Los corresponsales de Prensa y los defensores abandonaron la ciudad. 
 Completa tranquilidad en Burgos     
 
 Madrid.    10/12/1970.  Páginas: 1. Párrafos: 3. 

Completa tranquilidad en Burgos

BURGOS, 10. — A las veinticuatro horas de los graves incidentes ocurridos en la sala de Justicia del Gobierno Militar y que determinaron la celebración del Consejo de guerra a puerta cerrada, la situación en Burgos sigue siendo absolutamente normal y reina completa calma.

Tanto los corresponsales de Prensa como los letrados defensores y los familiares de encartados que asistieron a las sesiones abiertas han regresado ya a sus respectivos puntos de origen.

Habían circulado a última hora de ayer rumores de haberse practicado algunas detenciones entre las personas que asistieron a la última sesión en audiencia pública del Consejo de guerra, como presuntos sospechosos de haber secundado los gritos subversivos de los encartados.

Pero en círculos bien informados se niegan tales rumores, haciéndose notar, por el contrario, la extraordinaria celeridad con que en los momentos de máxima confusión actuaron las fuerzas del orden público, e incluso la tolerancia que se siguió.—Europa Press.

Don Juan María Bandrés, uno de los abogados defensores de los dieciséis procesados en el Consejo de guerra sumarisimo de Burgos, lee, los periodistas, la declaración de los letrados, en la que explicaban su actitud a raíz de los últimos incidentes producidos en el juicio.

En la foto de Ap-Europa Press, aparecen tambien el corresponsal del «New York Times" en España Richard Eder, el abogado Gregorio Peces-Barba, otro de los letrados que han intervenido en el Consejo, y el defensor de Izco de la Iglesia, señor Echevarrieta

 

< Volver