen la USO.

Nos encontramos por todas partes con multitud de pancartas y banderas regionalistas E1 tema fundamental de todas ellas era: «Unidos para ser fuertes. Viva la Unidad del Sindicalismo Socialista». Y entre todas las banderas presentes sólo notamos la ausencia de la andaluza.

Las Intervenciones, que fueron muchas durante toda la mañana, simularon algo asi como un festival dé la canción en la que varían los intérpretes, pero en el que. la letra de la canción es siempre la misma: «Unidad», con un estribillo que se coreaba entre intervención e intervencion acompañado de ritmo de palmas.

VOLVERÁN LOS ESCINDIDOS

Desde el primer momento todos los asistentes daban la impresión de saber lo que querían. La mesa, que estuvo presidida por Eugenio Royo, uno de los fundadores de USO. Fue aprobada por unanimidad, y hubo momentos de auténtica emoción ante la presencia en la sala de viejos sindicalistas, achacosos ya, pero deseosos de participar de alguna manera en la reunión que fue calificada de «trascendental» por el secretario general de UGT, Nicolás Re. dondo, que también asistió. Al.comenzar se leyeron telegramas de diversas organizaciones internacionales que apoyaban cuanto se iba a discutir en la asamblea. Los diputados que de alguna manera han estado vinculados a USO ifrrtnfrí tambien enviaron mas de congratulación. El congreso realm ente era una fiesta.

Luego, cuando le llegó su turno, casi perdido entre los demás oradores, intervino el actual secretario genera] de USO, señor Zu-fiaur, qué comenzó diciendo: «Hoy USÓ se encuentra profundamente dividido, por ello este congreso extraordinario se halla rodeado de unas circunstancias especiales que marcan su propio contenido y composición. No es el congreso de toda la USO que propugne desde el principio dilucidar democráticamente una opción estratégica decisiva para el futuro de nuestra organización y de todo el movimiento obrero de nuestro país.»

A continuación tuvo un recuerdo para todos los que se habían separado de USO y con los que habían luchado en momentos difíciles anteriores: «Espero que nos reencontraremos en el futuro para seguir luchando por la clase trabajadora.»

Y más adelante añadió: «Desde ciertos medios sin-dicales y políticos atacan el proceso de unión entre la USO y la UGT, argumentando que ello polariza el movimiento obrero en bloques ideológ ico s.» Defendió esta postura y habló, como lo habían hecho otros antes y lo harían después, de la necesidad de grupos compactos y fuertes por encima de privatizaciones de siglas.

ABRAZO HISTORICO Y DIMISION

La llegada de Nicolás Redondo fue apote ó sica. Saludó a los reunidos con si puño «n alto,; mientras ellos cantaban el «Unidad», «Ya se ve, ya se ve. unidad con UGT» o «Sí, si, sí, ta unidad se hace asi». Desde luego que no había cabida para otras posturas. Durante dos horas el secretario genera1 de, la UGT asistió al acto como invitado1, y a la votación de unidad del sindicalismo socialista como un enclave importante en el -procesa de la definitiva unidad sindical», que fue aprobada con solo tres abstenciones y ningún voto en contra

A continuación hizo uso de la palabra para empezar señalando que ese congreso marcaba una fecha importante en el movimiento obrero del país. «Es él primer paso después de la guerra civil hacia la unidad sindical sin demagogias.» Luego aludió indirectamente a CC OO. hablando de esas centrales que a pesar de reiterarse sobre la unidad se encuentran desunidas.

«Tanto USO como UGT son partidarios de la unidad y de la disciplina, fruto de discusiones a todos los niveles, aceptando criterios máyoritarios y no sometiéndose a íntereses económicos o de Estado.»

«Queremos —añadió— una sociedad justa, socialist y autogestionaria en el tipo de sociedad a que aspiramos, en la praxis para llegar a ella, en la autonomía política y en la estructura de la sindicación.

Tenemos diferencias, es cierto, pero es hasta saludable, y no son mayores de las que en nuestros respectivos senos tenemos tanto la Unión Sindical Obrera como la Unión General de Trabajadores. Por otra parte, asumimos la democracia no como un mal necesario, sino como la dinámica de una sociedad de clase.»

Hizo alusión a las negociaciones que se habían llevado a cabo, duras y difíciles, pero correctas y basadas en la confianza. Y de cara al futuro, anunció: «En el congreso de la unificación dimitiré como miembro de la ejecutiva del PSOE. Con esta unión sólo es vencedor el movimiento obrero. Esta fusión es el primer paso de cara a la unión de toda la clase trabajadora. Viva UGT. Viva USO.»

El final de sus palabras, que ya hablan sido interrumpidas en diversas ocasiones, fueron acogidas con

un largo aplauso. Y acto seguido Zufiaur y Redondo se fundieron en un prolongado abrazo. A falta del congreso, á celebrar´el próximo día 17, como primera fecha propuesta por USO y a cumplimentar normas de mero trámite, la Unión Sindical Obrera ha fuerte, en opinión de cuantos han renunciado a su propia identidad en bien —y sop sus- propias palabras— de toda la dase tara-bajadora.

CONCLUSIONES

A lo largo de la tarde, hasta las seis, continuaron Ion trabajos del congreso, pero a puerta cerrada. Y al final se dieron a la Prensa las siguientes conclusiones que fueron aprobadas: las bases del acuerdo establecido por ambas organizaciones, relacionadas con la autonomía sindical, fórmulas de inserción mutua en los órganos diri gentes (concretamente cerca de doscientos cincuenta dirigentes de USO), resolución sobre sindicalismo y estrategia común sobre la acción sindical en ia empresa. Estas bases, fueron aprobadas por 1.122 votos a favor, uno en contra, seis abstenciones y 41 ausencias.

En la gran votación del día, en la que se habría de dictaminar la integración definitiva con UGT, los delegados asistentes eran portadores de los votos de 203.408 afectados, que votaron de la siguiente manera: 187.224 a favor 320 en contra, 1.242 abstenciones y 4.813 votos malos. Tras esta votacion quedó definitivamente sentenciada la fusión de las do* centrales sindicales.

RUEDA DE PRENSA DE ZUFIAUR

Finalizado el Congreso, el secretario general de USO,. José María Zufiaur. mantuvo ten breve intercambio de opiniones con los periodistas asistentes, y en informal rueda de Prensa concretó que este proyecto unitario respondía a la necesidad de crear una organización .sindical fuerte, como primer paso a, ta Unidad que reclaman todóí los trabajadores. «Pretendemos identificar en una misma organización el sindicalismo socialista y a«to-gestionario, en el que queda salvada la autoopmia sindical, ya que a niveles superiores no podré ser compatible un cargo sindical con otro político.» Añadió luego que las elecefones sindicales serán afrontadas después de la fusión.

Por su parte, afirmo que veía muy oscuro el futuro para la sección de USO que tío se había integrado. ya que no cree viabto la existencia de dos sindicatos socialistas motivo qua sirvió de base para iniciar la unidad

Foto M. FRANCO

 

< Volver