San Sebastián. 
 Versión oficial sobre la muerte de dos activistas de ETA     
 
 Arriba.    11/03/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 9. 

San Sebastian

VERSIÓN OFICIAL SOBRE LA MUERTE DE DOS ACTIVISTAS DE ETA

SAN SEBASTIAN. (Europa Press.)

A las ocho de la noche terminó ayer una rueda de Prensa en la que el Gobernador Civil, el teniente coronel de la Comandancia de San Sebastián y el comisarlo ¡efe han explicado a los informadores todo io referente al suceso en que perdieron la vida dos militantes de ETA.

El Gobernador Civil leyó en primer lugar una nota oficial sobre el suceso, en la que, entre otras cosas, se dice que «a las 16,15 del día 8, en la localidad de Itxaso (Guipúzcoa), en el kilómetro 51,300 de la carretera comarcal 6.322, en un control móvil de la Guardia Civil, se dio el alto al automóvil «Renault-4» furgoneta, matrícula SS-4273.G, procediendo a pedir el DNI a sus ocupantes. Los dos viajeros sentados en los asientos delanteros procedieron a exhibir dicho documento, y al comprobar el cabo que en lo parte trasera estaba sentado otro viajero solicitó de éste también su documentación. Ante el gesto de enfado que éste hacía, el cabo. que hasta este momento estaba situado a la altura de la ventanilla correspondiente a lo parte izquierda del vehículo, se desplazo, siguiendo su trayectoria por la parte izquierda del vehículo, hasta situarse ante ta puerta trasera de la furgoneta.

Entreabrió la puerta para solicitar el documento y, como le llamara la atención un paquete consistente en un jersey, pidió al viajero que le mostrara el citado paquete, en cuyo momento se resbaló del mismo una pistola marca «Browning 9», que después se pudo comprobar que es. taba cargada con munición FN, que es la que suelen utilizar los «liberados» de ETA. Al contemplar con asombro el cabo el he. cho de que cayera al interior de la furgoneta la yo reseñada pistola, por una reacción instantánea natural, y para ganar tiempo, ya que su metralleta estaba con el seguro puesto, dio un salto hacia lo derecha para escapar del campo teórico de tiro del viajero y de su campo de visión, dado lo limitado desde el interior por él hueco de su puerta. Instantáneamente, y como pudo comprobarse después, el viajero, tirado en el suelo de la parte trasera de la furgoneta, empuñó la pistola y comenzó a disparar.

Para repeler la agresión, el repetido cabo disparó una ráfaga de metralleta, ordenando al guardia encargado de su protección, situado junto al Lard Rover, «¡fuego!», el cual disparó otra ráfaga. Esta es toda la escena, en unos escasos segúndos, ya que el viajero de la parte trasera de la furgoneta, dirigiéndose a la Guardia Civil, gritó «¡No disparéis!»

En la nota se añade también que Andanondo y Mendízábal por anteriores diligencias y declaraciones se sabe que participaron en e! secuestro de don Francisco Luzuriaga, realizado el 11 de enero de 1976 en la localidad de Lasarte, y que «como consecuencia del servicio, además de las dos pistolas de que eran portadores los anteriormente citados se han ocupado una metralleta "Steln" MK 2, calibre BMM Parabellum, abundante munición, dos relojes-bomba con cables para el mismo y pinzas, una pistola «FN» número 76C 10990, una pistola «Firbird» número F 00352, una bomba de mano y numerosa documentación falsa».

Después de explicar toda ta operación, el Gobernador Civil y el teniente coronel respondieron a las preguntas de los periodistas. Uno de éstos leyó una nota de ETA que desmiente el primer comunicado del Gobierno CL vil y afirma que «ha habido numerosos testigos a los que se ha quitado el carnet de Identidad para que no declaren». El teniente coronel afirma no tener ninguna noticia al respecto.

Preguntado sobre cómo entiende la movilización del pueblo en la huelga prácticamente general de ayer, ha señalado el Gobernador Civil que entiende la situación de la gente como movimientos emocionales, pero que no puede consentir que la calle se convierta en algarada y que los sentimientos nobles de la gente sean aprovechados por grupos minoritarios.

A la pregunta hecha en el sentido de si no consideraba excesiva la dureza con la que se emplean en Guipúzcoa las fuerzas del orden, el Gobernador manifestó que, en el mes que lleva en su cargo se siente «orgullosísimo del comportamiento de las fuerzas del orden, ya que no han cumplido más que con lo ordenada». Por otro lado, recalcó el señor Belloch que se encuentran sometidas a fuertes presiones, y que están haciendo su trabajo con mucha serenidad. «Han dado —dijo— un ejemplo de lealtad, disciplina, y aguante, a pesar de que haya gente a quien no le interese reconocerlo.»

Preguntado sobre el número de detenciones en relación con el caso, el teniente coronel de la Comandancia ha dicho que habrá cuatro o cinco. Una de las enfermeras que fue detenida ya ha sido puesta en libertad y la otra parece tener relación directa con los hechos.

 

< Volver