Autor: Criado, Ramón. 
 Mondragón: Dos jóvenes, contra cuatro guardias civiles de paisano. 
 Dispararon a quemarropa     
 
 Pueblo.    14/03/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 22. 

MONDRAGON:

Dos jóvenes, contra cuatro guardias civiles de paisano

• Uno de los agentes resultó muerto, dos fueron heridos y el cuarto y su novia quedaron ilesos

• Los agresores útil fueron escopetas automáticas con lo» cañones recortados

DISPARARON

• SAN SEBASTIAN, 14. (PUEBLO, por Ramon CBIADO.)—Un guardia civil muerto, etro gravemente herido y un tercero con heridas leves es el balance del atentado Llevado a caso en la madrugada de ayer, domingo, en la localidad guipuzcoana de Mondragón Los autores del atentado son dos indinemos jóvenes que descendieron de un automóvil Seat 1430 y dispararon con sendos escopetas contra un R-12 ocupado por cuatro guardias civiles y la novia de uno de altos» cuando, en un «ceda el paso», se dirigían desde una discoteca M acuartelamiento, alrededor de las tres de la madrugada.

A las cuatro de la tarde de ayer el gobernador civil de Guipúzcoa, señor Belloch Puig, reunía a los medios informativos para dar lectura a la nota oficial acerca de este atentado:

•A loa 2,35 horas del día 13 de marzo, el vehículo H-12 matricula San Sebastián 5863-A, ocupado en la parte delantera por un guardia civil y una joven, y en la parte posterior por tres guardias civiles, todos d» paisano, que regresaban de una discoteca, llegó al cruce de la carretera comarcal 6322, que conduce de Beasain a Durango, con la comarcal 6213, que parte de Mondragón a Vergara, y situado en pleno casco urbano de Mondragón. Al llegar a este paraje, señalizado con un "ceda el paso", se detuvieron detrás de un vehículo Seat 1430 matricula BU-0651-A, que se encontraba en el lugar aparentemente pendiente de cruzarlo.

Inopinadamente se bajaron de los asientos posteriores de éste dos individuos que, dirigiéndose al R-12 por ambos costados, empezaron a disparar las escopetas de que eran portadores sobre los guardias civiles.

Como consecuencia de los disparos realizados con escopetas automáticas y cargadas con cartuchos de bala han resultado: el guardia Constantino Gómez Garcia de veinte años de edad, destinado en el puesto de Oñaté desde hace un año, muerto. El guardia Miguel Santaella Carretero, de veintiséis añoé de edad, destinado en el puesto de Oñate desde hace ocho meses, atendido en un principio en la clínica de Mondragón e intervenido posteriormente en el hospital civil Santiago Apóstol, de Vitoria, muy grave; en estos momentos se encuentra en la unidad de cuidados intensivos (ayer).

SI guardia José Castaño Vázquez, de veinticinco años de edad, destinado en el puesto de Oñate desde hace un año, herido leve.

Los ocupantes del asiento delantero se lanzaron en un principio al suelo y resultaron ilesos.

El R-12 presenta huellas de los impactos producidos por disparos a bocajarro.

por lo menos nueve, a juzgar por las fundas encontradas, y entre ellos atravesando el asiento del conductor de parte a parte. Los cristales laterales de ambos costados se hallan totalmente rotos y mezclados con los restos humanos producidos por los impactos.

Inmediatamente los asesinos se dieron a la fuga, y la víctima y los heridos fueron trasladados en un principio a la clínica de Mondragón.

Poco después fue hallado el vehículo BU-0651-A en la avenida de Vizcaya, al mismo tiempo que su titular se prese ntaba en el sobra las veintiuna horas del día anterior dos individuos le habían encañonado con una pistola, obligándole a introducirse en el maletero y conminándole en vascuence a que permaneciera callado; de este modo rio sufriría daño.

Estuvieron durante este tiempo yendo de un sitio para otro, y últimamente cuando estaban parados, oyó unos disparos, volvieron a ponerse en mov i-miento y poco después se detuvieron definitivamente, oyendo los portazos al salir. Transcurridos unos diez minutos consiguió abrir el maletero y se trasladó al cuartel a denunciar lo sucedido.

En este coche se encontrar on unas esposas de marca francesa, una bala de 9 milímetros Parabellum, cartuchos de bala marca francesa idénticas a ios características de los nueve cartuchos disparados y cuyas fundas fueron encontradas en el lugar de los hechos.»

Algunos datos más sobre el atentado indican que cuando los dos individuos dispararon sus armas, el conductor, instintivamente, empujó a su novia hacia e] suelo para protegerla, por lo que ésta se pudo salvar de los disparos, al igual que el guardia civil.

Según un parte médico facilitado ayer, el herido grave se recupera de sus lesiones, aunque el pronóstico sigue siendo muy grave. Fue ingresado en el centro sanitario Santiago Apóstol, de Vitoria, a las cuatro menos cuarto de la madrugada, donde fue operado por espacio de casi cuatro horas. Presentaba heridas en el maxilar inferior, con gran rotura, y destrozado el cielo de la boca; herida en región cervical derecha, y otras heridas en mano derecha, con gran separación del dedo pulgar y rodilla izquierda. Junto con la operación del maxilar Inferior le fue practicada una traquetomía.

El herido leve, José Castaño, únicamente sufre unos rasguños en una mejilla, producidos por algunos cristales del coche.

El fallecido ara natural de Lugo e hijo de guardia civil. Había ingresado en el Cuerpo el 1 de septiembre de 1975, y fue destinado a Mondragón. La capilla ardiente quedó instalada, a primeras horas de la mañana de ayer, en el cuartel de Mondragón. Hoy s« celebra en esta localidad un funeral de cuerno presente y, posteriormente, el cadáver será trasladado a Lugo.

Han sido colocados controles en todas las carreteras que confluyen a Mondragón, y para tratar de identificar y localizar a los autores del crimen se ha abierto la Correspondiente investigación.

 

< Volver