Autor: Hernández Rodríguez, Marcial. 
 Crisis en el Centro Democrático. 
 U.D.E. (Monreal Luque) denuncia al Partido Popular     
 
 Pueblo.    23/02/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 9. 

Crisis en el Centro Democrático

AL PARTIDO POPULAR

MADRID. (PUEBLO, por Marcial HERNÁNDEZ.)—Hay problemas en el Centro Democrático. Los

rumores surgidos a finales de la semana pasada que hablaban de discrepancias entre U. D. E.(Monreal

Luque) y Partido Popular (Cabanillas, Areílza) han hecho crisis, y ayer, tras una reunión de urgencia de la

Comisión Permanente de U. D. E., este partido político ha denunciado al Partido Popular «por ¡os

incumplimientos reiterados de dicho partido, manipulado por determinadas personalidades, con afán de

protagonizar el Centro Democrático». U. D. E. alude a las divergencias de fondo con el P. P.. «que han

radicado esencialmente en serias cuestiones de principios ideológicos de inspiración democristiana, en

apariencia aceptados por dicho partido y que —dice U. D. E.— vienen siendo atacados de forma

reiterada, tales como la no exclusividad de la enseñanza laica y la configuración de ía institución familiar

U. D. E., ante estos acontecimientos, ^declina su responsabilidad por la escisión aue pueda producirse en

el Centro Democrático ante las manipulaciones de que viene siendo objeto por el Partido Popular».

Así están las cosas: si el próximo viernes el comité político de U. D. E. lo aprueba. U. D. E. rompe su

alianza federal con e] Centro Democrático: pero seguiría perteneciendo al mismo si ¡os otros partidos

componentes lo creyesen conveniente. U. D. E. ha estudiado también la posibilidad de que tenga que

abandonar el Centro Democrático. ´En ese coso —afirmó Monreal Luque en rueda de Prensa—, quiza no

nos fuéramos solos.

La dinámica política del Centro Democrático —sobre todo tras el afianzamiento de Pío Cabanillas como

presidente del Partido Popular— ha adquirido, como se ve, ritmos de vértigo. Como recordarán nuestros

lectores, el Centro Democrático surgió precisamente a raíz de la federación —ahora denunciada por U. D.

E.— de U. D. E. y del P. P. Para encontrar alguna, explicación a este paradógico distanciamiento actual

habría que valorar la presencia del bloque social-demócrata (ahora Partido Social Demócrata). Se

recuerdan las palabras de Fernández Ordóñez, dirigente social demócrata, en la presentación de su grupo

antes de incorporarse a Centro Democrático: ´Mientras yo esté en Centro Democrático, este no será un

centro-derecha.´

Como es sabido, el Unes celebraron una reunión en el despacho de Fernández-Ordóñez todos ios

dirigentes del Centro Democrático excepto los de U. D. E., y allí se habló precisamente del

tema de U. D. E., según se filtro a la Prensa.

Por otra parte, es sabido que el Equipo Demócrata Cristiano, no integrado en el Centro Democrático, no

vena con malos ojos una alianza para el Senado con la coalición centrista, siempre que el centro «fuese

más democrático» al decir de Gil-Robles y Gil Delgado, destacado componente del Equipo. Como es

también sabido .don José María Gil-Robles ha tildado en muchas ocasiones de «franquista- a la U. D. E.

Como es sabido, el lunes celebraron una reunión en el despacho de Fernandez Ordóñez. todos los

dirigentes del Centro Democrático, excepto los de U.D.E., y allí se habló precisamente del tema de

U.DE., según se filtro a la Prensa.

Por otra parte, es sabido que e] Equipo Demócrata Cristiano, no integrado en ef Centro Democrático, no

vería con malos oíos una alianza con la coalición centrista, «siempre que el Centro fuese más

democrático, al decir de Gil-Robles y Gil-Delgado. destacado componente del Equipo. Como es también

sabido, don José María Gil-Robles ha tildado en muchas ocasiones de «franquista- a la U.D.E.

El Centro Democrático, que carece de una dirección única, parece disgregarse ante los embates de

algunos de sus dirigentes, que para los unos es Monreal Luque y para otros Pío Cabanillas. Un centro que

acaso no tienen aún, por falta de otros grupos, toda ia coherencia necesaria ante una izquierda muy

concreta y una derecha agrupada. Esta grave fluctuación del centro parece ia mayor novedad política de la

actual semana.

 

< Volver