El decreto de lecciones sindicales se aplicará en casos urgentes  :   
 Acuerdos del Consejo de Ministros. 
 Ya.    07/12/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 29. 

El decreto de elecciones sindicales se aplicará en casos urgentes

Seran las Cortes, mediante ley, las que establezcan los principios, normas, derechos y acción sindical de los trabajadores en la empresa • Existe ya un anteproyecto de reforma fiscal • Próximas medidas para racionalizar y reducir el consumo de energía

ACUERDOS Da CONSEJO DE MINISTROS

Bajo la presidencia de don Adolfo Suárez se reunió ayer en el palacio de la Mane loa el Consejo de Ministros, con asistencia de todos ios titulares da carteras ministeriales, a excepción del ministro de Transportes y Comunicaciones, don José Liado, en visita oficial a París.

Tema predominante y casi exclusivo de esta reunión han sido las normas para la elección da los representantes de los trabajadores en las empresas.

Normas paro las elecciones sindicales

A propuesta del ministro de Trabajo, «1 Consejo aprobó un real decreto sobre la elección de los trabajadores en el seno de la empresa y, asimismo, acordó enviar a las Cortes un proyecto de ley que regalía la misma materia.

El motivo de esta doble decisión es que el Gobierno considera que corresponde a las Cortes establecer, por medio de ley, los principios y normas que han de regir la elección de los representantes de los trabajadores en el seno de la empresa, así como el ejercicio del derecho de reunión en la misma y la acción sindical en ella.

Pero en las semanas que prevlsiblemente han de transcurrir hasta la entrada en vigor de 1» ley, puede eer necesario afrontar, en determinados casos, situaciones varías en algunas empresa* donde faltan representantes de los trabajadores o se cree oportuno elegir nuevos.

Ambos textos y, en general, el planteamiento que el Gobierno ha decidido dar a está tema son el remata de un Sargo proceso de contactos con representantes de «éntrales sindicales y organizaciones empresariales, en los cuales no «e llegó a posiciones compartida». Esta es una razón más, junto a la propia materia, por la que al Gobierno ha estimado que la. regulación definitiva debe discutirse y aprobarse por las Cortea.

Garantías electorales

A fin da fijar en unas normas

jurídica*, con el indicado carácter transitorio, los órganos de representación de los trabajadores, las facultades de los miamos y el •procedimiento para elegir a sus componentes, el Gobierno ha aprobado el mencionado real decreto, que tendrá carácter provisional hasta la aprobación del proyecto de ley.

En «ate real decreto se. señala Un procedimiento de elección democrática, con plenas garantías para electores y elegidos. Los trabajadores decidirán por medio da voto personal y secreto, sin que nadie deba ser sometido a las presiones propias del voto a mano alzada en una asamblea o en cualquier otra situación en la que no sea posible la decisión propia, reflexiva y absolutamente ubre.

Los delegados de personal, en la empresa de hasta cincuenta trabajadores, y los comités de empresa en las que cuenten con un censo de más de cincuenta trabajadores, intervendrán en las negociaciones colectivas, sin perjuicio d« las acciones que pueden ejercer los sindicatos de trabajadores.

Los colegios electorales

El Gobierno considera que en las empresas de más de 50 trabajadores deben distribuirse los electores y los elegidos en dos co1egios; uno integrado por los técnicos y administrativos y otro por los obreros especialistas y. los obreros no cualificados.

Los puestos de comités de empresa serán repartidos proporcionalmeate en cada empresa, según el número de trabajadores que formen los dos colegios electorales mencionados.

Se sigue así el criterio que rige en las elecciones en algunas democracias europeas, como sucede en Frañcra, que por ley de 1972 se llegan a establecer hasta tres colegios electorales: el primero, de obreros y empleados; el segundo, de técnicos y asimilados, y el tercero, de ingenieros, jefes de servicios y personal administrativo, comercial o técnicos asimilados a aquéllos en al plan da clasificación laboral.

Dos sistemas electorales

Se ha adoptado un doble sistema electoral: "lista de candidatos" (para empresas de hasta 250 trabajadores) y "candidaturas en listas" (para empresas con más da 260 trabajadores).

La lista, da candidatos se forma en las empresas medianas y pequeñas como relación alfabética qu* incluye todos los nombres que han sido propuestos por los sindicatos existentes en la empresa o por un húmero de trabajadores independientes de la misma. El elector vota un máximo del 76 por 100 de los puestos a cubrir, ya sea delegados de personal o miembros del comité de empresa.

Se deja apierta, por tanto, la representación de las minorías, y el pronunciamiento a favor, de unos Aspirantes se basa en el conocimiento personal y directo de los mismos, dadas las dimensiones del centro de- trabajo. en los centro de mas de 200 trabajadores se votan listas presentadas por los sindicatos o. por un número de trabajadores independientes, con la posibilidad de que el lector manifieste sus preferencias por algunos de los incluidos en la lista. La lista puede contener hasta un máximo del 50 por 100 más da los puestos a cubrir.

Seguridad jurídica en las empresas

Aunque el real decreto tiene el carácter de norma de vigencia temporal muy limitada, se ha considerado oportuno establecer reglas precisas sobre el procedimiento electoral y sobre la composición d* loe órganos representativos y las facultades de éstos.

El deseo del Gobierno es que la elección sea perfectamente democrática y que exista un clima de seguridad jurídica en la empresa.

Los riesgos del asambteísmo o de la imprecisión de las atribuciones de tos representantes de tos trabajadores han quedado debidamente considerados y se establecen fórmulas normativas que los evitan.

No hay fecho electoral

El real decreto tiene carácter de norma provisional y transitoria, sólo aplicable en caso de necesidad urgente en determinadas empresas. No se fija una jornada para estas elecciones.

Podrá debatirse en las Cortes, al .considerarse «1 proyecto da ley. sfse establecen, unos plazos, «i modo alemán (del 1 de marzo al 31 de mayo, cada tres años), para proceder a la renovación de los representantes de los trabajadores en las empresas, o si se utiliza la fórmula vigente en las otras democracias europeas, con indicación del mámente de renovar a los representantes de los trabajadores en una cláusula de los convenios colectivos de cada empresa o sector dé empresas.

Sólo en un sindicalismo vinculado al Estado se admiten las jornadas de elecciones sindicales, en Uno o varios días, en toda» las empresas del país.

 

< Volver