Diez mil vascos saltaron el cerco de Vitoria. 
 Choques entre manifestantes y Policía en el Aberri Eguna     
 
 Diario 16.    11/04/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 10. 

abril 77/DIARIO 16

Diez mil vastos saltaron el cerco de Vitoria

Choques entremanifestantes y Policía en el Aberri Eguna

VITORIA, 11 (D16).

Enfrentamientos de diversa índole se produjeron ayer en Vitoria entre Fueras de Orden Público y manifestantes que acudieron a esta ciudad para conmemorar el Aberri Eguna, cuya celebración había prohibido el Gobierno.

Los incidentes más graves se registraron en las escalinatas de ia iglesia de San Miguel, en cuyo interior se refugieron los manifestantes, mientras la Policía, sin interrupción, disparaba pelotas de goma y botes de humo contra el pórtico. En diversos puntos de la ciudad, los manifestantes levantaron barricadas atravesando coches y colocando material de construcción en la calzada.

Mas de una docena de personas fueron detenidas en los incidentes de la mañana, siendo puestas en libertad la mayor parte de ellas tras su identificación en la Comisaría, al igual que lo habían sido los grupos de jóvenes detenidos durante la noche.

Fuertes controles

Se calcula que 40.000 personas se movilizaron en todo el País Vasco para acudir a ¡a convocatoria del Aberri Eguna (Día de la Patria Vasca), que había sido formulado por la totalidad de los partidos políticos vascos.

Fuertes controles y una jornada climatológica infernal hicieron que únicamente alrededor de 10.000 personas, fundamentalmente durante los primeros días de la Semana Santa, pudieran alcanzar la capital alavesa.

El mayor contingente de forasteras pudo detectarse en la jornada del sábado circulando por la parte vieja de Vitoria, pertrechados en su mayoría con las características vestimentas de los montañeros.

Choques y desalojos

Loa primeros incidentes tuvieron lugar en la noche del sábado eii la calle Cuchillería y en las proximidades de la estación de autobuses de Vitoria. La Policía antidisturbios disparó botes de humo y balas de goma contra grupos cíe manifestantes que exhibían pancartas, proferían gritos de amnistía y solicitaban la disolución de las Fuerzas de Orden Público.

Los choques y las algaradas se prolongaron durante toda la noche, procediendo la Fuerza Pública

a detener en varías ocasiones a los grupos que deambulaban por la ciudad sin domicilio fijo, llegando a desalojar la estación de ferrocarril a las cinco de la madrugada. En la estación se habían refugiado para pasar U noche numerosos grupos de montañeros, que fueron obligados a identificarse por la Policía.

La mañana cubrió de una fina capa de nieve las callea de Vitoria. Apenas podían´ apreciarse algunos grupos de montañeros, que eran vigilados por los fuertes contingentes de Policía Armada que, con refuerzos de la II y VI Banderas de Zaragoza y Burgos, controlaban toda la ciudad.

La gran concentración

A mediodía, momento fijado para la gran concentración, la plaza de la Hispanidad, lugar previsto para el inicio de la manifestación, se encontraba fuertemente vigilada por la fuerza pública. Cuarenta guardias civiles a caballo presentaban un aspecto imponente en el momento en que caía la más copiosa nevada. Se detectaron varios miles de personas concentrándose en las proximidades. Al grito de "Presoak kalera" (Presos a la calle), varios grupos intentaron iniciar la manifestación, pero fueron rápidamente dispersados.

Después, loa intentos de reagrupamiento de loa manifestantes se sucedieron en diversos puntos de la avenida del Generalísimo y calles adyacentes, y fueron disueltos contundentemente por la Policía antidisturbios.

Los grupos más numerosos pudieron concentrarse en los alrededores de Loa Desamparados y en la plaza de la Virgen Blanca, donde loe manifestantes exhibieron "ikurriñas", banderas republic anas y anarquistas y pancartas firniadas por diversos partidos. Loa incidentes se mantuvieron en esta zona durante hora y media, produciéndose un incendio en el segundo piso de una de las casas de la plaza como consecuencia del estallido de un bote de humo en el interior de la vivienda. Los bomberos consiguieron sofocar el incendio en pocos minutos.

 

< Volver