Autor: Álvarez Álvarez, Carlos Luis (CÁNDIDO) (ARTURO). 
   La prueba antidemocrática     
 
 ABC.    06/02/1981.  Página: 3. Páginas: 1. Párrafos: 3. 

De ayer a hoy

La prueba antidemocrática

La gentualla que quiso cercar al Rey en Guernica no hizo otra cosa que probar hasta qué punto el Rey es

la cabeza de una sociedad que quiere ser libre y democrática. El sentimiento de que se rompía la

posibilidad de seguir hacia adelante hizo que a su vez fueran cercados los agresores y expulsados con

ludibrio de la Casa de Juntas. Si la redación en contra de los amotinados hubiera sido más tibia y sólo en

nombre del reglamento, et sentido de la libertad y e! sentido de la democracia que la Constitución da al

Estado habrían recibido un golpe muy duro y es probable que hoy estuvieran a merced no de Herri

Batasuna, pero sí de fuerzas para las que tanto la libertad como la democracia son, también, valores

secundarios.

Un Rey que se ha desacralizado, natural´ mente, mucho más allá de lo que pudieron hacerlo todos los

Reyes que juraron los Fueros en aquella Casa de Juntas, no tienen en ella menos mayon´a de la que

tuvieron los otros reyes. Acaso lo que ha ocurrido esté bien, en última instancia, porque ha venido a

probar de manera palmaria, activa, que el Rey es allí «querido» como Rey, y también que la asamblea

gobernante del País Vasco sabe que toda la organización democrática del Estado es una pirámide

invertida, porqué el cimiento es la cúspide. Había mucho de traición al Estado ert la actitud de aquellos

miembros de Herri Batasuna, Porque contra lo que se levantaron no era contra el Rey, sino contra el

Estado. Por eso el Rey no respondió a un sentimiento antimonárquico que el Rey ha aceptado siempre,

sino a una tesis del Estado antidemocrática y antilibéral.

Los miembros de Herri Batasuna se levantaron contra las libertades políticas, que son las únicas mediante

las cuales pueden conseguirse todas las libertades sociales. Cualquiera que tenga nada más que un

conocimiento sumario de la historia social española sabe que las propuestas de Herri Batasuna llevan

implícito el efecto de la dictadura, más evidente ahora que no hay dictadura formal de Estado contra la

que luchar. Por eso los principios de Herri Batasuna son, en último extremo, ingenuos, y sus acciones

brutales.—CANDIDO.

 

< Volver