Autor: ;Losada, Cristina. 
 En visperas del Congreso de USO. 
 Zaguirre y Zufiaur frente a frente     
 
 Pueblo.    01/10/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 30. 

EN VÍSPERAS DEL CONGRESO DE USO ZAGUIRRE Y ZUFIAUR FRENTE A FRENTE

* El secretario general amenaza con querellarse por la propiedad de las siglas

*

"La consolidación de bloques irreconciliables en el movimiento obrero sería nefasta" (Zapirre)

MAÑANA se celebra el congreso extraordinario de la USO, y la polémica interna que ha dividido a la dirección entre partidarios de la fusión con UGT y de la afirmación de USO como alternativa sindical quedará allí probablemente zanjada. Los que propugnan la fusión con UGT no defenderán su opción er el congreso, porque lo han desautorizado y no van a asistir. Los restantes once miembros de la dirección cuentan con TOO federaciones locales que han solicitado la convocatoria. En vísperas de esta encrucijada de uno de los sindicatos más combativos bajo la dictadura, JOSÉ MARÍA MORILLO y CRISTINA LOSADA han recogido el punto de vista de las dos corrientes en pugna.

La USO tiene un espacio en el campo del sindicalismo

MANUEL Zaguirre, miembro de la actual Ejecutiva, secretario general de la USO años atrás, es el hombre más representativo de la corriente decidida a reafirmar la USO como alternativa sindical diferenciada.

Zaguirre afirma que el congreso «lo ha convocado la base», y que «no es el de una parte, sino el de toda la USO». Ademas, «es impecable en su metodología», y está dentro del marco estatuario. .«Ahí están las actas de la federaciones que lo han convocado y las firmas para quien quiera verlas o nacer fotocopias.» Al congreso, dice, asistirán todas las federaciones regionales, y no insistiran algunas federaciones locales, maque, a modo de comprobación, se pasera a leer en el congreso la lista de las ausencias y de las asistencias. Zaguirre afirma también que vendrá mucha más gente, que no son delegados, que estará en otra sala y «no pisará el recinto del congreso».

—Zaguirre, en círculos sindicales y politicos se na dicho con frecuencia que la USÓ terminará por desaparecer, porque carece de un espacto sindical clara otras centrales sindicales, precisamente por depender de partidos. Justamente porque, hoy por hoy, son expresión fundamentalmente de partidos se puede hablar de m espacio en la medida en que le tengan los partidos a los que están anexas. La USO cobre el espacio sindical dpi sindicalismo autónomo e independiente de cualquier fuerza externa a sí mismo y que no cubre nadie más que la USO; del sindicalismo Unitario, con mayúscula, porque es la única que puede afrontar mía perspectiva unitaria sin condicionantes externos, dada su autonomía, y sin estar sometida a las fluctuaciones que se dan entre los partidos. Finalmente la USO cubre el espacio del sindicalismo socialista y autogestíonario desde dentro mismo de la lucha y la práctica sindical, ea pie de igualdad con las fuerzas sociales y políticas en esa perspectiva, y no como apéndice o correa de transmisión de ellas. Ese es el espacio sindical de USO. Si hubiera otra central que probadamente se moviera en esas coordenadas no habría ningún inconveniente en plantear ya mismo un proceso de fusión.

—Loe partidarios de la fusión con UGT afirman que las elecciones del quince de junio han introducido cambios en la situación sándicaJ y que ya no es posible sustraerse a la influencia de las grandes formaciones políticas. ¿Cómo valoras este análisis?

—Yo no comparto en absoluto ese análisis. La USO no comparte ese análisis, porque el fundamento, del mismo es la negación del sindicalismo autónomo que la USÓ representa. El análisis se basa en una concepción totalmente accesoria del sindicato respecto al partido, por eso se cae en el mimetismo de intentar traducir los resultados electorales en afiliación sindica] y eso no es así en ninguna parte de Europa.

—¿Piensas que te fusión USO-UGT sería un paso decisivo hacia la unidad sindical, tal como afirman los «doce»?

—Eso es palabrería para intentar Impactar al profundo sentimiento unitario que tiene la base de USO desde siempre. Y digo que es palabrería porque no hay ana sola verificación que sostenga esas intenciones unitarias. Por el contrario, log hechos, las intencionalidades de fondo y una larga experiencia sobre la práctica uto UGT demuestran que lo que hay detrás de esa intención de fusión o del desarrollo mismo de la UGT es la polarización en bloques sindicales irreconciliables de la clase trabajadora.. La UGT está inserta en las coordenadas generales internacionales de un modelo sindical que, como mucho, busca hegemonizar en exclusión y en excluyente el panorama sindical, o bien, cuando hay oponentes de otro signo, polarizar ese panorama sobre bases de enfrentamiento. Nosotros creemos que la consolidación de bloques irreconciliables en el seno del; movimiento obrero sería nefasta para la estabilización de la vida sindical y política de este país y proponemos, consecuentemente, una política dé unidad de acción sindical sin prejuicios ni etiquetaciones «a priori» y el fortalecimiento de instrumentos unitarios de todos los trabajadores (los comites de empresa), como tos dos grandes motores brería.

— Se ha dicho que en USO existe una corriente pro Comisiones Obreras y que incluso ha habido filtraciones, ¿qué hay de cierto en ello?

La USO tiene muy clara la equidistancia respecto a CC. OO. y a UGT en los grandes temas: autonomía y modelo de sindicalismo. Ocurre que, afortunada o desgraciadamente, me da igual; en los últimos veinte años, decisivos para configurar el sindicalismo de este país, se ha dado una convivencia con CC. OO. en la utilización de la legalidad sindical, en formas de lucha. Lamentablemente, esa convivencia no se ha dado con la UGT, por su falta de actividad y presencia en estos años. Lógicamente, hoy queda la herencia del pasado en temas referidos a la táctica sindical. Esa herencia es común a las centrales que protagonizamos la historia reciente del sindicalismo en nuestro país.

Por tanto, en términos generales, que no excluyen casos en los que las relaciones son francamente difíciles, con Comisiones Obreras es más fácil establecer acuerdos ooyunturales de unidad de acción, como puso de manifiesto la COS. Ahora bien, nuestra concepción del papel del sindicato en la transformación de la sociedad, el tema de las relaciones partido-sindicato, así como el tipo de estructuras sindicales, en lo que respecta a la democracia interna, etc., son -aspectos, por citar sólo algunos, que nos diferencian y nos separan nítidamente de CC. OO.

Respecto a esas bobadas de las infiltraciones y a la implicación de UCD y PCE en el debate interno que se da en USO, no son más que los últimos estertores de auienes han perdido los papeles en este debate y están en trance de perder la dignidad y el poco respeto que todavía les queda en la USO, pues esas afirmaciones grotescas revelan, ante todo, un pro-, fundo desprecio por la USO real, la que construyen, día a día, decenas de miles de trabajadores, en un esfuerzo titánico por afirmar y conquistar un espacio sindica] que nos es propia Intentar desconocer esa realidad, amparándose en sandeces como que es la UCD y el PCE quienes condicionan la voluntad de la USO. es algo francamente indigno, inconcebible en personas que han hecho durante muchos años una aoortsrio´n decisiva a la Unión Sindical Obrera.»

JOSÉ María Zufiaúr, secretario general de la Unión Sindical Obrera, reelegido para el cargo en el congreso que su sindicato celebró el pasado mes de abril, convocó ayer una rueda de Prensa para explicar el porqué de su oposición al congreso que, con carácter extraordinario, ha sido convocado para mañana domingo. Zufiaúr no asistirá; tampoco reconocerá los acuerdos o resoluciones a las que en el mismo se pudiera llegar. ¿Por qué?

—El Congreso Confederal extraordinario que ha convocado una auto-denominada comisión técnica es antiestatutario. Las actas no son normales. Nuestros estatutos dicen qué el congreso extraordinario ha de ser pedido por el 25 por 100 de los afiliados. La comisión técnica ha realizado una interpretación libre de los clones y no los militantes.

—La comieron técnica afirma que les ha entregado cuarenta mil firmas de militantes.

—No es cierto. A nosotros no nos han llegado cuarenta mil firmas. Pero es que además habría que añadir que el Congreso, entre otras vías, le pueden pedir los afiliados pero son los órganos directivos quienes deciden cuándo se convoca. El proceder de la comisión técnica es un acto de •fuerza que impide el debate sobre la conveniencia de la fusión cOn la Unión General de Trabajadores.

—Lo que se ha venido denominando ala mayoritaria del secretariado, o sea el grupo que usted encabeza, parece que predetermina la fusión al próximas elecciones sindicales.

—Nosotros no sabemos lo que puede salir del debate. Quizá no se llegue a un acuerdo, y USO sigue como hasta ahora. En cuanto a las candidaturas, para nosotros no es un tema principal. Ya se han realizado elecciones con candidaturas conjuntas; por ejemplo, en CASA de Madrid.

—Zufiaúr: usted dijo hace unos días que UCD y el PCE trataban de impedir la fusión de USO y UGT en un solo sindicato socialista. Cómo explica intereses tan contradictorios:

—Bueno, mis palabras no fueron recogidas fiel y matizadamenté. Yo dije que los beneficiarios de la no fusión serían Suárez, por una parte, en la medida que el Gobierno no vería con buenos ojos un sindicato socialista más potente, y´ el PCE, por otra, porque CC OO se vería debilitada.

—¿Y las infiltraciones...?

—A nosotros no nos consta. Tenemos noticias de algún caso aislado de doble afiliación a USO y

targo —añadió el secretario general ,de, USO nos parece más importante el hecho de que m está dando en nuestra organización un grado notable de afiliación al PCE.

USO siempre ha dejado libertad de afiliación a sus miembros. Militantes de USO han sido y son también militantes de Izquierda Democratacristiana, del PSP, de la antigua Federación de Partidos Socialistas y de otras organizaciones políticas. USO es autónomo, pero no apolítico.

-Si esto es así, señor Zufiaúr, no es más relevante el hecho de que después del trasvase de militantes de la .Federación de Partidos Socialistas al PSOE aparezca inmediatamente un ala pro UGT.

—Para nosotros no tiene ninguna importancia. Quienes formaron pacte de la Federación de Partidos Socialistas y antes de las elecciones pasaron al PSOE lo hicieron a titulo individual A USO no le concierne.

—¿Que pasará el lunes? ¿Habrá dos organizaciones con las siglas USO?

—Si después del congreso la fracción de USO contraria a la fusión con UGT usara las siglas de Unión Sindical Obrera, nosotros ejerceríamos todas las acciones posibles, incluida la vía judicial, para impedirlo.

—¿Irán los pro ugetistas al congreso?

—No. Nadie defenderá nuestras tesis. Un congreso no se puede preparar en siete días. Es necesario ponerse de acuerdo en un orden del día, redactar ponencias, hacérsela* llegar a los afiliados, elegir delegados y, sotare todo, debatir.

 

< Volver