Autor: Saiz, José Ramón. 
 Con grandes posibilidades, ante las primeras elecciones. 
 El centro político se organiza  :   
 Liberales, socialdemócratas y democristianos, juntos al Senado y, quizá también, al Congreso. 
 Pueblo.    10/01/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 25. 

Con grandes posibilidades, ante las primeras elecciones

CENTRO POLÍTICO SE ORGANIZA

Liberales, socialdemócratas y democristianos, juntos al Senado v, quizá también, al Congreso

MADRID. PUEBLO, por José Ramón SAIZ.— Los esfuerzos para organizar y potenciar las tendencias

centristas, que protagonizan democristianos, liberales, socialdemócratas y el Partido Popular, se han

incrementado en los últimos días, tras diversos acontecimientos que pueden ser claves para el futuro

inmediato. Un acreditado político liberal nos ha manifestado que «el centro está vivo y activo,

consolidándose». Mas telegráficamente se podría decir en estos momentos que el centro político, o

«tercera vía» (que no es la continuista de Alianza Popular ni la socialista marxista), se organiza.

En los últimos encuentros de políticos centristas se han dado nuevos pasos hacia la constitución de una

gran alianza o coalición de centro, que agrupará, de llegar a consolidarse, a todos los partidos

democristianos, liberales y socialdemócratas, que acudirían, según todas las previsiones, a las elecciones

para el Senado, y quizá —pero menos probable— a las del Congreso de Diputados, Todo dependerá —ha

manifestado un portavoz— de la ley Electoral.

La puesta en marcha de esta gran coalición es importante y trascendental, según se subraya en los medios

políticos. Este juicio se apoya en las previsiones que han adelantado algunas encuestas sobre las

elecciones de la primavera, que conceden una gran clientela popular a las fuerzas democráticas del centro

político, de las que podría salir, tras las coaliciones correspondientes, el primer Gobierno representativo

de la voluntad popular. De las tres fuerzas representadas, las encuestas señalan especial ven. taja para los

democristianos.

DEMOCRACIA CRISTIANA: LA UNIDAD ESTA MAS CERCA

Los resultados de los últimos contactos entre grupos democristianos parecen señalar que todos los

partidos de la Democracia Cristiana van a presentar, ante las primeras elecciones, una estrategia electoral

conjunta.

Sin embargo, antes de fijar esta estrategia, la Democracia Cristiana busca la unidad de todos sus grupos

ante la «cumbre» de Madrid de la Democracia Cristiana europea, que se celebrará los días 1 y 2 de

febrero. El Partido Popular Demócrata Cristiano de Álvarez de Miranda (que desde que fue fundado hace

varios meses nació con la responsabilidad de hacer de «puente» entre los democristianos del «Equipo» y

los no homologados a nivel internacional) está llevando BUS contactos y negociaciones con sumo tacto.

A pesar de que ha accedido a su ingreso en el «Equipo» a efectos electorales, el P. P. D. C. ha decidido

seguir sus contactos con Unión Democrática Española, partido que está evidenciando su interés por el

cambio democrático desde que Monreal Luque llegara a la secretaría general, asumiendo las funciones de

Silva Muñoz, hoy en Alianza Popular.

Álvarez de Miranda y Monreal Luque, que desde hace dos meses han mantenido numerosas reuniones,

han decidido formar una comisión política que estudie una fórmula de fusión entre los dos partidos. Esta

comisión, al parecer, ha comenzado sus estudios, y es posible que en fecha próxima se conozcan sus

resultados.

Por su parte, los partidos del «equipo han señalado que participarán en las elecciones si se cumplen las

garantías de un proceso electoral limpio. En principio, se cree que la D. C. irá conjuntamente y sin

coaliciones con otros partidos a las elecciones del Congreso de Diputados, mientras que cara a los

comicios del Senado tratará de unirse n efectos electorales con los liberales y posiblemente, con los

socialdemócratas,

En la actualidad y abundando en el terna de la unidad de la D. C., sólo la cuestión federalista separa a los

partidos del «Equipo» con el P. P. D. C,, U. D. E. y U. D. C., que mantienen i a tesis regionalista. En

cuanto a la legalización del Partido Comunista, todos los partidos democristianos han manifestado la

necesidad de esta medida, calificándola como necesaria para la normalización total de la vida

democrática.

LOS LIBERALES: GARRIGUES Y CAMUÑAS

También los liberales se preparan de cara a las elecciones. En ¡os últimos días se especula con la reciente

visita que liberales alemanes realizaron a España, invitados por sus homólogos españoles. A este respecto,

se dice que el Partido Demócrata de Garrigues habría recibido un importante apoyo económico con vistas

a preparar los comicios. Lo mismo estaría propiciando últimamente Ignacio Camuñas, anfitrión en los

últimos encuentros de los partidos del centro político.

En ambientes liberales —se señala que la Convención Liberal Europea celebrada haca dos semanas en

Valencia— ha sido el comienzo de la «cuenta atrás* hacia las elecciones. Esta Convención ofreció un

balance positivo, principalmente en lo que se refiere al reafirmamiento en los contactos con los liberales

europeos, redefinición de¡ liberalismo y unanimidad en el deseo de conquistar nuevamente la bandera de

la libertad, apropiada por los socialistas en los últimos años.

En este frente liberal, el Partido Demócrata, de Garrigues; el Popular Demócrata Popular, de Camuñas; eí

Progresista Liberal, de García de Madariaga; el Partido Liberal, de Larroque, y la Unión Liberal, de Jaime

Miralles, podrían llegar en fecha próxima » un acuerdo electoral.

Al parecer, los apoyos europeos, principalmente de los alemanes, irían destinados a los democristianos y

liberales

SOCIALDEMÓCRATAS: CONSOLIDACIÓN DEL CENTRO-IZQUIERDA

En el ala socialdemócrata, hoy monopolizada por la Federación Socialdemócrata de Fernández-Ordóñez y

Lasuén (al formalizar García López, con los socialistas históricos y Cantarero, la Alianza Socialista), el

tema electoral se lia clarificado sustancialmente, al acordarse acudir unidos, junto a democristianos y

liberales, a las elecciones para e! Senado.

Los socialdemócratas, en los últimos meses, han ido perfilando su imagen de centro-izquierda, hoy ya

consolidada. También han celebrado el congreso del partido y, en estos momentos, trabajan en la

organización provincial y regional por distintos puntos del país.

En toda esta definición del centro político hemos dejado fuera al Partido Popular, que no está integrado en

ninguna corriente electoral, pero que sí participará en las alianzas del centro político. El P P., de marcado

acento centrista y en el que están representadas diversas corrientes políticas a través de los Tácito y

Fedisa, está impulsando una campaña de organización en todo el país y es muy posible que en su

congreso de este mes apruebe el inicio de contactos con otros partidos afines, para estudiar las cercanas

elecciones. Tanto Pío Cabanillas, como Areilza v Ortega Díaz Ambrona, principales promotores del P. P.,

han manifestado su intención de que el partido adopte posiciones conjuntas y posible alianzas o pactos.

DOS POSTURAS

Por último, señalaremos que ante la reunión de! centro político el próximo día 13 se presentan dos

posturas diferentes cara a las elecciones. El «Equipo» democristiano —sobre todo, el partido de Gil

Robles— desea una coalición de centro sólo para el Senado, pero opina que a las elecciones del Congreso

se debe ir por «partidos políticos», es decir, democristianos, liberales y socialdemócratas. por separado.

Contra esta tesis está la del resto de demócratas y liberales, incluso también ei Partido Popular—. que

opinan que a ambas elecciones se debe acudir en coalición. La razón en la que se basa esta postura es la

de que, casi seguro, la ley Electoral pretenderá que todos ios partidos tienen que presentar candidatos a

todos los puestos a cubrir en todas las provincias, y dado que cada uno de los partidos de centro no

alcanza por si sólo el número exigible de candidatos para el Congreso, es necesaria y oportuna la alianza.

El «Equipo», de la D. C., estima, por el contrario, que para el Congreso se debe acudir por separado, ya

que es factible conseguir una valoración de sus propias fuerzas, consiguiendo representarlas en el

Congreso.

Sin embargo, por el momento, unos y otros están de acuerdo en que hasta que no se conozca la ley

electora! estas previsiones son provisionales. La respuesta, pues, muy pronto.

 

< Volver