En la localidad vizcaina de Amorebieta. 
 Cinco atracadores se llevan 14 millones de la empresa IZAR, S. A.     
 
 Arriba.    09/02/1977.  Página: 4. Páginas: 1. Párrafos: 9. 

SUCESOS

LAS últimas investigaciones realizadas por ta Policía en relación con el atraco perpetrado en |a tarde del lunes a ta factoría Izar, S. A., de Amorebieta, han dado como resultado la locaiización de los dos vehículos utilizados por tos atracadores en su huida, el taxi BI-8625-H, propiedad de Luis Escabies, natural de Arjona (Jaén), y el «Citroen GS» BI-2156-G.

EN LA LOCALIDAD VIZCAlNA DE AMOREBIETA

Cinco atracadores se llevan 14 millones de la empresa izar, S. A

• La accion, que se llevo a caboa ultimas horas de la tarde del lunes, puede haber sido realizada per ETA

* Existen fundadas sospechas de que los (asaltantes cantaron con algun confidente en la empresa)

Como se sabe, a última hora de la tarde del lunes, cinco Jóvenes de edades inferiores a los veinticinco años, armados con dos pistolas y dos metralletas y con la cara cubierta, atracaron lo empresa Talleres Izar, de Amorebieta, llevándose 14 millones de pesetas. Por el modo de desarrollarse el atraco, existen fundadas sospechas de que pudiera tratarse de una nueva acción de ETA. Los jóvenes habían llegado en un taxi que habían cogido en las proximidades de Amorebieta y a cuyo conductor hablan maniatado y sacado del vehículo.

Uno vez dentro de la factoría Izar, procedieron a encerrar a unas quince personas que se encontraban en su interior, e inmediatamente, demostraron gran conocimiento del lugar, se apoderaron de unas 700 sobres en los que el gerente de la empresa y otros empleados estaban metiendo las diferencias de salario correspondientes a la ampliación del convenio sindical del Metal, recientemente firmado, y que iba a abonar a los empleados de la empresa.

Posteriormente los atracadores huyeron en el taxi citado y en un «Citroen GS», vehículo de uno de los empleados de la factoría.

Declaraciones de los testigos

Según declaraciones del señor Escabios. propietario del taxi utilizado por los atracadores para la comisión del atraco, dos jóvenes contrataron su taxi en la localidad de Galdacano. Al llegar a Amorebieta, los jóvenes le dejaron maniatado en un descampado, tras pedirte el teléfono de la parada de taxis en Galdácano, a fin de comunicar a sus compañeros el lugar donde le habían dejado para que fueran a recogerle.

El segundo de los vehículos utilizado es propiedad de Julio Esturo Eizaguirre, natural de la localidad vizcaína de Euba y trabajador de la empresa asaltada. Julio cuenta que llegó en su coche hasta la puerta, como todos los días, y esperó a que fichara por él un compañero. Al ver que no regresaba, salió a enterarse de lo que ocurría, momento en que uno de los asaltantes le encañonó y le encerró en la garita del portero, unos quince metros oel edificio de lo fabrica.

Este atracador, añade Julio, se encontraba muy nervioso, hasta et punto que tenía que sujetarse por el brazo (a mano con la que le encañonaba, ya que te temblaba mucho. Tras ordenarle que se pusiera de cara a la pared, cerró la puerta de la garita del portero con to llave que estaba puesta en la cerradura. En ese momento, concluyó Julio, salieron tos demos y huyeron en su coche a toda velocidad.

Según las declaraciones efectuadas por el conserje de la Industria Izar, los atracadores le encañonaron con una pistola calibre 9 mm, largo y le exigieron que les acompañara al interior de lo factoría.

Ninguno de los atracadores actuó cubriéndose la caro, aunque luego, una vez dentro del edificio, uno de los asaltantes se puso un capuchón. Los cinco individuos portaban en total dos pistolas y dos metralletas, de fabricación italiana o belga, según hemos podido confirmar en medios competentes. De acuerdo con la descripción que el conserje ha hecho de los delincuentes, el que se cubrió el rostro con una media era delgado y bajo ¿adores abandonaron fa empreso. dedi-mente bajo y rubio y llevaba un parche en la cara. También se fi|ó en un tercero, alto, de nariz aguileña y cara chuñada, que llevaba gafas.

En el momento de escribir esta crónica, no se ha registrado ninguna detención por parte de la Guardia Civil, que instruye las correspondientes diligencias, así como funcionarios del Cuerpo General de Policía. Sí, en cambio, se tiene sospechas fundadas de que los asaltantes reciberon información de algún empleado de la empresa, que les facilitó todos los pormenores, tales como forma de entrada, hora y tugar preciso y cantidades de dinero que podían sustraer, ya que el lunes era. a todas luces, un dio anodino para cometer esta clase de atracos, ya que no coincidía con el final de mes.

La fábrica Izar. S. A., cuenta en la actualidad con unos 850 trabajadores y cuantos se hallaban en la factoría a la hora del atraco, hacia las siete y cuarto de la tarde, no se dieron cuenta del hecho hasta que los atracadores abandonaron al empresa, dedicada a la fabricación de ballestas y herramientas de corte.

 

< Volver