Autor: LARGO CABALLERO. 
 Elecciones sindicales. 
 Cerradas     
 
 Arriba.    06/11/1977.  Página: 2. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

CERRADAS

Las elecciones sindicales están muy próximas, si bien con un considerable retraso sobre la fecha tope dea 15 de noviembre, inicial mente prevista por el Gobierno, Le ambigüedad del Ministerio de Trabajo sobre el modelo sindical que va a imponer de marera provisional, en estos primeros comicios/- hasta tanto el Parlamento tome caries en el esunto con una normativa definitiva, está creando confusión y hasta perplejidad entre los trabajadores. Por otro ledo, según muchas apreciaciones, la decisidn final del Gobierno sobre el asunto parece que se va a inclinar por la tesis de la central comunista, CC. 00.. ignorando olímpicamente la composición del voto en les pasadas elecciones legislativas. ¿No se tratará, precisamente, de que se quiere Ir contra la corriente que dio ´la aplastante mayoría e la alternativa socialista?

Por esta y otras razones, parece oportuno que dediquemos unas líneas a clarificar el tema. La primera cuestión que queremos dejar sentada es que !a filosofía sindical de Ja UGT es la prevaleciente en todo el Occidente democrático, una de cuyas realidades más pujantes es la existencia de centrales sindicales fuertes, garantía insustituible para mantener las libertades y profundizar la democracia, fin este, como en otras puntos, ¡a UGT no se seca nada de la manga y empalma con su propia tradición centenaria y la actual experiencia de los países en tos que tes libertades sindicales son una realidad.

Pero para que las centrales puedan cumplir a satisfacción su función de entes organizados del movimiento obrero, son necesarias dos premisas: que ellas mismas sean democráticas en el sentido de que las decisiones vayan desde la empresa al sindicato, y que se respete la pluralidad de sindicatos y el inalienable derecho de ios trabajadores a no afiliarse.

Los ugetistas creemos que ambas condiciones quedan plenamente recogidas y garantizadas en nuestra postura sindical.

En primer lugar, porque el comité de empresa (órgano de representación máxima de todos los trabajadores de una empresa), tendría plenamente clarificada su identidad sindical y política si los miembros que lo integran forman parte de candidaturas sin ambigüedades, es decir, si está formado por candidatos de las diferentes centrales sindícales bajo sus propias siglas o de trabajadores no afiliados bajo el rótulo, por ejemplo, de independientes. Es "lo que se ha dado en llamar una candidatura cerrada. Sin embargo, el respeto por los trabajadores sin adscripción sindica! concreta, pero con simpatías por un determinado sindicato, llega al extremo de que UGT proponga que ias citadas candidaturas sean cerradas, pero no bloqueadas, para que con nosotros y otras centrales se puedan presentar también ios independientes que quieran.

La democracia interna de las centrales y !a orientación de abajo hacia arriba de las decisiones de los trabajadores expresadas en las asambleas de empresa (órgano de control y debate), se canalizan en la concepción sindical de la UGT a troves de las secciones sindicales de empresa, que son los organismos en los que se agrupan ´los afiíiados de cada sindicato. Las secciones sindicales, como entes que trascienden a la propia empresa, son los encargados de modelar la política sindical de la central con respecto a )a empresa y los que recaban &\ apoyo y la solidaridad de ios trabajadores de otras empresas, del sector o de todo el Estado.

Para concluir, sólo quisiéramos aludir al maridaje circunstancial del Gobierno, CC. OO y la representación empresarial en las actuales conversaciones derivadas del pacto de la Monoica. Que a los empresarios no les interesen ceñírteles sindicales fuertes tiene fácil explicación, aunque nos tememos que lo lamentarán en su día. Que el Gobierno y CC. OO. amparen la tesis disolutoria de las centrales sindicales que se esconde bajo el patrocinio de las listas abiertas, únicamente se explica por un oportunismo electoralista que les conduce a un único objetivo, sin reparar en otras graves consecuencias: frenar a UGT y al PSOE, ¿Pero oreen que ¡lo van e conseguir? Con listas abiertas, el triunfo de los candidatos ugetistas en las elecciones sindicales que se han celebrado ya. demuestra todo lo contrario. Los casos de Seat de Barcelona, Hispano Olivetti, Casa y el último en Ensidesa AvHés, donde la estrategia de CC. OO. se ha vuelto contra ellos, toda vez que UGT, obteniendo únicamente un tres por ciento más de los votos totales, tiene e 18 hombres en el comité de empresa por sólo tres de le central comunista.

COLECTIVO LARGO CABALLERO´ (UGT)

 

< Volver