Autor: Muro de Iscar, Francisco. 
   Elecciones y centrales     
 
 Arriba.    10/11/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 3. 

ELECCIONES Y CENTRALES

Parece que se está llegando a un acuerdo de principio entre el Gobierno, tos centrales y los empresarios sobre el sistema y lo fecha de las elecciones sindicales. El Gobierno, para no quedar mal con UGT y Comisiones, parece optar por una fórmula mixta —listas abiertas y listas cerradas, según el número de trabajadores de cada empresa—, y la fecha está más cerca del 15 de diciembre que del 15 de enero. Las fórmulas mixtas tienen la virtud de que están en el medio, lo que no quiere decir que en el medio esté la verdad o la justicia, pero es una fórmula de compromiso. En cualquier caso, et Gobierno puede jugar aquí con cierta ventaja —la que no tiene a la hora real de las elecciones—, puesto que no tiene ninguna fuerza sindical de centro en que apoyarse. Nadie puede saber lo que de verdad va a suceder en las próximas elecciones, pero la verdad es que el centro se va a encontrar con un vacío importante.

Pero las elecciones son urgentes. De una vez por todas hay que saber dónde está la verdadera representatividad en el mundo del trabajo. Hay casos concretos —se pueden dar nombres— en que centrales minoritarias y marginales están prolongando un conflicto de forma artificial, imponiéndose a las grandes centrales. En el panorama sindica] español, dos centrales —UGT y Comisiones— se reparten el pastel. La USO, que aspiraba a ser la tercera en discordia, se ha roto por sus divisiones internas. Luego hay una pequeña lista de centrales de escasa y difusa fuerza, salvo en determinados lugares o empresas. Pero no conocemos de verdad el índice de sus afiliados. Ayer, fuentes bien informadas señalaban que Comisiones contaba con un 7,36 por 100 de los casi ocho millones de trabajadores por cuenta ajena del país; a UGT se le daba el 6,85; y luego, ni las independientes, regionalistas, CSUT o USO superaban el 1,50 por 100.

Pero un medio informativo se tomó la molestia de consultar a UGT y Comisiones sobre la encuesta. Ambas afirmaron que contaban —cada una por separado— con una cifra que podía situarse entre el 17 y el 20 por 100 del total. Es decir, que, según unas fuentes, contamos con un índice de afiliacion de casi un 20 por 100, mientras que para otros es posible que superemos el 50 por 100. Sólo las elecciones nos pueden sacar de la duda y pueden aclarar el panorama como lo hicieron en su día, y con los partidos políticos, las elecciones del 15-J.

Vamos, pues, a votar, y cuanto antes, mejor.

ASI NO

Aunque el senador Olarra dice que el Gobierno está haciendo una político socialista de derechas (?), la verdad es que si queremos salir de la crisis económica, el panorama laboral no es precisamente el indicado. Yo pienso que aquí vamos a tener conflictos, y que irán aumentando cada día, cuanto más aumente la libertad. Y ello, además, es positivo. A la fuerza de los empresarios hay que responder con la fuerza de los trabajadores, dentro de un ¡uego limpio y de unas normas más o menos claras. Pero vean el panorama: conflictos en Astilleros, crisis y bombas en Babcock Wilcox, paro de los funcionarios de Obras Públicas, problemas en los trabajadores de la Seguridad Social, de los taxistas y transportistas, paros y huelgas en muchos sectores... La lista podría seguir hasta casi el infinito. Aunque no sea posible el pacto social, ¿no es posible hacer algo para que este país no se desangre económicamente? Los empresarios, porque no invierten, y los trabajadores —en número importante— porque no trabajan, nos pueden llevar a todos a una situación insostenible y pueden hacer que et pacto de la Moncloa sea papel mojado. Las patronales y las centrales sindicales, ¡unto con el Gobierno, tienen la gran responsabilidad de hacer posible la salida de la crisis económica. Que cada uno cargue con su responsabilidad. Más que un milagro, uno pide sólo sentido común, aunque eso tal vez sea pedir un milagro.

Francisco MURO DE ISCAR

 

< Volver