Autor: Portell, Jose María. 
 Día de la Patria Vasca. 
 Durango: Comunistas, maoistas y un herido grave     
 
 ABC.    12/04/1977.  Página: 11. Páginas: 1. Párrafos: 19. 

DÍA DE LA PATRIA VASCA

DURANGO: COMUNISTAS, MAOISTAS Y UN HERIDO GRAVE

Bilbao. 11.

(Crónica de nuestro corresponsal.)

Los vizcaínos no pudieron llegar hasta Vitoria por los accesos normales de Altube. Urquiola, Barazar y Dima, que son los cuatro únicos que existen. La Guardia Civil —que controló rigurosamente las carreteras— impidió el paso hacia la capital alavesa. El tiempo fue de frío v nieve —y en algunos puertos los automóviles requerían el uso de cadenas para pasarlos—. pero aunque el día hubiera aparecido dulcemente primaveral, el resultado hubiera sido el mismo. Llegar a Vitoria era una meta prácticamente Inalcanzable.

Incluso la autoridad obligó a suspender los servicios de los autobuses regulares que cumplen el servicio Bilbao-Vitoria.

Solamente algunos centenares de personas, especialmente jóvenes, lograron romper los rígidos controles; pero, para ello, tuvieron que adentrarse en la provincia alavesa por intrincados senderos montañosos no vigilados.

PELOTAS DE GOMA.

Podría decirse que Durango se convirtió en el lugar de reunión para el «Abarrí Eguna» de los comunistas, maoístas y leninistas, especialmente.

La hora de la cita era las doce del mediodía. Centenares de personas —¿cinco mil?— lograron llegar hasta Durango sin apenas problemas, pese a que fuerzas de la Guardia Civil estaban en el acceso de la carretera general de San Sebastián.

En la plaza de Eskurdi estaba presente, asimismo, la Guardia Civil, con el fin de impedir cualquier concentración humana.

Por la mañana, durante dos horas —entre las doce del mediodía y dos de la tarde—, hubo entontamientos esporádicos entres los manifestantes y las fuerzas antidisturbios. Cargas, disparos, de pelotas de goma,, carreras, botes de humo. etc.

JOVEN HERIDO.

Por la tarde continuaron los enfrentamlentos. Especialmente recrudecieron a partir de las ocho de la tarde, al atardecer, cuando disminuía la visibilidad.

Desde algunas ventanas se arrojan objetos a las Fuerzas de Orden Público, que permanecen en las calles.

Con megáfonos, las Fuerzas del Orden sugieren que bajen las persianas de las ventanas, porque pueden haber disparos de pelotas. Los manifestantes siguieron gritando: «¡Presoak kalera!» («¡Presos a la Salle !»). La tensión aumentaba.

El balance del «Aberri Eguna» en Durango registró un número de once heridos o contusionados, cifra no alcanzada en otros lugares. Se llevó la peor parte el joven de veintitrés años Francisco Javier Lejarazu, de Abadiano, que tuvo que ser Internado con herida en cuero cabelludo, traumatismo encefalocraneal y fractura de cráneo. Por otro lado, una joven de diecisiete años resultó con la mandíbula rota. También hubo de ser trasladada a un centro asistencial.

Al parecer, tanto Francisco Javier como la joven de diecisiete años fueron heridos por los disparos de pelotas de goma. Incluso se afirma —aunque no ha podido confirmarse— que el muchacho de Abadiano recibió también algún culatazo en la cabeza. Su estado es grave, aunque evolucionará favorablemente.

Otras nueve personas fueron atendida» en los puestos de la Cruz Roja por diversas lesiones o contusiones.

COMUNISTAS LEGALES.

El primero que dio la orden de abandonar Durango fue el «Partido Comunista». Alrededor de las doce y media, sus militantes —qué por primera vez se paseaban, legal y tranquilamente, con sus banderas rojas y emblemas en la solapa con la hoz y el martillo— emprendían el regresa editando enfrentamlentos.

Alrededor de la una y media del mediodía, unos 500 militantes del «Partido Comunista» de Euskadl se concentraron en 1a plaza pública de Amorebieta. Banderas rojas, altavoces, alguna «ikurriña»... La Guardia Civil Inspecciona el lugar, pero no Interviene.

Antes de disolver la concentración se cantó «La Internacional» y el «Eusko Gudartak

».

En la entrada a Bilbao, algunos manifestantes que regresaban por carretera concentrados fueron dispersados por la autoridad. Incluso se afirma que en la zona de Hurtado de Saracho y Zabalbide fueron retiradas por parte de la autoridad que controlaba el cruce «ikurriñas» y otras banderas. Esto causó bastante desconcierto.

Asimismo, a lo largo de todo el domingo también hubo grupos de manifestantes en Bermeo, Mundaca. Guernica, etc., totalizando un número de cinco o seto mil personas. También hubo grupos de manifestantes en diversos lugares de Bilbao capital. Arenas, Gran Vía, proximidades dsl campo de fútbol, etc.

En Algorta (Guecho) se volvió a repetir otro suceso lamentable. Sobre las ocho do la noche, unas seiscientas personal se manifestaron por la avenida del Ejército, Dos guardias civiles que viajaban en ua Seat rojo llegaron junto a los manifestantes y uno de los agentes, tras apearse, dio un golpe con el arma a José Bretes. de «Acción Nacionalista Vasca», abriéndole una brocha en una ceja.

José María PORTELL.

 

< Volver