Autor: Ramírez, Pedro J.. 
   La cena de Baltasar     
 
 ABC.    05/03/1978.  Página: 6-7. Páginas: 2. Párrafos: 29. 

ABC. DOMING O, 5 DE MARZO DE 1978. PAG. 6

LA CENA DE BALTASAR

María Cuadra aplastó su cigarrillo sobre el cenicero, sacando del fondo de un bolso una barra de cacao de

las que se usan para evitar las grietas en los labios. Antonio Guerrero Burgos, con gesto imperioso,

mandó cerrar entonces la pesada puerta corrediza de madera noble lacada de negro. Las paredes,

igualmente negras, del apretado comedor privada, comenzaron a reflejar en seguida el eco de las palabras

bíblicas «Mané, Tequel. Ufarsin» y los émulos de Daniel desgranaron el rosario de la profecía,

anunciando la caída de Babilonia.

José Luis de Vilallonga conferenciante aquella tarde en el Club Siglo XXI eligió la vía de la épica.

Sus poderosos trazos de escritor describieron luminosamente los días parisienses de la Junta Democrática

Carrillo, Calvo Serer, Tamames, Vidal, Beneyto..., todos en torno a una mesa pergeñando los destinos

de la Patria en evidente contraste con el derrumbamiento actual. «Eramos unos ingenuos. Todo ha

quedado en agua de borrajas, en componendas y compromisos cojos... Ya no me excita en absoluto la

política.»

Antonio García Trevijano optó por la vía trágica, su registro favorito. «Esto es una mezcla sin sentido y

sin ideas. España vive Un Termidor que se define por la cobardía y el miedo. Una izquierda asustada

como la nuestra es imposible que permita que el país sea ordenado y próspero... No veo ningún camino.

La clase dirigente quiere olvidar las necesidades populares. Hoy, la única política consiste en salvar a los

hombres del franquismo.»

. Por fin al cabo de las intervenciones de toda una serie de magos menores José María de Areilza

contó una parábola. La del Rey Alfonso XIII que, victima de una serie de presiones exteriores, se vio

obligado a prescindir de Maura y confiar en Dato,aun cuando el primero tenía una completa visión del

.Estado y era capaz de entusiasmar al país y el segundo no. No hubo en sus palabras ni una sola referencia

al presente, pero todos sabíamos de qué estaba hablando. «En la política las distintas alternativas no sólo

son ideológicas. A veces, lo que las distingue son precisamente las diferentes expectativas y esperanzas

que suscitan en el país.»

ABULENSES, SEGOVIANOS, ZORROS PLATEADOS

No entraba en mis intenciones el hablar de esta nueva cena de Baltasarasí se llama el restaurante que

hizo las veces de escenario, celebrada el pasado lunes. A fin de cuentas sus protagonistas son, salvando

las obvias distancias entre ellos, tres aristócratasel uno por nacimiento, el otro por matrimonio, por

extravagancia y hábito el tercero que no tienen por qué re presentar los sentimientos del país. Si al final

me he decidido a hacerlo ha sido por percibir, al cabo del Pleno del Congreso del miércoles, que

elementos ornamentales aparte el balance de una y otra asamblea es medularmente el mismo: la nave

del Estado puede quedar de un momento a otro a la deriva por impericia o desmoralización del timonel.

Asumo cuantas críticas se han formulado en las últimas horas contra el torpe comportamiento del

Gobierno, que le llevó a cosechar la primera derrota de la legislatura en la Cámara de Diputados y

rechazó de plano las pobres excusas que, con mas oficio que convicción, han inventado algunas personas

de la U. C. D., dignas de la mayor estima. Un Parlamento no debe parecerse nunca a los rutilantes salones

de la corte de Versalles, plagados de obligadas cortesías, de pavos reales y de zorros plateados. Un

Parlamento es, ante todo, un campo de batalla en el que las «emboscadas» no exigen denunciala del

señor Pérez Llorca sonó decididamente a pataleta, sino reciprocidad.

El gran responsable de lo ocurido es, sin duda, el presidente Suárez. Desgraciadamente, las dos semanas

transcurridas desde entoncesresolución última de la crisis incluida confirman todas y cada una de las

tesis de mi «Burla, burlando» del domingo, 19 de febrero. El presidente cada día aparece mas encerrado

en sí mismo, Incapaz de comparecer ni ante el Parlamento ni ante la Prensa, dejando pasar el tiempo sin

afrontar la institucionalización del partido que le sustenta, dando pie a que con cierta exageración la

preeminencia de abulenses y segovianos empiece a convertirse en una especie de chiste nacional.

Q ESE ESCAÑO VACIO EN LA CABECERA DEL BANCO AZUL

Suárez está empezando a recordar .fuentes del P. S. O. E. indican que Felipe lo encontró el miércoles,

por la noche, abatido y taciturno al Richad Nixon de los meses inmediatamente anteriores al desenlace

del caso Watergate. Su comportamiento debía de ser sin embargo, otro muy distinto. Porque Suárez no es

reo de ningún crimen contra el Estado. Muy al contrario. El presidente tendría que tratar de capitalizar esa

deuda de gratitud que todas las fuerzas políticas, y el país en general, tienen contraída con él Suárez tiene

motivos a puñados, siendo la instrumentación del advenimiento de la democracia el compendio de todos

ellos, para subir a cualquier tribuna con la cabeza muy alta y acallar las voces de quienes no tan

desinteresadamente siempre tratan de presentarse a si mismos como serenos próceres sólo preocupados

de la salvación de la Patria.

Desde luego que es preciso salvar a Babilonia, señor presidente. Y la salvación de Babilonia pasa

indefectiblemente al menos en estos momentos, con la Constitución en puertaspor la salvación de la

Unión de Centro Democrático y por la suya propia. Pero para ello, señor presidente, urge un cambio de

actitud inmediato y terminante. Basta ya de comportamientos defensistas. Usted debe subir a la red, debe

entrar en el área, debe mandar sobre el toro, debe demostrar que es un verdadero líder capaz de sacar al

país del pozo del pesimismo en el que esta inmerso y guiarlo hacia una nueva frontera de orgullo nacional

y bienestar. Busque a su alrededor, disipe absurdos recelos antes de fin de mes Fernández Ordóñez

hablará de política en el siglo XXI, y no en la línea que los socialistas esperan, olvídese de los

mediocres, inservibles por su docilidad, y encontrará personas capaces de ayudarle con lealtad y eficacia.

Tenga en cuenta, en cualquier caso, que nada erosionará tanto su imagen pública como la repetición de la

desoladora sensación que irradiaba el pasado miércoles su escaño vacío en la cabecera del banco azul.

A expensas de los sustos que nos de la economía, y pensando que la única manera de mejorar el mediocre

texto constitucional es un vigoroso debate a sangre y fuego en la Cámara de los Diputados, dos son los

problemas cuya solución condiciona a corto plazo la salvación de Babilonia. Me refiero, evidentemente, a

la fijación de un calendario político para la fase final de la transición y a la rápida puesta en marcha de

una nueva política internacional en la que la solución del problema canario sea el eslabón primero de una

cadena de coherencias.

Q CALENDARIO: EN LAS FAUCES DEL CONSENSO

Parece que el calendarlo va a ser objeto de un nuevo pacto político «Moncloa´s number two»que

atempere las posibles asperezas del, gubernamentalmente tan temido, pleno de la primera semana de abril.

Es una lástima que así tenga que ser, pero la inoperanc´la, el «burla, burlando» del Gobierno termina

arrojándole siempre en las fauces del consenso. ¿No es sorprendente que a estas alturas no se haya alzado

aún ni una sola voz ante una aberración de tanto calibre como esa especie de Gobierno paralelo propuesto

por Carrillo, a modo de órgano de seguimiento de la ejecución de los primitivos Acuerdos de la Moncloa?

¿Estamos volviéndonos todos locos,o es que ya hemos llegado a la conclusión de que la democracia es el

gobierno de todos vencedores, colocados, vencidos y humillados y las elecciones una simple

diversión periódica en la que quemar dinero y energías corno si del Campeonato de Liga se tratara?.

La estrategia ha estado a punto, por cierto, de explotarle al Gobierno entre las manos, por culpa de su

pésima interconexión con el partido y el grupo parlamentario, o quizáesa es una duda que convendría

despejarpor la ineptitud de los representantes de U. C. D. en la Comisión de Interior del Congreso. El

rechazo de la enmiendainicialmente aceptada por la Ponencia por la que se obligaba al Consejo de

Ministros a convocar elecciones municipales en un plazo máximo de treinta días desde la aprobación de

la normativa electoral, ha encrespado al P. S. O. E. La propia tarde del jueves, los socialistas trataron de

pactar un calendarlo con todos los grupos parlamentarios, a excepción de la U. C. D., que hubiera sido

immediatamente impuesto al Gabinete.

LA maniobra hubiera dejado al señor Suárez al borde del fuera de combate. Si fracasó fue únicamente

porque Fraga pieza esencial para «puertear» a la U.C.D. la rechazó con buenas palabras. Recuérdese

y no pretendo insinuar nadaque el secretario general de Alianza Popular había visitado aquella

mañana el Palacio de la Zarzuela. Es significativo el cambio de ritmo de Alianza Popular en cuestión de

sólo veinticuatro horas: en el Pleno fue quien, de hecho, remató al Gobierno, alineándose con sentido del

Estado junto a comunistas y socialistas, y, en cambio, en la Comisión de Interior arropó la retiradatan

vergonzante como válida y explicable de los centristas hasta unas posiciones acordes con la libertad de

maniobra que debe poseer un Gobierno que se precie como tal. No quiero anticipar acontecimientosla

remodelación de la derecha exige un estudio más amiplio y detalladopero parece que en las altas

instancias se vislumbra la conveniencia de un pacto de Gobierno poselectoral en cualquier caso

similar al que, en su día, unió a la C. D. U. y a la C. S.U en Alemania.

H POLÍTICA EXTERIOR: ATLANTISMO Y NEUTRALISMO

La vertebración de la política internacional es cuestión muy diferente a la del calendario. Se trata de una

de las escasas áreas en las que sí que debe funcionar, en cierto modo, el consenso. Pero, no nos

equivoquemos, consenso de la oposiciónconsenso constructivo y generosoa partir de las iniciativas

del Gobierno, las cuales deben emanar, a su vez, del contraste de pareceres Parlamentarlo.

El resultado de la votación de Trípoli no ha sido fundamentalmente consecuencia de la intriga argelina

aunque todo ayude, sino de la constante indefinición de nuestra política exterior. Es perfectamente

comprensblle la negativa matizada de Felipe González a participar en una precipitada operación

interpartidista de relaciones públicas africanas. ¿Qué sentido tendría que el señor López Bravo, el señor

Camuñas, el señor Yáñez y el señor Azcárate aterrizaran en Luanda, Dakar o Addis Abeba si no existe

previamente una política internacional que defender? Sería, desde luego, una lamentable pérdida de

tiempo utilizar a tan ilustres señorías como simples recaderos.

Nuestras grandes opciones, nítidamente compartimentadas, son solamente dos: atlantismo y neutralismo.

No es mi proposito ponderar las ventajas de una u otra solución que, en cualquier caso, deben quedar

filtradas a través de uin gran debate nacional con su correspondiente culminación en referéndum. Si los

españoles optáramos por la O. T. A. N., comunistas y socialistas deberían entonces servir lealmente a esa

opción y viceversa. El P. S. O. E, tiene, en cualquier caso, planteado un reto a corto plazo. O Argelia

proporciona una rápida prueba de buena voluntadla inminente visita del coronel Offman, consejero de

Bumedian, proporciona la coartada adecuada o el partido de Felipe González deberá realizar una severa

autocríticay, según mis noticias, estaría dispuesto a ello sobre su política en el Magreb.

Q DOCUMENTACIÓN PARA PEQUEÑOS Y MEDIANOS EMPRESARIOS

Al amparo del vacío de poder creado en la Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa

(C. E. P. Y. M. E.)como consecuencia del nombramiento de su infatigable promotor, Agustín Rodríguez

Sahagún, como ministro de Industria, algunos medios de comunicación han sugerido e incluso jaleado

tendenciosamente la fusión de dicha organización con su casi homónima la C. O. P. Y. M. E.,

desvinculándose de la C. E. O. E.

El bulo ha quedado de momento desmentido, pero podría volver a suscitarse, tal vez con el concurso de

algún elemento de militància centrista, reciente candidato a un cargo público que, aun modesto, excedía

con creces sus capacidades. Por si tal caso llega, quiero aportar como simple documentación algunos

párrafos del artículo publicado esta semana por Luis Larroque comunista de carné y «alma mater» de la

C. O. P. Y. M. E. en «Mundo Obrero», dentro de la sección «Tribuna del IX Congreso».

Aunque el artículo no tiene desperdicio, me concentraré en las líneas de actuación que Luis Larroque

«propone» a sus camaradas comunistas:

«Debemos identificar concreta y críticamente la contradicción existente entre oligarquía financiera y

pequeños y medianos empresarios allí donde se manifieste. Y hacerla pública en toda su dimensión. Es

preciso que los pequeños y medianos empresarios tomen conciencia de su situación y de la necesidad de

tomar iniciativas antimonopolistas para superarla.»

«Los pequeños y mediónos empresarios atención, porque es como para retorcerse de risaque han

comprendido que la libertad humana de emprender y el socialismo son inseparables, y que por ello se han

incorporado al partido, deben asumir como una tarea en la que son protagonistas insustituibles la de

movilizar a sus colegas empresarios, convocándoles para la defensa real de sus intereses y planteándoles

la absoluta necesidad de formar un frente antimonopolista para proteger con eficacia su situación

financiera y sus intereses fiscales, económicos e industriales.»

«Existen en la actualidad organizaciones de pequeñas y medianas empresas que han comprendido la

necesidad de defenderse practicando una política antimonopolista. Nuestros empresarios pequeños y

medianos debieran incorporarse a estas organizaciones para potenciarlas y trabajar en ellas y desde ellas

en la doble perspectiva de la creación de un frente antimonopolista y de la defensa de los pequeños y

medianos empresarios.»

Entre «estas organizaciones» figura, por supuesto, en primera línea, la C.O.P.Y.M.E. Comisiones Obreras

de la Pequeña y Mediana Empresa, según traducción de algunas mentes perversas.Pedro J. RAMIREZ.

LA FRASE DE LA SEMANA

JOSÉ LUIS ALVAREZ

(En su toma de posesión como alcalde): «Prometo una dedicación absoluta, una transparencia completa y

una rendición de cuentas constante al pueblo de Madrid.»

 

< Volver