Autor: López Sancho, Lorenzo (ISIDRO). 
   Robaperas     
 
 ABC.    26/02/1981.  Página: 4. Páginas: 1. Párrafos: 4. 

Fuente: ABC MADRID Fecha: 26-02-1981 Página 16

Planetario

Robaperas

Quizá a ningún profesional le aféele tanto el carácter de la sociedad en que actúa como al periodista. Si

trabaja en época de dictadura, su atalaje es la mordaza. Si lo hace en época de libertad se queda sin atalaje

alguno, en cueros vivos. Hay quienes pretenden despojarle de cualquier tipo de titulación o competencia

oficialmente consagrada. Parafraseando aquéllos viejos versos de León Felipe que aseguraba que «para

enterrar a los muertos corno debemos, cualquiera sirve, cualquiera menos un sepulturero, dictaminan que

para escribir y hacer* periódicos como debemos cualquiera sirve, cualquiera, menos un periodista

titulado, un periodista que haya estudiado técnicamente su profesión, un periodista que haya hecho una

licenciatura que, naturalmente no le dará talento si no lo tiene, porque ya desde tiempos de Fray Luis se

decía que lo que naturaleza no da, Salamanca no presta, pero que a poco que tenga, algo, creo yo,

aprenderá del oficio.

No basta que arrancando los goznes universitarios y arrasando tos cauces que suelen exigirse para otras

profesiones intelectuales, se haga tabla rasa de una profesión que es la más propia .de este siglo que se

cierra bajo el doble signo de la ciencia biológica y de la comunicación. Tienen que aparecer ridículos

personajes fracasados en la difícil tarea de editar, periódicos, para descargar su propio fracaso en los

periodistas llamándoles robaperas, como, me dicen, ha hecho un tal señor de Lema en Asturias

promoviendo a indignación, cuando sólo debería haber promovido a carcajada a los periodistas

asturianos. El lema de ese Lema es el fracaso. Si su familia, acreditada por una larga historia periodística,

no lo hubiera prudentemente exiliado, tal ••entendido" habría logrado hundir por completo a uno de los

diarios más antiguos de España, a uñó de ios que, ay, en tiempos, fue de los más prestigiosos de nuestro

país y constituyó con su título el periódico por antonomasia de .Galacia.

Hubo un tiempo en que los lugareños gallegos jamás pedían en el quiosco un periódico, pedían o Faro».

Pero de aquellos tiempos no queda más que el recuerdo. Este Lema y otros que le precedieron, postraron

aquel gran diario a lo que es hoy y nos apena a quienes en él tuvimos el honor de colaborar en aquellos

tiempos que era grande y se distinguía eso si, por la parquedad con que pagaba a sus colaboradores. Si

estos no eran robaperas, que no io eran pues de allí salieron ilustres periodistas, no sería por falta de

necesidad, que de eso ya se encargaban este y otros Lemas, sino por sobra de dignidad y de talento.

Con la libertad, hay editores que buscan robaperas para hacer periódicos y, claro está, tomando luego el

rábano por las hojas, se permiten creer que los periodistas son robaperas. Inconvenientes de la libertad en

este país en que tan fácilmente se abusa de ella. Lema de algunos: hacer de la libertad periodística asunto

de robaperas. Los muy robaperas.—Lorenzo LÓPEZ SANCHO

 

< Volver