Eibar:. 
 Volada la casa de un industrial     
 
 Informaciones.    20/02/1973.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

EIBAR:

VOLADA

LA CASA DE UN INDUSTRIAL

EIBAR (San Sebastián), 20. (CIFRA y EUROPA PRESS.)—Hacia las 11,30 de la noche de ayer fue volado el chalet propiedad del industrial don Juan Olabe, levantado en el monte de Arrate, a unos cuatro kilómetros de Eibar y que se encontraba deshabitado desde su construcción. Se desconoce hasta el momento quiénes han sido los autores del hecho.

La explosión, de gran violencia, alarmó a los habitantes de Eibar, si bien no se han registrado desgracias personales.

El edificio estaba situado a unos 300 metros del hostal Arrate y a unos 700 del santuario mariano ubicado en la cumbre del monte. Varios cristales del hostal quedaron rotos.

El industrial don Juan Olabe es propietario de las fábricas de grapadoras El Casco, en las que últimamente se han registrado incidentes laborales, aunque el señor Olabe no se ocupa personalmente de la gestión de la empresa y vive retirado en la villa guipuzcoana de Deva, a unos 30 kilómetros de Eibar.

La Policía está llevando a cabo las gestiones oportunas para esclarecer el caso, y se han reforzado las medidas de vigilancia en carreteras y en la frontera.

En la madrugada del día 31 de enero, supues tos miembros de la E. T. A. se llevaron, tras amordazar a los vigilantes, dos Land-Rover» cargados de explosivos del depósito de la empresa Viuda de Zubillaga, situado en el descampado del barrio Epelee-Erreka, a cinco kilómetros de Hernani.

El grupo —aproximadamente de ocho hombres— saltó de un automóvil con los rostros tapados y firmados de metralletas y pistólas.

Por la mañana aparecieron las «Land-Rover» abandonados en la carretera, cerca del lugar del robo, sin que haga podido ser localizado hasta el momento, que se sepa, ninguno de los miembros del comando.

Se calcula que se llevaron unos tres mil kilos de dinamita, además de detonantes, mechas y otros accesorios. Varios periódicos dieron en días sucesivos la voz de alarma ante el peligro que suponía que estuviera en-manos de terroristas una cantidad tan impresionante de explosivos con una tal capacidad de destrucción.

 

< Volver