Siglo XXI. Oscar Alzaga. 
 "Hay que lograr una mayoría parlamentaria de centro"     
 
 Arriba.    21/01/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 3. 

SIGLO XXI

ÓSCAR ALZAGA

«HAY QUE LOGRAR UNA MAYORÍA PARLAMENTARIA DE CENTRO»

MADRID. (De nuestra Redacción.)—«La actual reforma política, desde el momento en que no es una

reforma por adición, ni supresión de unas Leyes Fundamentales, sino una reforma basada en un auténtico

cambio por sustitución de la Constitución por otra de nuevo cuño, nos ha sumergido en un flujo que

podríamos catalogar de proceso constituyente», declaró a un redactor de ARRIBA Oscar Alzaga

Villaamil, profesor de Derecho Político, momentos antes de iniciar su conferencia anoche en el Club

«Siglo XXI», sobre el tema: «Visión retrospectiva del proceso constituyente actual».

Inicialmente, el conferenciante se refirió a la última etapa del régimen que vino presidido por la dialéctica

entre lo que la Prensa dio en llamar el aperturismo y el inmovilismo. «Pues bien —dijo—. los aperturistas

lograron un sustancial avance en el terreno de la libertad de expresión que contribuye al tránsito de una

situación de Hegemonía cerrada» hacia otra con unas «oligarquías competitivas». Más adelante

argumentó que ésta debe ser la hora del esfuerzo por lograr que ¡a rueda gire, pero no para reproducir

inútilmente su movimiento circular en el vacío, «sino para tirar del carro de nuestra historia hacia un

sistema de convivencia política sin exclusiones. No se trata tan sólo de poner fin al periodo franquista,

sino de poner término a !a guerra civil que estalló en 1834».

Refiriéndose a la operación que actualmente pilota el Gobierno del Rey afirmó que contiendo que trata de

aunar, de un lado, la legitimidad de los Leyes Fundamentales vigentes, válida para un sector de la

población, a cuyo fin se ha respetado escrupulosamente el procedimiento de reforma previsto en el

artículo 10 de la ley de Sucesión, y de otro, se suma la legitimidad democrática que emane de unas

Cortes, auténticamente constituyentes, elegidas por sufragio universal en elecciones, que confiamos sean

realmente libres y competitivas». «Creo —añadió más adelante— que se puede afirmar con toda claridad

que si el peso de unas constituyentes tras un fenómeno de ruptura habría podido corresponder a la

izquierda, como en 1931, el actual proceso constituyente por el curso natural de las cosas, ya hace

gravitar en las fuerzas democráticas de centro la grave responsabilidad política de encarrilar

definitivamente a nuestro país por vías de libre convivencia.

Dicho en corto —prosiguió— hay que lograr que de las elecciones salga una mayoría parlamentario de

centro.» Refiriéndose al actual panorama político con vistas a las elecciones dijo que «sinceramente es

escandaloso que los partidos democráticos de la oposición mantengan a estos alturas aún innumerables di-

visiones. Y lo creo estando ubicado hoy, como lo estuve antes en esta zona del espectro». Y agregó: «Hoy

el Gobierno está dispuesto a negociar un procedimiento sincretista con los dirigentes de la .aposición. El

principio de seguridad mutua así lo reclamo, y ambas portes así !o intuyen.

 

< Volver