Autor: Bribián, Carlos. 
 Alemania Federal. 
 Un respiro para los extranjeros  :   
 El Gobierno pasa al Parlamento la propuesta de que todo trabajador foráneo adquiera a los cinco años el erecho de "estancia ilimitada". 
 Pueblo.    26/12/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

ALEMANIA FEDERAL

UN RESPIRO PARA LOS EXTRANJEROS

Él Gobierno pasa al Parlamento la propuesta de que todo trabajador foráneo adquiera a los cinco años e) derecho de «estancia ílimitada»

BONN, 26. (De nuestro corresponsal, Carlos BRIBIAN.)

Especie de regalo navideño que los soldados del ejército laboral extranjero podrán colocar esta noche al pie del tradicional pino o abeto, el Gobierno federal ha tenido tiempo todavía, en estas horas prenavideñas, de ocuparse de teína tan, importante como es el permiso de residencia.

El asunto ha quedado lo que se dice visto para sentencia. Esta la tendrá que firmar en su día, probablemente el 17 de febrero y si las disposiciones salen adelante, nada menos que el Bundesrat (Consejo Federal o Cámara Alta), que es quien tiene la última palabra.

La mejora es interesante, porque hasta ahora, si bien es cierto que la nunca bastante criticada-ley de Extranjero» preveía ,que a los cinco años de estancia en este país —trabajando, se entiende—, se podía conceder uní permiso ilimitado de también «estancia», lo cierto es que la concesión´ quedaba siempre, a criterio del funcionario, de turno; es decir, autorizaba a éste a concederla, pero no otorgaba al extranjero el derecho a ella.

Es decir, que en cuanto sé lleven cinco años en el país, el permiso ilimitado de «estancia» será un derecho, siem.pre que el trabajador extranjero en cuestión disponga de una vivienda apropiada para él y su familia, domine el idioma del país en forma tal que se pueda hacer entender y entienda a los nativos, y cuente claro esta, con el necesario permiso de trabajo, lo que equivale a decir no haya venido a la República Federal «por las buenas-, sino previamente contratado, que es, todo hay que decirlo, el caso de los más.

Cónyuge e hijos menores de dieciocho años Obtendrán el mismo beneficio que el cabeza de familia, aunque los hijos en edad escolar quedarán obligados con ello a la asistencia regular a la escuela alemana.

Como importantísimo estrambote que añadir a esta nueva regulación, el de que tres años más tardé de haber conseguido ese permiso da estancia ilimitado, es decir, a los ocho de estar en el país, sucederá el de residencia, que es, por así decirlo, el sueño de la mayoría. Porque sin éste, siempre anda pendiente sobre la cabeza de cada quisque esa espada de Damocles del miedo a que le pongan a uno, que ocasiones para justificar la acción nunca faltan, de patitas en la frontera,

 

< Volver