Autor: Barbero, David. 
   Los partidos políticos potencian la revitalización de la cultura y la lengua vasca     
 
 Informaciones.    21/03/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 13. 

Los partidos políticos potencian la revitalizadón de la cultura y la lengua vasca

BILBAO, 21 (INFORMACIONES, por David Barbero).

LA oportunidad de que los partidos políticos mantengan una actividad pública legal y la necesidad ante las elecciones y futura vida parlamentaria de determinar en todos los detalles sus programas, incluso en los aspectos culturales, han proporcionado una importante aportación a la campaña de revitalización de la cultura y la lengua vasca, a la vez que han obligado al replanteamiento cíe aspectos fundamentales de la vida cultural.

Uno de estos aspectos, que ha sido estudiado muy detenidamente durante la elaboración de los programas de los distintos partidos políticos y también de otras instituciones y organismos enraizados en la vida cultural vasca, ha sido el de la potenciación del euskera como Lengua oficial en todo el País Vasco y consiguientemente la planificación del bilingüismo con todas sus consecuencias.

Estos estudios o programas han comenzado por la consideración de lo qué se proponía cuando en el año 1931 se elaboró el Estatuto de autonomía, prestando una específica atención al tema de la lengua vasca. En él y como axioma general, se determinaba en el artículo 16 que «la lengua nacional de los vascos es el euskera. Ella será reconocida como oficial en iguales condiciones que el castellano», dedicándose el articulo siguiente a la realización concreta de este principio general.

Esta realización concreta se llevaría a cabo de diversas maneras en las zonas geográficas calificadas como euskaldunes, es decir, en las que se hablaba principalmente el euskera, y en. el resto también se determinaban 1 a s normas sobre el ejercicio inicial del Idioma vasco y tu enseñanza en las escuelas. Las zonas que debían considerarse como euskaldunes serían determinadas por las respectivas diputaciones provinciales y en ellas todos los funcionarios, tanto administrativos como judiciales, debían ser conocedores del euskera, conocimiento que no era necesario en las zonas no consideradas como tales.

En cuanto a la enseñanza, se determinaba que «en las escuelas de los territorios de lengua vasca se utilizara el euskera como vehículo de enseñanza en ese idioma, cursándose el euskera como asignatura en todos los grados».

PLANIFICACIÓN DEL FUTURO INMEDIATO

Prácticamente nadie pretende aplicar al pie de la letra lo establecido hace más de cuarenta y cinco años, ya que todos son conscientes de que las circunstancias han cambiado durante este período de tiempo, principalmente a causa de las dificultades que el régimen franquista puso al desarrollo del euskera, y a la llegada de muchas personas procedentes de otras regiones españolas y sin ningún conocimiento del Idioma vasco.

En la actualidad, es difícil conocer cuál es el porcentaje de personas que pueden utilizar el euskera correctamente. Recientes afirmaciones de que podía llegar a un 25 por 100 han sido calificadas de exageradas. Indudablemen t e son más los que pueden hablarlo, por haberlo aprendido por .tradición familiar, que los que saben también escribirlo correctamente, dándose la circunstancia de que no siendo el euskera necesario para la realización de ninguna actividad, estaba cayendo en lo que los técnicos califican como «etapa familiar» y que está muy cercana a la extinción.

Estas circunstancias actuales hacen que la mayoría de los programas, sean, de los partidos políticos o no, para el desarrollo de la lengua vasca coloquen como objetivo fundamental conseguir la generalización del bilingüismo y la conversión del euskera en algo «necesario» en la vida cotidana.

Para la consecución de estos objetivos, también se ha procedido a la consideración de las diversas zonas geográficas del País Vasco y las diversas incidencias que el euskera tiene actualmente en ellas. Hoy es prácticamente imposible considerar como euskaldune algunas zonas. En todas, el idioma vasco es, como máximo, una lengua secundaria. Para la clasificación geográfica se han estudiado los criterios aplicados principalmente en diversos países europeos, como Irlanda o Finlandia, que tenían problemas semejantes.

Por supuesto, existen muy diversas opiniones sobre la conveniencia de establecer en el País Vasco uno u otro. Quizá uno de los que ha sido juzgado como más apropiado, ha sido el adoptado por el Partido Socialista Vasco Euskal Sozialista Biltzarrea—, con base en el modelo finlandés, según el cual se considerarían como «bilingües» las anteriormente zonas euskaldunes, en las que continúa una mayor influencia del euskera, y las cuatro capitales, cuyos nombres en el euskera son Bilbo, Donostia, Gasteiz e Iruña.

EUSKALDUNIZACION

Según este criterio, la euskaldünización se llevaría a cabo en niveles o ritmo diferentes para las zonas consideradas bilingües y las monolingües.

En las zonas bilingües se pretende por algunos que los funcionarios, tanto jurídicos como administrativos, tengan obligación de conocer el euskera, para lo que se les exigirá un certificado que concederá, tras un examen, la Real Academia de la Lengua Vasca, y en las escuelas se impartirán todas las enseñanzas en euskera, con clases del castellano a partir del tercer curso de la enseñanza primaria. En estas zonas, los funcionarios monollngües tendrían dos años para «euskaldunizarse» en cursillos intensivos y gratuitos que organizará un comité de la lengua vasca.

En las zonas monolingües no se exigirá a los funcionarios ef certificado de conocer el euskera, basta que parte de la población comience a hablar el idioma vasco y se conviertan en zonas también bilingües. En las escuelas se impartirán las enseñanzas en castellano con introducción del vascuence como asignatura obligatoria desde el primer año fiel curso de la enseñanza primaría.

Asimismo, los medios de difusión, Prensa, Radio y Televisión, especialmente los que sean propiedad del Estado, tendrán que publicar un tercio de sus páginas o emitir un tercio de sus programas en euskera.

También se considerarán como de «interés nacional», con las facilidades económicas consiguientes, las empresas editoriales e instituciones que Impulsen el conocimiento y ei ejercicio del euskera.

 

< Volver